Quejas en un  colegio que no  rinde las cuentas

La comunidad educativa del Colegio Secundario 5.086 Julio Sergio Jovanovics, de Campo Quijano, se encuentra en alerta por la falta de rendición de cuentas sobre diversos fondos que ingresaron a la institución entre los años 2015 y 2017, de los cuales no existe registro, pese a los pedidos y expedientes que se conformaron.

Integrantes de esa comunidad educativa aportaron a El Tribuno abundante documentación que da cuenta de esta situación irregular y exigieron que las autoridades se expidan sobre el tema.

Según lo que expresaron, la falta de rendición de cuentas ha provocado la caída de planes de asistencia que venían desde Nación. Mientras tanto, la ayuda desde la Provincia se vio igualmente afectada por esta actitud "poco transparente y que afecta directamente a los chicos".

"No hay ninguna rendición de cuentas en distintos rubros desde el año 2015 en adelante. A través de notas se pidió esta rendición a la directora en varias oportunidades, pero no hubo respuesta. Tampoco los supervisores lograron algo", dijeron.

Entre la documentación aportada, figuran expedientes a nivel provincial, como así también planillas de Nación del Sistema de Transferencia de Recursos Educativos (Sitrared), donde se destacan los montos destinados y las líneas de acción de varios programas como Parlamento Mercosur, Proyecto Solidario, CAJ, Plan Fines para la finalización de estudios primarios y secundarios, entre otros. Ante esta situación, algunos de estos programas quedaron sin efecto en perjuicio de los alumnos.

A nivel provincial existen sendos expedientes en el Ministerio de Educación. La última notificación tiene carácter de intimación y fue dirigida con fecha 29 de septiembre de 2017 a la directora del establecimiento, Beatriz Carrizo. En ella se la intimó, por última vez, a presentar la rendición de cuentas bajo apercibimiento de iniciar acciones judiciales.

Flojito de papeles

Las notas reclaman la efectiva rendición de cuentas de la Asistencia Alimentaria del comedor escolar, por un monto superior a los 675 mil pesos, correspondientes a los períodos 2015, 2016 y parte de 2017. Ante esa advertencia, la directora se acogió al artículo 24 y tomó licencia por enfermedad con largo tratamiento. En agosto de ese año surgió el expediente C120042-24998/17. Dos años después, en agosto de 2019, se abrió un nuevo expediente bajo el número 42-239395/17-0 donde falta la rendición de la copa de leche y los programas nacionales. Pero en esta ultima investigación “no figuran los fondos enviados desde el 2015 al 2017 por obras para el comienzo de clases”

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...