Animales envenenados: Insisten con la detención del  dueño de la finca y su empleado

Continúan las derivaciones del caso de animales muertos que conmocionaron a Salta. Luego de que más de 40 perros, caballos y aves aparecieran muertas en San Luis, más precisamente en el barrio El Refugio, el fiscal Portal insistió ayer con el pedido de detención del dueño de la finca y un trabajador de la misma, quienes son sospechosos de haber esparcido un mortal veneno.

El fiscal interino de Rosario de Lerma, Gabriel Portal, interpuso un recurso de apelación contra la resolución que el 8 de noviembre pasado dispuso ordenar la libertad de los imputados Roberto Flores y Sebastián Saravia Zenteno. Pide que se revoque la resolución y se deje sin efecto la concesión del beneficio de la libertad. Menciona que el juez interviniente "ha entorpecido la labor de este Ministerio Fiscal y ha generado con mayor intensidad el riesgo procesal".

En su apelación, el fiscal penal dijo: "Contrariamente a la petición de la Fiscalía de mantener sometido al encierro cautelar al imputado Flores y a la solicitud de captura y detención formulada el 7 de noviembre al imputado Sebastián Saravia Zenteno, el juez de Garantías resolvió acoger la solicitud de la defensa al ordenar la libertad de sus asistidos, lo que ocasiona a este Ministerio Público un perjuicio de imposible reparación".

Dijo que existen elementos de convicción suficientes para sostener como probable la participación punible de los imputados y que es evidente el riesgo de fuga y de entorpecimiento de la averiguación, razón por la cual solicitó "el mantenimiento de detención de Flores y se libre orden de captura y detención de su empleador y persona que explotaba con actividad ganadera el lugar, el Sr. Zenteno Saravia, peticiones que fueron denegadas por el magistrado".

Flores se encuentra imputado por el delito de amenazas y actos de maltrato y crueldad animal en concurso real y Sebastián Saravia Zenteno por maltrato y actos de crueldad contra los animales, por los hechos ocurridos en barrio El Refugio, sobre ruta provincial 87, donde residen unas 60 familias y donde el accionar de los imputados, "al arrojar sobre una extensión del terreno que bordea la finca donde realizan su actividad de lucro, trozos de carne conteniendo carbofurán (uno de los pesticidas de carbamato más tóxicos y cuyo uso se encuentra prohibido en Argentina), ocasionaron un daño a la comunidad". Agrega la presentación hecha al juez Rodríguez Pipino que "los animales pertenecientes a las familias tuvieron contacto con la sustancia tóxica, prohibida, peligrosa para la vida y ello provocó la muerte, padecimiento y sufrimiento de los animales por el envenenamiento mal anunciado que concretó Flores".

También dijo que el juez, al ordenar la libertad de los imputados, "ha entorpecido la labor de este Ministerio Fiscal, ha generado con mayor intensidad el riesgo procesal, el cual no es posible de ser neutralizado en el tiempo con una medida de coerción menos gravosa si se tiene en cuenta la calificación legal de los hechos imputados, que registran una gravedad y connotación pública que debe ser valorada y protegida".

Y agregó que el caso se agrava, "incluso cuando restan incorporar medidas probatorias en orden a determinar un daño más gravoso de tipo ambiental, el grado de afectación del suceso que ha tenido en vilo a toda una comunidad y siendo que las medidas solicitadas han tenido como único fin asegurar la presencia del imputado durante el proceso, dada la complejidad el evento dañoso que ha producido". Por ello, "debe asegurarse la no interferencia de los encartados en la actividad desarrollada por la fiscalía, más aún, surgiendo de las constancias obrantes en el legajo de investigación, la conducta demostrada por los imputados, tanto del dueño de la finca como de su empleado, de no colaborar con la investigación, incluso de evadirse".

El agua no está contaminada

La Fiscalía Penal de Rosario de Lerma, a cargo interinamente del fiscal de Cerrillos, Gabriel Portal, ordenó el análisis de agua de pozo y de red en el marco de la investigación iniciada a partir de la denuncia de dos vecinas de San Luis, por la muerte de animales. 
Profesionales del CIF tomaron muestras de agua del grifo y pozo que abastece el consumo humano de las viviendas de dos adultos (un hombre y una mujer), quienes presentaron síntomas de intoxicación. Las muestras obtenidas y que fueron procesadas desde el 7 de noviembre no detectaron la presencia del pesticida. Sin embargo, se realizará un segundo informe para confirmarlo.
Previamente, el CIF había confirmado que el veneno utilizado para matar a los animales a través de carne contaminada fue carbofurán.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Encuesta

¿Para qué vas a usar el aguinaldo?

Vacaciones
Pagar deuda
Consumo
Ahorro
ver resultados

Importante ahora

cargando...