“Se vienen tiempos difíciles: no hay lugar para improvisaciones ni para improvisados”

El intendente Juan Angel Pérez, candidato a renovar su mandato al frente del municipio, habló con El Tribuno sobre la situación política y social de La Merced. “Quiero ejecutar un programa de obras en estos próximos cuatro años para hacer frente a la demanda y pensando en las próximas generaciones. Luego me retiro”, adelantó el jefe comunal.  

¿Se viven momentos de tensión en La Merced?
En La Merced la gente vive tranquila, son algunos sectores opositores los que quieren instalar el miedo, el enfrentamiento y el odio. No entendieron nunca que la política se trata de resolverle los problemas a la gente. Actúan como lo hacen las barras bravas en las canchas. Es la forma que han encontrado de hacerse visibles, porque todos fueron funcionarios y algunos lo vienen siendo desde hace muchísimos años, pero la gente no los conoce por ninguna gestión, ninguna obra, nada en concreto. Los mercedeños los conocen por los escándalos, porque se pasean por todos lados desprestigiando y criticando al adversario.

"El pueblo evaluará y es quien decidirá finalmente. Pero mi ánimo no es el del enfrentamiento, lo invito a compitan dando a conocer sus propuestas, que nadie las conoce".

 

¿Cuál es su relación con Leavy, Olmedo y Sáenz?
Nos conocemos, en este andar por este camino de la política donde dejamos gran parte de nuestra vida nos ha tocado con algunos acompañarnos, con otros competir, pero siempre en un marco de profundo respeto. En esta oportunidad llevamos al “Oso” porque así lo hemos consensuado y con Olmedo hemos competido en muchas oportunidades, pero lo entendemos como eso, como una contienda electoral. Hasta siendo opositor en una oportunidad lo hemos recibido en nuestra sede partidaria y la gente lo aplaudió, siempre que vino a hacer campaña hemos dialogado, tuvimos un excelente trato. Y con Sáenz son muchos años de conocernos, hasta de forjar una amistad, es un compañero al que valoro. Así que no hay fricciones con ninguno y si hay desacuerdos quedan en el plano político, no en el personal. 
Sin embargo, eso no lo entiende la oposición local que ha saltado de un lado a otro buscando la oportunidad de ser “arrastrado” por los votos de los candidatos provinciales. Ojalá aprendan, porque si un día les toca gobernar, tienen que hacerlo para todos, no se gobierna para un sector. Y hay que ocuparse de las problemáticas de la gente, que siempre son muchas y más ahora, en tiempos de crisis.

Después de tantos años en la intendencia, ¿qué cree que le falta hacer?
Mi única aspiración es en estos próximos cuatro años construir la infraestructura que la falta a la localidad para transitar las próximas décadas. Es el último paso para retirarme y dar por concluida mi tarea. Una tarea que fue de una vida entregada al servicio de la gente. El departamento Cerrillos fue el de mayor crecimiento en la provincia y eso trajo aparejado un sinnúmero de nuevas necesidades, como la de ampliar la red de servicios a amplios sectores rurales convertidos hoy en polos habitacionales. Continuar con la pavimentación e iluminación de los nuevos barrios, generar una nueva oferta educativa. En ese camino propongo crear una Escuela de Artes y Oficios, para que nuestros jóvenes se formen y puedan comenzar a trabajar. Estamos creando espacios destinados a fomentar el turismo y en el que los emprendedores locales puedan comercializar sus productos y servicios. Es así que reformamos la ex Estación de Trenes, dotamos al predio de iluminación y de todos los servicios. Allí estamos construyendo un paseo peatonal y tenemos planificado construir otro paseo a la vera de calle Güemes, en el tramo que va hasta el cementerio. Vamos a poner en marcha un programa de arreglo de veredas en todo el casco urbano y a construir un colegio secundario en San Agustín. Es toda una agenda de obras que hoy se requiere para hacer frente a la demanda tanto en el casco urbano como en cada uno de los parajes rurales y también pensando en la generación de empleo y en lo que se necesitará a futuro. Ahora arrancamos con la puesta en marcha del proyecto de construcción de la planta depuradora de líquido cloacales, sobre 34 hectáreas, a lo que seguirá la instalación de la red de cloacas en La Merced y San Agustín. Es el último paso que quiero dar y luego será tarea de las próximas generaciones en continuar con ese trabajo.

"En mi gestión se han construido colegios, se gestionaron escuelas, se abrieron centros de día para la atención de los abuelos; centros de salud municipales en distintos puntos de la localidad, que brindan atención profesional; se hizo de la atención a la discapacidad una política de Estado desde hace muchísimos años, con un centro Formar que es un verdadero modelo; se construyeron innumerables barrios, plazas, etc".

 

¿Se vienen momentos difíciles en materia económica?
Creo que gran parte de los argentinos sufrimos esta crisis pero, además, sabemos que los próximos años serán muy pero muy difícil. La situación nacional siempre se traslada a las provincias y luego a los municipios. No hay lugar para improvisaciones ni para improvisados, sino chocás... chocás el municipio y la perjudicada es la gente. Hemos sabido llevar el barco a puerto todo este tiempo y cumplimos en tiempo y forma con el pago de sueldos, con el pago a proveedores y tenemos las finanzas equilibradas, que no es tarea fácil para nadie. Son cosas muy delicadas, que requieren de mucha experiencia. Pasó muchas veces y eso creo que la gente lo sabe, de sectores opositores que eran una maravilla criticando, pero cuando les tocó gobernar no supieron que hacer y chocaron de frente. Y las consecuencias las paga el pueblo durante años. Es fácil y rápido destruir. Construir lleva tiempo y mucho esfuerzo. Soy consciente que debe haber oposición, pero una oposición que esté a la altura, que tenga ideas, que tenga proyectos, que no vea al municipio o al Estado como un botín de guerra.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...