“Es un doble desafío, pero también una evolución en la institución”

El esfuerzo, la perseverancia, preparación y pasión por aprender todos los días un poquito más condujo a Norma Morales a ser por primera vez en la historia de la Policía de Salta jefa de esa fuerza. Nacida en Salta capital, su grupo familiar se compone por su marido y su hijo, este último cursa la recta final de la Licenciatura en Criminalística y tiene deseos de ingresar a la fuerza más allá de las recomendaciones de sus padres.

Con 29 años de servicio en la fuerza provincial la flamante Jefa de la Policía estaba cerca de jubilarse, dispuesta a seguir desempeñando la actividad que supo cuidar y defender, también había hablado con su familia respecto al inminente retiro de la fuerza tras cumplir los años de servicio. “Recibí un llamado del gobernador Sáenz donde me dio la noticia de que iba a ser la jefa de Policía, sinceramente me quedé sin reacción, fue una emoción tan grande, no sabía qué responder”, contó nuevamente emocionada Norma en diálogo con El Tribuno. “Agradezco la confianza que el doctor Sáenz deposita en mí para llevar adelante mi función, voy a poner lo mejor como en todos los destinos donde me tocó estar. Trabajaremos para la comunidad y también para enaltecer la institución”.

Lejos de inmiscuirse en los temas candentes como el machismo históricamente imperante en la institución policial o sin posicionarse en un lugar al ser consultada por el caso del policía Chocobar, la nueva jefa prefirió eludir ese tipo de consultas y responder de manera protocolar. Actualmente la Policía cuenta con más de 11.000 efectivos de esa cifra se desprende que 3.025 son mujeres.

¿Qué le respondió a su único hijo cuando le dijo que quiere ser parte de la Policía de Salta?

Que no, desde mi lugar de madre lo aconsejé seguir otra carrera, pero es él quien decide qué hacer. Ser policía no es fácil, muchas veces tenés que dejar de lado un montón de cosas que no son para nada menores como la familia, hay fechas claves donde no tenemos la oportunidad de festejar o compartir con nuestros seres más queridos. 

¿Y usted, por qué eligió ser policía?

Nunca me imaginé ser policía, después de terminar la secundaria me inscribí para hacer el profesorado de Matemáticas y una amiga, compañera de la secundaria, me dijo que nos inscribiéramos en el Ejército o la Policía provincial. Me terminó convenciendo y lo hicimos, empezamos a hacer los exámenes en la Policía, nos fue bien y seguimos. Me acuerdo que en ese entonces nos anotamos en la Escuela de Cadetes de la Policía, estaba en la avenida Arenales -actualmente en el barrio El Huaico-. Fue a fines de 1987. (La amiga terminó abandonando porque en algunas materias no le fue bien).

¿Y sus padres, qué le decían?

A mi mamá no le gustaba nada, ya estaba cursando el primer año y me parecía muy duro, pero a la vez con cierta adrenalina que me gustaba. Llegaba a mi casa con los brazos y piernas golpeadas, la ropa rota y ese tipo de cosas y mi mamá me repetía el poco convencimiento que tenía de lo que estaba haciendo. El otro día, cuando les comuniqué a mis padres la designación que me dieron como jefa de Policía se emocionaron y se pusieron muy contentos porque saben del esfuerzo que una tuvo que hacer todos estos años.

¿Cómo fue su niñez y adolescencia?

Tuve una niñez muy feliz porque mis padres me dieron todo lo mejor, mucho cariño, mucho amor (se emociona), la verdad que me emociona pensar en todo eso y agradezco a Dios poder tenerlos todavía con vida. Mi adolescencia también fue muy linda, mi papá y mi mamá siempre me aconsejaron, recibí mucho apoyo y contención, el acompañamiento necesario que me ayudó a recibirme en la Escuela de Policías y obtener mi título de oficial de policía.

¿Imaginó alguna vez con llegar a jefa de la Policía?

Una como miembro de la fuerza aspira siempre a llegar a la última jerarquía (comisario general), es el sueño de todo policía. Y como mujer siempre sentí que tengo las condiciones necesarias, sentía que podía llegar a esa jerarquía. Como mujeres que somos podemos hacer las cosas bien, nos capacitamos y preparamos para ellos. Nunca había sido designada una mujer como jefa de Policía, el anhelo de todos los policías, hombres y mujeres, siempre fue llegar a la última jerarquía.

Teniendo en cuenta el entorno donde predominan hombres, ¿cómo fue el recorrido que tuvo que hacer hasta llegar a jefa?

Siempre en la fuerza hubo jefes y compañeros muy exigentes. Muchas veces y lamentablemente el trabajo de la mujer no era reconocido, hasta el 2005 por ejemplo la mujer no podía llegar a la última jerarquía, únicamente hasta comisario inspector. Pero fuimos demostrando que podíamos llegar, podíamos cumplir funciones en áreas importantes. A mí me paso cuando me designaron el área de Seguridad Vial, nunca hasta ese momento había estado una mujer a cargo. Fue un desafío enorme llegar a un área que nunca había sido conducida por una mujer. Me tocó vivir momentos tristes cuando por ejemplo me tocaba un ascenso y no me lo daban, sabía en mi interior que estaba en condiciones es como que te desanima un poco, pero siempre tuve el apoyo de mi familia y mis compañeros, mis camaradas quienes nunca me dejaron bajar los brazos.

¿Siente que por ser la primera mujer en ser jefa de la Policía será un doble desafío?

Sí, será un doble desafío pero también siento y entiendo que es algo muy positivo hay una evolución en la institución policial. Esto demuestra que la institución ha crecido y todos los que formamos parte de la Policía tenemos el profesionalismo necesario para seguir alentando a que sea así. La finalidad es cumplir la misión institucional independientemente del género.

¿Cómo llevará a cabo su gestión?

Será una continuidad del trabajo que venimos haciendo en la Policía. La institución cuenta con un plan estratégico institucional donde se exponen todas las metas a alcanzar en distintos períodos ya sea a corto, mediano o a largo plazo. Pensando siempre en la protección de las personas, resguardar el orden público, la convivencia de la sociedad pesando en el bien común. Vamos a llevar a cabo las estrategias institucionales donde vamos a tener en cuenta el desarrollo social pacífico, la convivencia, prevención del delito, el narcotráfico, la policía de proximidad trabajando con los centros vecinales y la policía comunitaria que viene haciendo un excelente trabajo.

¿Cuál será su mayor desafío?

Trabajar para aunar esfuerzos, mejorar la calidad del servicio que brindamos a la comunidad. Prevención del delito, tratar de mantener el tiempo de respuesta a los distintos requerimientos que tiene la sociedad frente a las distintas emergencias.

¿En caso de ser necesario, llevará a cabo una depuración en la Policía?

La Policía tiene un protocolo, cuenta con su ley del personal policial donde se establecen los lineamientos. Aquel policía que se vea involucrado en un hecho delictivo y empañe la imagen de la institución inmediatamente se lo separará de la fuerza policial y paralelamente habrá una investigación a cargo de la Oficina de Asuntos Internos. Allí se determinará la separación o no definitiva de la fuerza.

Frente a determinada marcha que lleve adelante algún sector de la sociedad, ¿cómo actuará?

Ante cualquier situación que se presente hay un protocolo de actuación y se actuará conforme lo establece la Ley. En caso de que se haya producido un delito se dará intervención a la Justicia Penal desde donde a través de los fiscales van a disponer las medidas que consideren necesarias.

¿Qué concepto tiene del caso Chocobar, el policía que mató por la espalda a un ladrón en Buenos Aires?

No estoy interiorizada del tema, lo poco que escuché fue en los medios. Se judicializó el hecho y en ese caso será la Justicia Penal la que disponga si el accionar de ese efectivo estuvo o no dentro del marco legal vigente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...