"Trabajar para no lamentar más pérdidas"

La ministra de Seguridad, Sabina Frederic, expresó ayer sus condolencias a familiares y compañeros de los 43 gendarmes del destacamento móvil 5 que murieron hace cuatro años, mientras viajaban en un colectivo que volcó en territorio salteño, y se comprometió "a trabajar para no tener que lamentar más pérdidas".

"Hoy que se cumplen cuatro años del fallecimiento de 43 gendarmes del destacamento móvil 5, como ministra de Seguridad quiero expresar mis condolencias a sus familiares y camaradas. Nos comprometemos a trabajar para no tener que lamentar más pérdidas", señaló ayer la ministra de Seguridad en su cuenta de Twitter, tras arrobar a @gendarmeria.

El siniestro ocurrió el 14 de diciembre de 2015, cuando un colectivo marca Mercedes Benz volcó y cayó al arroyo Balboa sobre la ruta nacional 34, en jurisdicción del departamento de Rosario de la Frontera, en el interior de Salta.

Como consecuencia del trágico episodio, 43 de los 50 gendarmes que viajaban desde Santiago del Estero a Jujuy para apoyar el operativo dispuesto por un acampe de la organización barrial Tupac Amaru en la capital jujeña y por orden del Ministerio de Seguridad de la Nación, murieron.

Por el hecho, la Cámara Federal de Salta procesó el 21 de septiembre de 2017 a dos funcionarios de Gendarmería Nacional, el oficial logístico Juan Carlos Germán y el encargado de la División Motorizada del destacamento Móvil Cinco de la Gendarmería Nacional, comandante Ricardo Villasanti.

Ambos funcionarios fueron considerados responsables del delito de "estrago culposo con resultado de muerte" y se los embargó por 5 millones de pesos a cada uno, confirmado por una sentencia de la Sala II de la Cámara Federal de Salta, integrada por Mariana Catalano, Alejandro Castellanos y Guillermo Elías.

Los jueces analizaron los peritajes que se realizaron tras el accidente y comprobaron la ruptura del neumático delantero derecho y el mal estado de las gomas que llevaban rodados 88.137 kilómetros, con un desgaste desparejo y fecha de fabricación en 2007.

Para los magistrados, esa habría sido a prima facie la causa del siniestro, lo que obliga a examinar la responsabilidad de quienes tenían a su cargo velar por el correcto funcionamiento de las unidades de traslado.

El accidente, uno de los más graves de la historia argentina, se produjo a las 2.30 de la madrugada, a la altura del kilómetro 956 de la ruta 34, sobre el puente que cruza el río Balboa, 20 kilómetros al sudeste de la ciudad de Rosario de la Frontera y 195 kilómetros al sur de la capital salteña.

El vocero de Vialidad Nacional, Ernesto Arriaga, dijo en ese momento que el tacómetro del último de los tres colectivos de Gendarmería que integraban la caravana que viajaba a Jujuy quedó clavado en 80 kilómetros por hora al momento del accidente, 10 kilómetros por hora por debajo del límite máximo de velocidad permitido en ese tramo de la ruta 34. El presidente Mauricio Macri decretó un duelo nacional por 24 horas en honor a los gendarmes y opinó que "hay que mejorar las rutas para que estas cosas no sigan pasando".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...