Nerón, el paradigma

En un año de cambios, hubo personajes que resultaron todo un paradigma en este sentido. Su presencia o surgimiento como figuras públicas, los posicionaron dentro de un espectro que marca un nuevo rumbo en el entorno social más inmediato. Uno de ellos es, sin dudas, Rogelio Nerón, el primer intendente wichí que resultó electo en Santa Victoria Este, en las elecciones generales de octubre. Nerón, de 51 años, es el primer intendente salteño, nacido y criado dentro de una comunidad originaria. Exponente de su cultura en el mismo contexto geográfico y cultural que lo vio nacer y ahora convertido en el jefe comunal de una sociedad integrada por aborígenes, pero también por criollos, lleva ese peso que la historia política en Salta ya le puso encima.

Tal vez, en ese marco, la euforia del triunfo no lo dejó ver los múltiples problemas que tendrá que afrontar como intendente de uno de los pueblos más pobres de todo el país. Pero las urgencias sociales son demasiadas y es necesario el trabajo inmediato en el terreno para combatir la desnutrición, la mortandad infantil, el analfabetismo y el desempleo.
La población total de Santa Victoria Este está compuesta por un 70% de originarios y un 30% de criollos. De un análisis del escrutinio surge claramente que a Nerón no solo lo votaron las comunidades aborígenes, sino también esos criollos que completan el padrón electoral. No se trató entonces de un triunfo político en términos sectarios, por lo que Nerón sostiene que será necesaria una visión totalmente inclusiva para su gobierno.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...