Familiares del hincha que quedó cuadripléjico tras un ataque se manifestaron en Ciudad Judicial

Familiares de José María,  el hincha de San Lorenzo, que fue atacado el 29 de enero de 2014 en las cercanías al estadio Martearena luego de un partido entre River y San Lorenzo se manifestaron hoy en la Ciudad judicial. Tras ese ataque, ocurrido ya hace sies años, el joven quedó cuadripléjico.

La madre de José María, Rosa Gómez, en diálogo por Radio Salta  dijo que por las trabas burocráticas la injusticia hacia su hijo se mantiene a casi seis años de ocurrido el ataque.
“Vamos a seguir hasta que se haga Justicia. Hoy debería haber comenzado la audiencia de imposición de pena, pero fue suspendida. Venimos a pedirle al juez y a reclamar porque hoy era la audiencia. Ahora nos dicen que no hay fecha”, sostuvo la madre del joven. 

Rosa afirmó también que no terminará su lucha hasta que se haga Justicia por su hijo, pero aclaró que ni siquiera eso podrá reponer su dolor y el de su familia. “Agradezco a dos personas; una de Buenos Aires y otra de acá de Salta porque porque por ellos lo tengo con vida. Todo los días le converso, le hablo y el se ríe. Para mí eso es un gran consuelo y me da mucha fuerza. No voy a para hasta conseguir Justicia”, finalizó la madre. 


El caso ocurrió en 2014

El lamentable episodio ocurrió el 29 de enero de 2014 fue contado en detalles por Manuel,  hermano gemelo de la víctima quén en una entrevista con El Tribuno revivió lo sucedido. 

"Ese día yo estuve con mi hermano. Fuimos a ver el partido. Estábamos emocionados porque había ganado San Lorenzo. Cuando terminó salimos del estadio Martearena. Íbamos por la avenida Paraguay, camino hacia el centro. Al llegar a la rotonda vimos que varios hinchas de River, unos 20, cruzaban por la pasarela de la Coca Cola. Luego supimos que eran del barrio Don Emilio y se dirigían al barrio Casino. Nosotros éramos cinco. Íbamos con una chica. Los hinchas de River insultaron a mi hermano y él se enojó y les contestó. También insultaron a la chica, entonces mi hermano y otro amigo se enojaron y comenzó una discusión pero después seguimos caminando", relató Manuel.
Agregó que "fue allí cuando comenzaron a tirarnos piedras por detrás. Nosotros se las devolvimos y empezamos a correr. Llegamos hasta el puente del río Arenales y ahí se acercaron dos de ellos en una moto, nos hicieron un tiro", recordó.
Manuel aseguró que cuando escucharon el estruendo, todos los miembros del grupo se asustaron tanto que corrieron en diferentes direcciones, separándose.
"Mi hermano corrió tanto que en un momento comenzó a ir en contramano a la avenida Paraguay, cerca de una parada de colectivo, en diagonal al boliche Sublime. Dos hinchas de River lo perseguían hasta que lo agarraron. El principal agresor, Mauro, le tiró un cascote grande, un escombro, en la nuca a mi hermano. Era un trozo de cordón cuneta. Eso provocó que tenga comprometida la cervical y la médula", aseguró Manuel García.
Lesión irreversible
"La médula no funciona porque perdió sangre y se secó. Por eso mi hermano está en estas condiciones ahora", dijo Manuel casi al borde del llanto.
"Después de que lo atacaron yo corrí por la ruta y vi a mi hermano tirado. Lo primero que me dijo fue "no siento nada''. Todos los días me acuerdo de ese momento. Es algo que nunca voy a poder olvidar", expresó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...