Hay 30 familias de padres separados que reciben ayuda para mejorar el vínculo

Un nuevo método que crea un espacio para recuperar el vínculo de los hijos e hijas con los padres no convivientes, quienes permanentemente mantienen conflictos, se desarrolla en Salta.

Se trata de la Coordinación de Parentalidad que se implementa a través de un plan piloto dependiente del Ministerio de Gobierno, Derechos Humanos y Justicia.

Desde hace tres años, la Coordinación recibe casos complejos derivados del Poder Judicial. Actualmente son 30 las familias, residentes en la capital salteña, en movimiento.

"Los jueces de familia nos derivan los casos que tienen gran conflictividad y que están altamente judicializados con unas 30 denuncias penales, civiles y pedidos de tenencia. Esto genera que, muchas veces, los chicos vayan de un lugar a otro, creciendo en ese sistema, adquiriendo conductas que no son sanas y a veces somatizando la situación conflictiva", explicó Mariela Rodríguez Zoni, abogada mediadora y coordinadora de Parentalidad.

En la mayoría de los casos, los conflictos se generaron a causa de separaciones o divorcios y también se registran diversos problemas desde denuncias penales previas por impedimento de contacto o medidas ordenadas como prohibiciones de acercamiento de los padres hasta disputas por la tenencia, es decir, el cuidado personal de los niños.

En este sentido, Zoni añadió: "De repente, nos encontramos con niños de cinco o seis años que no hablan, que se hacen pis, que poseen psicopatologías que no pueden solucionar ellos porque sus padres no están resolviendo sus propios conflictos".

Sostuvo que por estos motivos, la Justicia se ha visto en la necesidad de implementar el plan. El principal motivo de las derivaciones tienen que ver con que las familias requieren más tiempo y campos, como para poder llegar a una vía de solución.

"Nosotros buscamos generar espacios distintos en los que se pueda dialogar para que el padre y la madre logren, de común acuerdo, resolver algo respecto al niño. Nuestro objetivo es llegar a trabajar por la familia desde la común unión, ya sea para resolver los horarios de visitas o la cuota alimentaria, hasta un corte de cabello porque si bien esto último parece mínimo hubo casos en los que los padres no se ponían de acuerdo y partiendo de cuestiones como estas, muchas veces, se da una escalada de violencia que termina con el chico en el medio y un padre tomándolo de cada brazo", recalcó.

El egoísmo es el origen de los conflictos. "Los adultos actúan mirando su ombligo y no levantan la vista para observar su entorno, en el que están sus hijos. Tratan siempre de satisfacer los intereses no resueltos en la pareja o quieren que el otro haga lo que ellos quieren y no generan respeto. Es todo transversal, pero tenemos un común denominador que son los niños, niñas, y adolescentes, que es lo que nos interesa a nosotros como coordinadores", puntualizó.

Y destacó que "cuando el niño recibe el compromiso de sus padres, por ejemplo, si le transmitimos que "papá y mamá han resuelto que vas a ir a tal escuela', ya con eso es una panacea y el niño empieza a sanar".

En este sentido, la profesional recordó un caso resuelto en que se levantó un impedimento de contacto para que un padre pueda concurrir a una fiesta de egreso de su hijo.

"Muchas veces uno tiene la sensación de que todo lo judicial desmembra la familia y nosotros lo que tratamos de hacer es empezar a armarla de nuevo y que estos chicos puedan compartir situaciones que hacen a su crecimiento. Hasta hoy obtuvimos notables logros en los casos recibidos", destacó Zoni.

Comunicación

La especialista señaló que han observado, en ciertos casos, conductas que dan cuenta de serios problemas de comunicación. "Hay padres que no saben comunicarse por Whatsapp, entonces partiendo desde ahí nosotros comenzamos a hablarle de las comunicaciones no violentas. Les enseñamos", dijo.

La Coordinación tiene mucho de pedagógico. "Una cosa es que un padre le diga al otro: "Vos no me das mi hijo. Necesito que me lo des. No me lo querés dar', depositando la responsabilidad en la otra persona y otra cosa es que le diga: "Yo quiero ver a mi hijo porque lo necesito, porque lo extraño', es decir, les enseñamos a hablar en primera persona porque, de lo contrario, inconscientemente el otro reacciona ante palabras que se tornan violentas. Este cambio de conductas que son tan simples empiezan a transformar la conducta del otro".

Además de la abogada Zoni, componen la Coordinación de Parentalidad tres profesionales: la abogada María Eugenia Ragone, el psicólogo Ramiro Iglesias y la licenciada en Sistemas, Susana Rocchi. Todos son mediadores especializados en familia y realizan un posgrado en Madrid, España, sobre Coordinación de Parentalidad. El equipo se desempeña en la Oficina de Mediación a Distancia, en la calle Luis Burela y Santiago del Estero. Allí reciben a las partes involucradas aunque también suelen desplazarse a domicilios, cuando por ejemplo un niño está imposibilitado para asistir por problemas de salud.

El proceso de Coordinación de Parentalidad surgió en norteamérica, en los años noventa, cuando se empezó a descubrir el crecimiento de familias judicializadas por largo tiempo, como consecuencia de los divorcios y separaciones.

Este programa se aplica también en Estados Unidos, España y Argentina.

"Se le está dando mucha participación, también hay aplicación en Buenos Aires y es algo que se va expandiendo porque la Justicia se ve atada de pies y manos para poder resolver los problemas con alta complejidad, superconflictuados", señaló Zoni.

Obstáculos

Al ser consultada sobre qué falta para que el plan piloto se establezca definitivamente, Zoni respondió: "Nos faltaría todo. La base está, pero no tenemos disponibilidad edilicia, ya que nos turnamos con Mediación a Distancia en las oficinas para trabajar. Este trabajo es muy artesanal. Cobramos un sueldo de $12.000 que es el valor del cobro que tienen los mediadores comunitarios y estamos sábados y domingos trabajando con las familias porque los conflictos normalmente se dan en ese momento. También sería importante capacitar gente para que nos pueda colaborar porque no damos a basto. Ya hemos dictado cursos de formación para coordinadores de parentalidad".

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...