¿Querés ser Diseñador de Interiores? En la UCASAL podés estudiar para lograrlo

La Universidad Católica de Salta ofrece la carrera de Diseñador de Interiores y, con un ciclo de complementación curricular, la Licenciatura en Diseño de Interiores. Se dictará de manera presencial, en el primer caso con una duración de tres años y la Licencuatura, con un año más de formación.

El perfil de quien elige ser Diseñador de Interiores se asienta en el amor por la estética; una gran sensibilidad y afinidad por el arte, la música, la lectura; es creativo, apasionado, soñador; tiene destreza manual; es práctico, curioso, detallista, observador; y tiene la capacidad de generar belleza, dejando su impronta en lo que hace.

Es importante aclarar que el Diseño de Interiores no se encarga solamente de la decoración de un espacio interno, sino que implica desarrollar una metodología de trabajo con pautas rígidas para concretar la idea, fruto del proceso creativo, que es el corazón de todo proyecto.

El profesional hará el diseño integral del interior de una casa, una institución pública, una empresa, un local comercial, despachos profesionales o un espacio efímero, como un stand, una escenografía o vidriera temática.  

Este profesional trabaja integrando equipos, en los que coordina y dirige a carpinteros, herreros, durleros, electricistas, albañiles, ceramistas, colocadores, pintores, vidrieros, costureras, tapiceros, quienes colaboran para dar vida a los proyectos. Artistas plásticos, diseñadores gráficos, industriales, pueden completar el equipo para una obra en particular, agregándoles valor.

El D.I. también puede trabajar colaborando  con el Arquitecto o el Ingeniero en la elaboración de planos de una edificación nueva; o realizando modificaciones durante la construcción, en vistas a la funcionalidad del espacio interior o dando consejos estéticos para revestimientos decorativos.

Una de las salidas laborales más habituales es el trabajo en forma autónoma, diseñando espacios a pedido de clientes particulares, aunque también puede desempeñarse en relación de dependencia, dentro de un estudio de diseño o un estudio de arquitectura.

Un ámbito interesante para abordar por los D.I. es el de los museos, teatros o cualquier institución cultural, por ejemplo para el diseño de una muestra o escenografía. Se requiere la labor de un Diseñador de Interiores para las  ambientaciones y eventos como lanzamientos de productos o reuniones empresariales de envergadura; la restauración de muebles u objetos; el diseño de equipamiento o mobiliario; el diseño integral de despachos profesionales, oficinas o consultorios; y la refuncionalización de espacios, de muebles u objetos. También pueden ejercer la docencia y la investigación.

Es importante señalar que la vieja concepción del Diseñador, como un profesional vinculado a gastos superfluos, va quedando atrás y hoy la profesión se posiciona desde su real valor agregado, ese que implica la optimización de recursos, dinero, espacios y tiempo; para concretar un proyecto final estéticamente diferenciador.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de ucasal

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...