Acusado de femicidio entró  en estado vegetativo

Mariano Cordi, sospechoso de haber asesinado a su expareja afuera de la Catedral de Bariloche el 29 de enero, se encuentra en "estado vegetativo", de modo que la causa en su contra por el momento no puede avanzar, ya que "no es consciente de su situación actual", afirmó su abogado.

"En lo inmediato no está consciente, continúa con respiración artificial, en coma inducido y de acuerdo al Código Penal puede permanecer así 18 meses. Después se verá si tiene secuelas que le permitan entender qué ocurrió, pero a una cárcel no podrá ir", le explicó a Télam el defensor Marcelo Ganuza.

En tanto, el juez Ricardo Calcagno fue apartado de la causa, luego de que su par Gregor Joos hizo lugar al pedido de recusación de parte de los fiscales Betiana Cendón y Martín Lozada, quienes habían argumentado que el magistrado había "perdido el rumbo de su actuación, menoscabando los exigidos atributos de imparcialidad, independencia y neutralidad", indicaron en un escrito.

En el marco de una audiencia, Cendón detalló que el juez Calcagno había visitado el hospital Zonal Ramón Carrillo para consultarle a los médicos por la salud de Cordi, pero mostró parcialidad en sus acciones, ya que su función no es investigar sino juzgar los hechos.

Por estas horas, la principal discusión en la Justicia de Bariloche es qué ocurrirá finalmente con Cordi, explicaron las fuentes a esta agencia.

En la visión de Ganuza, existe la posibilidad de que el presunto asesino "nunca llegue a ser juzgado" porque "junto con las esquirlas que le sacaron también salió masa encefálica". El abogado aseveró que la prisión es una alternativa remota para su defendido por el estado neurológico que presenta a la fecha y sus secuelas en el tiempo. Por eso le adjudica pocas chances.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...