“La sangre es un medicamento que salva vidas y no se consigue en las farmacias”

Karina Brito, una apasionada de su trabajo, encargada en el hospital Materno Infantil de la promoción de donación de sangre, en el servicio de hemoterapia, dialogó con El Tribuno sobre la necesidad permanente de donar sangre.
“Es una necesidad imperiosa que la gente se acerque a donar, la sangre tiene fecha de vencimiento, porque la mayoría de la gente cree que se dona hoy y dura todo el año, eso no es así. Además, la sangre se fracciona en tres productos que son los glóbulos rojos, que duran 30 días, las plaquetas 5 días y el plasma un año, es por eso que se dice que un donante puede salvar tres vidas”.
Con respecto a las colectas expresó: “Necesitamos que la gente se acerque a las colectas de sangre, no solo a las del hospital Materno Infantil, sino también a todas las colectas que se realizan en la ciudad y el interior de la provincia, porque el móvil se adquirió con mucho sacrificio para hacer un buen uso del él y también para poder llegar a toda la provincia. Las colectas se hacen una vez al mes, pero en este mes se hicieron dos, una que fue el 15 donde se trabajó fuerte porque era solamente para los niños del servicio de oncología. La necesidad es que hay muchos niños en tratamiento y por lo tanto se necesitan muchas transfusiones de sangre, por eso se hizo esta megaconvocatoria en la cual tuvimos una excelente respuesta de la comunidad”.
Aclaró que no solamente se colecta sangre para los niños sino que es para todo el hospital, “yo me encargo de que no le falte sangre al hospital. Pero sí quiero dejar en claro que no es obligación donar sangre, la ley nacional 22.990 dice que no hay que pedir que la gente devuelva la sangre que se le suministra a un paciente, no hay que reponer; sin embargo, sí se puede pedir la colaboración y el aporte solidario de los donantes, porque lamentablemente la gente no toma conciencia de la importancia de la donación de sangre”.
“No hay que olvidarse que la sangre es un medicamento que salva vidas y que no se consigue en farmacias”.
Con respecto a las campañas que se vienen, remarcó que “mañana 21 se realizará otra campaña, hay que seguir trabajando, no es un capricho hacer campañas tan seguidas, la necesidad apremia, porque uno de los hospitales que más demanda tiene es el Materno Infantil y hay que pensar en esa población tan vulnerable que es la mamá, el bebé o el niño, hay que trabajar por ellos”.
Con respecto a cómo se brinda apoyo a la familia del niño internado señaló: “Estas personas tienen ayuda o apoyo comunitario, es un espacio que funciona dentro del hospital donde se le brinda la mayor contención posible, llámese comida, cama, en el caso de neonatología. En cuanto a las mamás que están en la internación común, las madres están al lado de la cama en una especie de reposera, y también se le da la comida. También no quiero dejar de destacar el duro trabajo de las asistentes sociales y la solidaridad de los voluntarios, porque de lo que se trata es de cubrir todas la necesidades”.
Karina señaló que ella pretende que se fomente la cultura de la solidaridad. “La solidaridad es un acto que deberíamos practicar todos, no solo con la donación de sangre, porque también hay que ocuparse con lo que tienen otras necesidades, como por ejemplo donar ropa en desuso, leche, pañales, acercarse al hospital para dársela a la gente que la necesita. Las donaciones se hacen en el Servicio de Apoyo Comunitario del hospital; lo importante es donar y no guardar cosas que ya no se usan. Hay gente que viene con lo puesto porque no tiene; eso es fomentar la cultura de la solidaridad, trabajar también para los demás”.
Quiénes pueden donar
Como la mayoría de las campañas que se hacen de este tipo, siempre es muy importante informar y educar y trabajar en la concientización del donante para los que vayan a donar sean de calidad, calificados e informados. “Muchas veces pasó que van donantes tatuados recientemente, porque lamentablemente le tenemos que decir que no califica porque tendría que haber esperado 12 meses, lo importante es que vengan a donar la gente que puede hacerlo, no enfermos crónicos, gente con medicaciones específicas, personas con diabetes e insulinodependientes, los cardíacos tampoco pueden donar. Pero por suerte son más los que pueden donar que los que no pueden, aquí no se trata de ninguna manera de discriminación sino que tenemos que pensar que la persona que va a recibir la sangre no está bien y agregarle otra patología a la que ya tiene empeora la situación del paciente en vez de mejorarla”.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Encuesta

¿Para qué vas a usar el aguinaldo?

Vacaciones
Pagar deuda
Consumo
Ahorro
ver resultados

Importante ahora

cargando...