Sin recursos, es tratado con medicamentos para animales

Dos familias del Valle de Siancas se quejaron amargamente y de manera pública por las vicisitudes que están viviendo tras un accidente carretero sucedido hace pocos días.

De esta manera, Sandra Isabel Alvarado, madre de uno de los dos motociclistas accidentados, relató con mucha amargura el estado desesperante de su hijo Ángel Ismael Macías, quien fue internado en código rojo en el hospital San Bernardo y que a poco de haber ingresado contrajo una meningitis intrahospitalaria, además de las lesiones que ya padecía.

La mujer dijo que en las últimas horas su hijo mostró signos de mejoría, pero que necesariamente la Justicia debe detener al conductor de un camión Renault de color blanco que los arrolló en el paraje Torzalito y que huyó dejando parte de la carrocería del vehículo.

La mamá asegura que la causa y la investigación sobre el siniestro vial ni siquiera comenzó, mientras dos personas se debaten entre la vida y la muerte.

Patrocinadas por el abogado Rodrigo Escovar, las mujeres aseguraron que los dos accidentados recién fueron hallados agonizando en la mañana del viernes pasado y desde entonces debió peregrinar por distintas comisarías en busca de una respuesta al siniestro vial y a una posible investigación de los responsables.

La mujer dijo que al no haber compañía de seguros detrás del siniestro vial, al parecer los servicios médicos también se reducen.

“Gracias Dios -dijo en tono desesperado- a mi hijo lo derivaron del Joaquín Castellanos hacia el hospital San Bernardo y aquí al menos está recibiendo un tratamiento humano y acorde a las lesiones gravísimas que presenta. Pero ese no es el caso de su amigo y compañero en la desgracia, quien al parecer sufrió lesiones menos graves y no fue trasladado hacia la capital”.

La mamá dijo escalofriada de vergüenza que los padres del otro joven le confesaron que tras el accidente le suturaron una herida en la cabeza que a los pocos días presentó una infección generalizada.

Según la familia del joven, está siendo tratado con drogas para animales debido a la falta de insumos en el hospital.

“Le retiraron más de sesenta gusanos y no cesaba de supurar la herida que le estaba comiendo los tejidos”, dijo.

Entonces -relató la mujer- le dijeron a los padres del chico que debían comprar un curabicheras de una veterinaria porque no había insumos en el hospital para ese tipo de heridas. “No tuvimos más remedio que ir a buscar el aerosol con el que lo estuvieron tratando como a un novillo enmoscado, desde hace varios días”, dijo telefónicamente una hermana del paciente.

La joven luego relató los pormenores de las lesiones que presenta su hermano accidentado y aseguró que día tras días la gusanera avanzaba a ritmo vertiginoso.

“Es verdad -dijo la muchacha anoche- que está mejorando en lo que respecta a las larvas y gusanos, pero está afiebrado todo el tiempo y tal parece no está soportando este tratamiento algo inhumano, para ser un hospital público”, se quejó. 

La mujer además dijo que le preguntó a uno de los médicos que atiende a su hermano si era correcto el uso de este fármaco para animales de corral y que éste le dijo sin ambages que no había alternativas, ya que el medicamento específico no estaba al alcance de la familia y que el hospital tampoco contaba con el mismo, así que el de uso veterinario o animal era lo que más cerca nos quedaba. “Fuimos y lo compramos pero no estamos de acuerdo con esto, nosotros somos del campo y usamos este medicamento pero en los animales y a veces con malos resultados. No sé, nos quedó la espina de este trato algo extraño o muy de zonas inhóspitas a un paciente politraumatizado en accidente vial, que está internado en una ciudad y a solo 50 km de la capital provincial”.

La joven dijo que no es una queja solamente sino que esa práctica sobre su hermano no les quedó clara y por eso la hace pública, “en los hospitales no se debe curar con cosas que no están probadas o que pueden tener secuelas imprevistas, nuestro hermano no es un conejo de Indias”, dijo algo amargada.

Luego juntamente con la otra familia damnificada solicitaron a la Justicia que investigue el siniestro vial que envió a dos jóvenes al hospital público de dos ciudades, y detenga al conductor causante, ya que de esa manera, habiendo dinero del seguro, la atención pueda mejorarse. 

Traslado urgente antes que lamentar 

Un familiar del joven internado en General Güemes dijo anoche que si en el hospital no tienen insumos debieran trasladar al herido hacia un lugar de mayor complejidad, ya que no ve con buenos ojos la práctica que hacen con el herido con medicamentos o drogas que no están fabricados para uso humano.

El está lesionado por un accidente vial grave. Eso no debe olvidarse, dijo la joven, que para demostrar la práctica fotografió el aerosol del fármaco para que no queden dudas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...