El maltrato de una enfermera desnudó las falencias en Salud

La primera recomendación en los spots publicitarios del Gobierno de la Provincia, dirigidos a adultos pero también a madres de niños de cualquier edad, en una región de enfermedades endémicas como hantavirus o dengue, es llevarlo al enfermo a la consulta médica ante síntomas como fiebre, dolor de cabeza o vómitos y hacerlo en forma urgente.

Pero el video que difundieron pobladores de la localidad de General Ballivián, ubicada a unos 45 kilómetros al sur de Tartagal, muestra que la realidad en materia de salud en el interior de la provincia difiere mucho de lo que se muestra o se recomienda.

Una filmación

Familiares de una humilde mujer, residente en la localidad, filmaron a una enfermera que se desempeña en ese centro de salud donde viven criollos y aborígenes. El video fue difundido por la FM Ciudad de Tartagal luego de que fuera viralizado por los familiares de la señora que llevaba a su hijo de 7 años a la sala de primeros auxilios por síntomas de fiebre y vómito.

Por lo que se ve en la cinta la enfermera, a la que los vecinos de Ballivián identificaron como Miriam, se indignó porque la señora le golpeó la puerta para ser atendida.

Ya adentro de la enfermería se escucha los reproches y comentarios de la enfermera a los que la mujer con su niño en brazos responde tratando de hacerla entender que su hijo debe ser atendido.

Pero más allá del reprochable maltrato, se ve claramente cuando es la misma enfermera la que le prescribe un medicamento, sin la intervención de un médico, luego de lo cuál se genera un cruce de palabras con la mamá del pequeño que quiere saber para qué será el inyectable.

"Acá son todos alterados"

"Tienen que saber esperar, acá son todos nerviosos. Qué es eso de golpear la puerta, siéntense, esperen", le espeta la enfermera a la mujer que tiene al niño enfermo sentado en su falda.

"En todos lados donde van tienen que esperar, pero acá son todos alterados. Yo tengo dos obras sociales y fui al médico a Salta y encima me atendió para el traste; yo gasté en viajar a Salta vos viniste caminando", le recrimina en un momento la enfermera a la mujer que permanece sentada con el niño en sus brazos.

Luego de retirarle el termómetro de la axila al niño, la enfermera desnuda algo que es habitual en los sistemas de salud en el interior de la provincia: por la falta de médicos son ellas las que prescriben los medicamentos y luego los aplican. "Bueno -le dice la enfermera a la mujer- lo único que puedo hacer es ponerle una inyección".

Cuando la madre le pregunta para qué será el inyectable la enfermera le responde que "el chico tiene más de 38 de fiebre" a lo que la atribulada mujer le responde que también está con vómitos.

Finalmente, la enfermera le reprocha no haberle avisado la primera vez que lo llevó todos los síntomas que el niño padecía.

Más reproches

"Vos me dijiste que tenía vómito, no que tenía fiebre", le reprocha en otra parte del video la enfermera a la madre, quien le explica que el chico tiene los síntomas desde la primera vez que lo llevó a la salita, cuando la misma enfermera le indicó otro inyectable, pero para que deje de vomitar.

En ningún momento del video se ve que la enfermera solicite la presencia de un profesional médico para que asista al niño, a pesar del cuadro que el menor presenta. Tampoco se observa que la enfermera le indique a la madre del menor aguardar la llegada de un profesional. De hecho, en su descargo por la misma emisora local, la enfermera confirma que el chico nunca fue atendido por un profesional médico, responsabilizando a la madre del niño por ese hecho.

Este fue el argumento que posteriormente la enfermera expuso al ser consultada por los medios locales.

Intolerancia y agotamiento en el trabajo

En contacto con medios locales, la enfermera justificó su actitud asegurando que le había solicitado a la mujer que aguarde un momento. “Cuando vi entrar a la joven le dije que me espere y ella me dijo de mala manera ‘¿qué te tengo que esperar?’ Publican el video incompleto. Yo le quise hacer ver que tiene que esperar. Yo soy un ser humano que debe ir al baño y que tengo que alimentarme también”, expresó. No obstante en el video se aprecia lo que al parecer motivó el escándalo.“Yo ya la había visto. Si no la hubiera visto, estaba bien que me toque las manos. Pero yo ya la había visto”, recrimina la enfermera a la mujer.
Todo indica entonces que la mujer se molestó porque la madre tocó las manos para recibir atención. Un síntoma de intolerancia que bien podría deberse al agotamiento.

Según refiere la FM Ciudad de Tartagal, la enfermera de General Ballivián, de nombre Miriam, por esa emisora expresó que se vio sorprendida por la difusión que tuvo el video y confirmó que en ningún momento de esa ni de otras consultas anteriores, el niño fue asistido por un profesional médico.
La enfermera agregó que la mamá del niño “no tienen paciencia; cuando la vi entrar le dije que me espere y ella me dijo de mala manera ‘¿qué te tengo que esperar?’ Publican el video incompleto. Yo le quise hacer ver que tiene que esperar, yo soy un ser humano que debe ir al baño y que tengo que alimentarme también”, se justifica.
En cuanto a la salud del niño la enfermera aseguró que sufre una enfermedad y parece no ser atendido por un médico especialista y por esto acuden a la enfermería del hospital.
“Es un niño que convulsiona. Ella (por la madre) va a hacerse atender por enfermería nomás. Yo puedo darle mi pequeña ayuda, pero no lo lleva al médico. Yo le expliqué que dos veces al mes vienen dos neurólogos y que lo haga atender al niño, pero no escucha, no sabe entender”, afirmó la enfermera. 
Y finalizó diciendo a Ciudad FM de la madre del niño: “Siempre está mal predispuesta, siempre hace que le ponga dipirona, ella nunca lo lleva al médico ¿Qué pasa si no lo lleva al médico? ¿Si le pasa algo al niño? Ella no me hace caso. Aparte no cuenta la verdad. Siempre la culpa la tiene el enfermero, pero no sabe de nuestro sacrificio”, expresó la enfermera por la misma estación de radio de Tartagal.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...