Buscan atenuar el paro de colectivos

El termómetro marcaba 13 grados y la llovizna que dominó gran parte de la jornada continuaba ayer a las 22, cuando comenzó la tercera noche de paro de choferes de colectivo. Pese a que la mayoría de la población ya sabía de la medida de fuerza, las paradas quedaron abarrotadas de salteños varados que no tienen otra opción que seguir trabajando y estudiando. Como la huelga podría extenderse, desde el Gobierno de la Provincia comenzaron a buscar alternativas para darles un poco de alivio a los pasajeros.

La medida de fuerza se lanzó el lunes a nivel nacional desde la Unión Tranviarios Automotor (UTA) por un reclamo salarial. Desde entonces, el transporte de colectivos de media y corta distancia del interior del país no circuló entre las 22 y las 6.

La de ayer era la tercera y última noche del paro que se inició el lunes. Pero hoy debe realizarse una reunión entre la patronal y los choferes, que ya adelantaron que profundizarían las medidas de protesta si no obtienen una respuesta favorable.

El gerente general de Saeta, Claudio Juri, se reunió ayer con el secretario General de la Unión Tranviarios Automotor Seccional Salta, Miguel Barrera, a fin de analizar los alcances y efectos que tiene en Salta la medida de fuerza adoptada por la UTA en todo el país.

Durante el encuentro se analizaron posibles medidas que "permitan morigerar" el perjuicio para los usuarios del sistema del área metropolitana de Salta, según se difundió ayer en el parte de prensa oficial.

Claudio Juri y Barrera acordaron mantener una comunicación continua sobre el avance de las negociaciones salariales que se desarrollarán hoy en Buenos Aires.

En este sentido Juri explicó, que en el caso de que el conflicto no se destrabe, junto a la Jefatura de Gabinete planteará a la mesa nacional de la UTA distintas alternativas para poner en marcha en el servicio en Salta.

Esto se concretará siempre y cuando la Unión Tranviarios Automotor autorice a sus delegaciones provinciales a intervenir en la resolución del conflicto.

Juri destacó que en Saeta están pendientes del desarrollo de la medida de fuerza y las distintas negociaciones a fin de poder atenuar el impacto que están sufriendo los usuarios del servicio.

El funcionario señaló además que, "a fin de no afectar el derecho de los trabajadores" a parar, "Saeta permitió una mayor flexibilización con los choferes en lo referente al guardado y retiro de la flota".

Malestar

Con un clima que le hizo honor al inicio del otoño, cientos de salteños deambularon durante horas por la ciudad para conseguir un remise compartido, un conocido que los acercara a sus casas o directamente caminaron hasta sus barrios ante la falta de colectivos.

Tuvieron suerte los que habían cargado abrigos y paraguas, pero eran muchos los que habían salido de sus casas con vestimenta más apropiada para un día de verano.

Molestos, los usuarios del transporte público denunciaron que el paro debía comenzar a las 22, pero algunas líneas dejaron de circular, por lo menos, media hora antes.

Eso dejó a trabajadores que terminan su horario laboral cerca de las 21 en la calle y con pocas alternativas, ya que cerca de fin de mes no es una posibilidad gastar en un remise.

Los choferes reclaman en todas las provincias, menos en Buenos Aires, el pago de un bono de 5 mil pesos.

Del resultado del encuentro entre los referentes sindicales y la Federación de Empresas de Transporte Colectivo de Pasajeros que se realizará hoy depende la continuidad del paro.

Claudio Juri informó en los últimos días que es inviable que la Provincia se haga cargo del bono que piden los choferes, ya que implicaría una erogación de 11 millones de pesos.

El Gobierno nacional solucionó el problema en el Área Metropolitana de Buenos Aires, por lo que allí no hubo paro y fueron los pasajeros del interior los perjudicados.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...