Sobrino del  intendente de Pichanal detenido por abuso

Finalmente la denuncia pública realizada por una mamá residente en Colonia Santa Rosa en contra de su expareja y padre biológico de su única hija tuvo eco en la Justicia.

El acusado, a la sazón sobrino del polémico y mediático intendente de Pichanal, fue detenido por orden de la jueza de Garantías actuante, a pedido de la fiscal Penal de Pichanal.

La fiscal María Sofía Fuentes hizo detener y posteriormente a fundamento de pruebas colectadas imputó ayer a un hombre de 24 años por el delito de abuso sexual simple agravado por vínculo en perjuicio de su hija de 3 años de edad.

Hasta las últimas horas de ayer el imputado se encontraba en calidad de detenido, dada los agravantes que pesan en la imputación.

“El médico me explicó delante de la madre del acusado que la nena presentaba daños o lesiones genitales, y que esto correspondía a un probable abuso sexual. Yo fui a la comisaría de Colonia Santa Rosa y realicé denuncia”, dijo la mamá.
 

La denuncia fue radicada por la madre de la menor, al tomar conocimiento de que el acusado la habría sometido a tocamientos impúdicos cuando la pequeña lo visitó durante el fin de semana pasado.

La mujer radicó la denuncia y la menor fue revisada por un médico, quien constató señales físicas del abuso. El acusado fue detenido y desde la Fiscalía se solicitó que se mantenga su detención.

Asimismo, en los próximos días se producirá la entrevista a la menor víctima mediante un circuito cerrado de televisión, lo que permitirá conocer más detalles de lo acontecido.

Todo por su hija

La joven madre, con domicilio en Colonia Santa Rosa, sacudió a la opinión pública de las ciudades del norte salteño cuando denunció al padre biológico de su hija de tres años por abuso sexual, hecho que fundamentó en las redes sociales y medios de comunicación, aportando certificados médicos que avalaban su desesperada queja penal.

La mujer de 28 años relató la tragedia, y sin ambages señaló al sobrino del intendente de Pichanal, padre biológico de la pequeña víctima.

A pesar de que la joven había denunciado el hecho el día lunes sus miedos se multiplicaron porque hasta las últimas horas del martes no había sido notificada de medida alguna en contra del denunciado.

La mujer buscó a través de muros en las redes sociales apoyo con frases como: "Que todos se enteren lo basura que sos".

La joven madre le dijo a El Tribuno que la familia del acusado se opuso tenazmente a la denuncia, pero que no pudo soportarlo y finalmente decidió hacerlo.

"Para que no quedaran dudas concurrí con la madre del acusado a una ginecóloga privada. Quedó clarísimo el diagnóstico".

"Lo triste -dijo la mamá- es que la mujer mayor intentó minimizar los hechos culpándola a la nena de ser mendaz, de inventar cosas. Cuando yo la bañé ella estaba dolorida, y ahí sin ninguna presión me relató los pormenores de un hecho que no tiene nombre. No tiene caso decir lo que me contó la nena, pero destrozada por la verdad decidí llamar a la madre de mi expareja, ya que el papá de la nena no me contestó nunca. Esto lo descubrí el domingo por la noche, cuando me devolvieron a mi hija".

Desde ese momento entré en desesperación. El lunes fuimos al ginecólogo y luego el mismo médico me aconsejó no perder más tiempo y denunciar el hecho.

La viralización del tema obtuvo una respuesta judicial acorde a lo requerido por la mamá y el tema está ya en investigación.

Una historia a tener en cuenta

La mamá de la niña abusada por su padre dijo que no tenía relación alguna con el hombre desde el mismo día en que se separaron.
Explicó que el poco tiempo que convivieron lo hicieron en casa de la familia de su ex y que la niña siempre tuvo contacto con esa familia.
“Todo este tiempo confiaba en ellos y mi nena se quedaba ahí muy gustosa”, dijo para graficar la situación.
En relación con su expareja, sobrino del intendente de Pichanal, la madre señaló que ya no había diálogo en estos últimos tiempos, e incluso estaba procurando obtener una litis alimentaria, ya que el dinero para la manutención de la niña debía ir a buscarlo a su casa, y a veces sí y otras no. “Una semana sí y otras tantas ponía excusas de todo tipo. Pero jamás pensé en esto. No lo voy a perdonar”.
La causa, que fue caratulada como abuso sexual simple, comenzó a recorrer la etapa investigativa.
Hasta el momento la madre, con buen criterio, cuenta con los informes médicos que pudo obtener a las pocas horas que descubrió el supuesto delito sexual.
Además, la mujer en diálogo con nuestro matutino manifestó que fue la niña la que denunció a su padre, al relatarle pormenorizadamente lo sufrido.
Ante esta revelaciones, la mujer al bañar a la nena corroboró su relato, entrando en pánico y desesperación.
Allí convocó a su ex, que no apareció y luego a la madre del mismo, a quien manifestó su decisión de no callar. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...