Abuso sexual: Piden apartar a la fiscal que  investiga al cura Aguilera

La defensa del cura José Carlos Aguilera recusó ayer a la fiscal penal Luján Sodero, a cargo de la causa. El abogado del sacerdote acusado de abuso sexual, Juan Casabella, pidió que la funcionaria sea apartada de la investigación que lleva a cabo, por cercanía con la familia de uno de los denunciantes que impulsó la detención del reconocido sacerdote y porque uno de los testigos trabajó como empleado de esa fiscalía.

Por otro lado, también apeló la detención del religioso cuestionando la tipificación del delito. Se solicitó que la acusación por abuso sexual simple y gravemente ultrajante se modifiquen por los delitos que contemplaba el código procesal vigente al momento del supuesto delito, hace más de 20 años. Es decir, por violación o abuso deshonesto. Esas dos figuras sancionaban el delito con una menor pena. La estrategia apunta a que el sacerdote sea investigado con esta figura para que pueda acceder a la libertad.

Aguilera fue denunciado hace una semana por dos personas que testificaron bajo identidad reservada. Ambos denunciantes afirmaron haber sido adolescentes al momento de los hechos relatados, que habrían sucedido en la parroquia de Campo Santo, de la que habrían sido colaboradores. Uno de ellos aseguró haber sido tocado en sus partes íntimas por el sacerdote y haber logrado evitar que el cura llegara más lejos con sus intenciones. El otro denunciante indicó en su testimonio que también fue tocado por Aguilera, aunque en este caso lo acusó por hechos que exceden los tocamientos. Luego de estas denuncias la fiscal Sodero, a cargo de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual 2, solicitó el allanamiento de la parroquia de Santa Lucía, a cargo de Aguilera, y la detención del sacerdote.

"La fiscal es muy amiga de la familia de una de las víctimas. La fiscal no conoce al denunciante pero sí a la familia", aseguró el abogado defensor Juan Casabella. Según el letrado, el primo de uno de los denunciantes, además de ser parte de la causa como testigo, trabajó como auxiliar de la fiscal, lo que pondría en duda la imparcialidad de Sodero para llevar adelante el caso. La recusación deberá ser resuelta por la misma fiscal. "Seguramente rechazará el pedido. Veremos cómo seguimos después de eso", manifestó Casabella.

Por la recusación presentada contra Sodero, la audiencia que debía realizarse ayer para resolver el pedido de prescripción de la causa y la inmediata libertad del sacerdote quedó suspendida. Antes de resolver estos dos aspectos se deberá decidir si la fiscal continuará frente al caso.

Prescripción

Sin embargo, el religioso, a través de su abogado, insistió con la prescripción de la denuncia, y apeló la detención del sacerdote cuestionando la tipificación del delito. Aseguran que el delito debería ser juzgado bajo el Código Procesal que estaba vigente al momento de los hechos denunciados, que habrían sucedido hace más de 20 años. "Es un hecho de más de 21 años, lo califican con el código actual de abuso de gravemente ultrajante, pero no corresponde, porque si es más de 20 años es con el código anterior, donde había violación o abuso deshonesto, que tiene una pena mucho más leve", explicó Casabella. El abogado interpreta que el delito está "recontra prescrito", ya sea que se aplique el código nuevo o viejo: "Con el código nuevo le podrían aplicar el máximo de la prescripción, que son 12 años. Igual estaría prescrito. Y si conciben la prescripción desde la mayoría de edad, pasaron 16, 17 años", agregó.

El letrado advirtió además que los denunciantes no estuvieron impedidos de realizar la denuncia antes, por lo que sería un aspecto que reforzaría la prescripción: "No dicen que hayan tenido ningún impedimento para denunciar, sino que afirman que en su caso no fue una situación muy grave, que denunciaron para que no le vaya a pasar a nadie y la gente esté prevenida. Ellos mismos dicen que su caso no es grave", manifestó Casabella.

  Luján Sodero, fiscal de la causa.

La estrategia de la defensa se basa en que si juzgan a Aguilera bajo el código viejo, pueda quedar libre. Con el anterior Código Penal los dos delitos por los que se acusan al cura: abuso sexual simple y abuso sexual agravado, tienen penas mínimas de 3 años o menos, por lo que son excarcelables y permiten que el acusado pueda vivir el proceso judicial en libertad. "Más si se trata de alguien que no es reincidente. El juez debería haber resuelto de oficio. Ahora ya se debe pronunciar la Cámara de Apelación", indico Casabella, quien además aseguró que su defendido está "destrozado".

Las denuncias en el seno penal surgieron (según propias palabras de los denunciantes), a partir de la nota publicada por El Tribuno a mediados de febrero, en la que se informó que Aguilera estaba bajo investigación eclesiástica por denuncias de abuso. Se estima que son al menos tres personas que acusan al cura de abuso: dos en el seno penal y al menos una ante el Tribunal Eclesiástico presidido por el sacerdote Loyola Pinto y De Sancristóval.

Marcha a favor

Luego de la detención del reconocido sacerdote José Carlos Aguilera, algunos feligreses cercanos al religioso, exalumnos o integrantes de la pastoral juvenil, la cual presidía Aguilera, se manifestaron a través de las redes sociales en su defensa y desmintiendo las denuncias asentadas. Mañana la defensa atravesará el ámbito virtual y se trasladará a las calles. A través de mensajes vía whatsapp se invita a marchar pacíficamente a Ciudad Judicial este viernes a las 12 del mediodía para “dar apoyo y pedir por la inocencia” del cura con carteles que lleven el nombre de la comunidad a la que pertenecen y frases que recen: “Yo estoy con vos”, y “Yo creo en vos”.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...