La mamá de Paola Álvarez fue contundente, pidió condena

Con un imponente marco de público en las afueras de la Ciudad Judicial en la mañana de ayer comenzó a desandar el juicio oral y público que tiene como imputados a padre, madre e hijo, en distintas figuras penales, la más grave por una de las figuras del homicidio calificado, el femicidio.

Los tres imputados por el crimen Paola Álvarez se negaron a declarar a pocos minutos de la lectura de la pormenorizada requisitoria a juicio.

La joven estudiante de 21 años fue vista con vida en mayo del 2017.

Tres meses después y tras el clamor de la madre, Mónica Morales, y el peso mediático del tema, su cuerpo fue hallado enganchado de las ramas de un árbol que impidió que sus restos llegaran al fondo de un profundo precipicio selvático ubicado sobre ruta 9 camino a Jujuy.

Tanto Santiago Alfredo Zambrani (36), como sus padres Amelia Inés Huergo (60) y Alfredo Francisco Zambrani (60) no declararon pero debieron escuchar pocos minutos después de la boca de la madre de la joven, Mónica Morales, un relato poblado de datos cuya conexidad y coherencia fueron devastadores para la situación de los acusados.

La mamá no dijo nada nuevo de lo que ya había aportado a los medios y a la Justicia durante su desesperada búsqueda de la verdad, pero esta vez su tono quebrado y suplicante de años atrás tuvo el filo del acero.

Esto es porque los fiscales solicitaron la lectura de las declaraciones que los tres imputados brindaron durante la etapa de instrucción, cuya tenor fue destruido por el testimonio desgarrador de una mamá que reclama justicia.

Demolido

En la sala se vio ingresar a un Santiago Zambrani demolido, que escuchó conmovido las palabras de la mamá de Paola.

Sus padres, acusados en una figura secundaria de los hechos, no fueron ajenos a la escena y la seriedad impostada de sus rostros mostraron la gravedad de su situación.

La primera jornada mostró ya una tendencia en lo que se espera del debate. Una frase de la mujer encendió las luces: "Hay algo más".

El crimen

El 6 de mayo de 2017 la madre de Paola ante la ausencia nocturna de su hija se comunicó con Santiago Zambrani, en apariencia pareja de la joven.

La respuesta evasiva de Zambrani hizo dudar a la mujer quien denunció el día 6 de mayo la desaparición de Paola.

Allí se supo que la joven había estado la noche anterior con el imputado. Entonces también comenzó a traccionar una cadena de mentiras que fueron sostenidas por los tres imputados durante la desaparición del cuerpo de la joven. El 17 de agosto de 2017 un grupo de rescate terminó con la farsa en el camino de cornisa de la ruta nacional 9, cerca de la localidad de La Caldera.

La primera frase de ayer de la mamá fue lapidaria: "Zambrani mató a mi hija, y quiero que sea castigado, aunque eso no me va a devolver a Paola".

Con esa fuerza humana quedó en claro que las dudas de esa madre no existen y ese, su argumento, lo convirtió en el estandarte de todo lo que luego relató. Su testimonio fue en algunos momentos lapidario para con Santiago Zambrani, a quien contrastó en su proceder con su hija, a la que describió como una joven mamá responsable.

Mónica Morales en un momento de su declaración mostró parte del lado oscuro del acusado, haciendo hincapié en las mentiras del mismo pero sobre todo en el trato que le dispensaba a su hija, de quien después en algunos audios Zambrani aseguró que "la amaba". Morales afirmó que el supuesto novio de su hija "era violento" y que acosaba a Paola, la amenazaba y la golpeaba, mostrando un lado desconocido del sujeto.

Luego de la declaración de la mujer fue el turno de la expareja de Paola y padre de su beba, Franco José Arroyo. El hombre, que estuvo sospechado en un momento de la investigación y a la vez fue acusado elípticamente por Zambrani, poco o nada aportó.

La Sala IV del Tribunal de Juicio de Salta está integrada por Mónica Mukdsi, como presidenta, y los jueces Roberto Lezcano y Norma Vera. Por la parte acusadora o Ministerio Público lo hacen los fiscales Ramiro Ramos Ossorio y Pablo Paz.

Santiago Zambrani es defendido por Ana Cortez y Gabriela Arellano. El decano de los abogados penales René Gómez y Andrea Godoy defienden a los padres de Santiago Zambrani, en tanto Gloria Cruz representa a la parte querellante.

Lo dijo cuando apareció el cuerpo

La mamá de Paola Álvarez dijo a El Tribuno el 20 de agosto de 2017: “Esa familia nos destruyó por todos los medios posibles durante 104 días y, finalmente, las ramas de unos espinosos arbustos durante ese tiempo sostuvieron de su buzo verde la verdad”, dijo.
Luego agregó que “Paola fue arrojada por más de una persona y lo digo porque en la primera conversación que tuve con este sujeto a horas de la desaparición de mi hija me dijo: ‘Se fue a las 4.30, se enojó y se fue, yo no la pude seguir porque no puedo caminar’”. 
Aquella ocasión la mamá de Paola aseguró que Santiago se le declaró y que ella lo rechazó.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...