Santiago Zambrani habría asesinado a la joven Paola Álvarez por despecho

En el marco del juicio que se lleva adelante contra Santiago Alfredo Zambrani (36), el principal imputado del crimen de la joven Paola Álvarez (21), el 4 de mayo de 2017, continuó ayer la ronda de testigos en el recinto del Salón de Grandes Juicios de la Ciudad Judicial. Declararon una hermana y una tía de la víctima y dos amigos del acusado. Del relato de tres de estas personas, todo indicaría que Zambrani habría asesinado a la víctima por despecho porque el amor que supuestamente sentía por ella no era correspondido.

Vanina Martínez, amiga de Zambrani, dijo que conocía a Paola y que la vio por última vez en un baile, en enero de 2016. Al explayarse sobre la relación que tenía con Paola dijo que ella le contaba de su vida, pero siempre negó que tuviera una relación con Zambrani, pero que ella no le creía, que sospechaba que le estaba mintiendo. Cuando fue consultada de cómo se enteró de la desaparición de Álvarez, respondió que fue por la red Facebook. Respecto a la conducta del principal imputado comentó que la mayoría de las veces salían solos y que nunca lo notó agresivo con ninguna persona. Negó que haya tenido una relación con él, y aseguró que solo eran amigos.

Martínez afirmó que conocía a Paola del barrio y que fue Zambrani quien se la presentó en una oportunidad. "Conmigo era muy bueno, siempre estuvo cuando lo necesité", destacó. La testigo interpretó que Paola estaba con Zambrani "por interés, porque él le daba dinero y ella era una chica humilde". En otra parte de su declaración, la mujer señaló que Zambrani estaba enamorado de Paola, pero que ella no demostraba el mismo interés. "Lo noté un día que fuimos a bailar", afirmó. Sobre las acusaciones de que Zambrani estaba sospechado de traficar drogas, respondió: "No estaba al tanto de en esas cosas, pero sí sabía que se drogaba", refirió.

Valeria Elizabeth Morales, tía de la víctima, dijo que conoce a Zambrani porque se lo presentó Paola. Dijo que cuando desapareció su sobrina "Santiago mandaba mensajes preguntando por ella, y nosotros sabíamos que había estado con él el día que desapareció. Ella me contaba cosas de Santiago, que era su amigo, pero nunca comentó que fueran pareja". También manifestó que en una oportunidad vio al imputado cuando se drogaba.

Por otra parte, señaló que Paola le había comentado que recibía mensajes amenazantes desde un número privado y que la llamaban cada 5 minutos. "Le decían que sabían dónde vivía que se cuide y su hija", aseguró. Morales indicó que "nosotras teníamos un grupo de Whatsapp familiar y Paola siempre nos mandaba mensajes todos los días, siempre estaba conectada".

Cuando le preguntaron por la hija de dos años de Paola, Valeria se quebró: "La beba le había cambiado la vida a mi sobrina. Su muerte nos cambió la vida a todos en la familia. Ella quería terminar de estudiar para darle un futuro mejor a su hijita, era muy responsable, nos contaba todo". Además, señaló que Zambrani manifestaba por las redes sociales que tenía una relación sentimental con Paola, pero que ella no tenía interés en él. "Siempre nos dijo que Santiago era un amigo", finalizó la tía.

"La acosaba"

Luego fue el turno a Anahí Guadalupe Álvarez, hermana de Paola. "Ella siempre avisaba donde iba a estar y a Zambrani me lo presentó como amigo", apuntó. Luego agregó: "En una ocasión Santiago escribió un mensaje a los contactos de Paola, en Facebook, pidiendo que no la jodan porque ella era su novia".

Contó que por esta situación su hermana se enojó mucho con Zambrani, que lo bloqueó en el celular y Facebook y que no se hablaron por un tiempo. Anahí insistió en que "Santiago quería estar con Paola, pero ella no. Paola le dijo que no quería arruinar la amistad que tenían, pero él la acosaba con mensajes o siempre se aparecía en los lugares donde ella estaba. Me dijo que ya estaba cansada", expresó la testigo.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...