La sucesión de Urtubey abre una disputa de final incierto

La decisión del gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey , de desdoblar la elección provincial de la nacional agitó el incierto panorama político con el surgimiento de los aspirantes a ocupar la gobernación que deja vacante, tras doce años ininterrumpidos al frente de la provincia. Finalmente, los comicios salteño serán el 6 de octubre las primarias y el 10 de noviembre las generales.
"A Urtubey lo favorece políticamente el desdoblamiento porque los candidatos a gobernador de la oposición podrían apoyarlo en sus aspiraciones presidenciales, salvo el kirchnerismo", especuló una fuente cercana al precandidato a presidente de Alternativa Federal. 
Gustavo Sáenz, intendente de la capital salteña y excandidato a vicepresidente de Sergio Massa en las elecciones presidenciales de 2015, es uno de los candidatos que se postulará por la oposición. En los festejos por el aniversario de la ciudad de Salta, Sáenz se mostró a favor de la candidatura a presidente de Urtubey y lo respaldó en su discurso. "Estoy completamente seguro que el gobernador de la provincia va a alzar la voz en Buenos Aires y va a poner en la agenda nacional esto que tristemente venimos pasando con todos los gobiernos nacionales, que miran hacia otro lado pregonando por todos los vientos el federalismo y nunca lo practican", dijo el intendente.
Sáenz comparte espacio con el exdiputado nacional Alfredo Olmedo , de Salta Somos Todos, que hace unas semanas anunció que bajaba su candidatura nacional para pelear por la gobernación. Olmedo y Sáenz acordaron que el candidato a gobernador se resolverá mediante las encuestas. "La alianza consiste en que quien vaya adelante en las encuestas sea candidato a gobernador. La foto que yo tengo es que estoy arriba", afirmó Olmedo. El exdiputado nacional aseguró que tiene 27% de aceptación contra 21% de Sáenz. Estos números convertirían a este espacio en un serio contrincante a las aspiraciones oficialistas de retener la gobernación.

Isa, Yarade y David

Dentro del oficialismo, serían tres los posibles candidatos a suceder a Urtubey: su vicegobernador Miguel Ángel Isa; su jefe de gabinete, Fernando Yarade, y el diputado nacional Javier David. Pero el nombre del heredero político "recién se conocerá cerca del cierre de las listas porque Urtubey no va a nombrar a su sucesor", anticiparon fuentes de la gobernación salteña.
El jefe del bloque Justicialista en Diputados Pablo Kosiner tenía intenciones de competir por la gobernación, pero se mantendría como una de las espadas legislativas en Buenos Aires de Urtubey. "Su rol en Diputados es fundamental y no es conveniente perderlo", definieron cerca del gobernador.

El kirchnerismo 

El kirchnerismo salteño estará representado por el diputado nacional y exintendente de Tartagal Sergio Leavy. Si bien no existe todavía una perspectiva de la estrategia que desarrollará el partido de Cristina Kirchner a nivel nacional, Leavy se postuló como único candidato para la gobernación provincial por Unidad Ciudadana. "Creemos que Cristina [Kirchner] va a ganar las PASO y a los 10 días vamos a las elecciones en un estado de triunfalismo que nos va a dar muchas posibilidades", consideró Leavy.

UCR - Cambiemos

Por su parte, el dirigente radical Miguel Nanni, buscará acceder a la gobernación de Salta con el respaldo de Cambiemos dentro de una coalición o podría presentarse sin el apoyo de Cambiemos y con el soporte de la histórica lista 3 de la Unión Cívica Radical (UCR).

La izquierda

El oficialismo también deberá pelear contra la izquierda local, representada por el Partido Obrero (PO) que dio el batacazo en las elecciones legislativas de 2013. En aquella oportunidad, Claudio del Plá (PO) obtuvo un 26,71% de los votos como candidato a diputado. Fue seguido por Manuel Godoy (PJ), que respondía al gobernador Urtubey, con un 17,43%, y en tercer lugar se ubicó Javier David, del Frente Salteño, con el 10,14%. En esa misma elección, pero en la categoría de senadores, Gabriela Cerrano (PO) se ubicó en el primer lugar con 27,1% de los votos, dejando en el segundo puesto a Gustavo Sáenz que compitió por el partido justicialista y sacó 22,70%.

A diferencia de las elecciones anteriores, esta vez la pelea por la gobernación salteña no se resolvería mano a mano entre dos nombres de peso. Son muchos los candidatos que cuentan con aspiraciones reales para convertirse en el próximo gobernador. Y por esta razón, el escenario se presenta todavía incierto.

Fuente: La Nación

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...