Caer en la pobreza, una posibilidad palpable que desvela a la clase media

Una realidad que tal vez muchos esquiven y les desea difícil aceptar, es que hoy grandes porciones de la clase media han descendido estrepitosamente de nivel y nadan en las profundidades de la pobreza. 
Si nos referimos a una estratificación basada exclusivamente en la disponibilidad de medios económicos, nos damos con cifras que aterran y en el mejor de los casos preocupan. Las más benevolentes, quizás, sean las que arroja periódicamente el INDEC. Es precisamente la que marca que una familia tipo, es decir la integrada por una pareja y dos hijos, necesita por estos días de $ 26.442 para no ser pobre. Pero esta estadística deja por fuera un sinnúmero de necesidades y de productos que a diario se consumen. Así que, si alcanza o supera los $26.442 de ingresos no cante victoria, puesto que solo es una mirada parcial, muy parcial de los gastos que conlleva vivir en Argentina.
Otras mediciones -sin entrar en números exactos y obviando la última escalonada inflacionaria de marzo, que arrojó picos del 4,7%- que incluyen por ejemplo costos de alquiler elevan esa delgada línea hacia arriba. Es decir, que si se toman en cuenta gastos por servicios básicos para el hogar, la suma oscila en los $ 49.000. Si a esto se le agrega alquiler e impuestos, entre otras tarifas, la cosa anda por los $59.000 en el interior, promedio, y supera holgadamente los 64.000 en la Capital Federal. Esto es algo en lo que coinciden muchas consultoras. Ahora, volviendo a los números del INDEC: solo un 10% de los asalariados, según las mediciones, posee ingresos mayores a $54.604. Cabe preguntarse ahora, ¿dónde podríamos ubicarnos hoy? 


 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...