Claros: “En nuestra universidad, más que  nunca se requiere de las becas”

Con 3.533 votos equivalentes al 40,72% (38,62% de votos ponderados), la lista Compromiso Académico y Social, encabezada por Víctor Claros y Graciela Morales, se ganó un lugar en el balotaje que definirá quien será el próximo rector de la Universidad Nacional de Salta (UNSa) por los siguientes tres años. Claros y Morales se enfrentarán el 26 de abril a la lista Martínez Borelli que lleva a Mónica Moya y Cecilia Gramajo, que alcanzó 1.704 votos, esto es el 26,35% (24,99% de votos ponderados).
Desde el 18 de abril, el equipo de Claros comenzó a trabajar de cara a la segunda vuelta. La veda electoral comienza este miércoles, por lo que tendrán hasta las últimas horas de hoy para hacer campaña e intentar sumar los votos que faltan. 
En una entrevista con El Tribuno, el actual decano de Ciencias Económicas destacó la importancia de los fondos que se destinan para becas, defendió la gratuidad de la universidad y propuso llevar adelante un plan de salud para estudiantes.

¿Cómo se prepara para la segunda vuelta? 
Nosotros tuvimos una respuesta fuerte de todos los estamentos, y entre esos especialmente los estudiantes. De alguna manera, tuvimos muy poco tiempo, porque solamente quedan pocos días de campaña (hasta hoy a última hora). Para este 26, que es la segunda vuelta, estamos bien con la doctora Graciela Morales, que me acompaña en la fórmula, para enfrentar a Moya-Gramajo.

¿Cómo va a trabajar contra la deserción universitaria?
Este es un problema internacional, ni siquiera local y no es de ahora, desde el último tiempo, es más grave. En los últimos tiempos se inscriben entre 16 y 18 mil alumnos en la preinscripción, pero mucho de ellos pueden estar anotados en otras carreras. Normalmente de todos los que se inscriben queda más de un tercio, eso es normal. Esto es un tema nacional donde la articulación es fundamental con el nivel medio, y no hablo de la capacidad de los docentes del nivel medio, lo que estoy diciendo es que es muy fuerte el impacto del cambio, por eso se necesita una ambientación. Cuando era rector decía que mantener un curso de ingreso de un mes y 10 días no sirve. Hay que hacer como es Medicina, donde se arrancaba en octubre y se hacía un repaso general en febrero. 

¿Piensa crear nuevas carreras si es que accede a un nuevo mandato?
Las carreras tienen que nacer de las necesidades y el análisis que haga cada facultad o las sedes y de ahí ver cuál es el cuerpo docente, si la universidad va a estar en condiciones, si va a tener los recursos financieros o va a haber que gestionarlos. Uno de los problemas de esta gestión que se está yendo es que no se puede gestionar a puertas cerradas en un despacho. Todos los que me conocen, saben que permanentemente recorría la universidad y las sedes. Y además de hacer reuniones semanales con los decanos y los gabinetes, acá no hay superhombres. Acá nadie puede dirigir semejante institución donde tenemos 35 mil alumnos y 4 mil trabajadores. Nos iba muy bien en la gestión, ese es uno de los problemas que encontramos ahora. Los tiempos no son los mismos que antes y realmente la experiencia va a valer mucho, los contactos van a valer mucho. Las nuevas carreras no van a depender del rectorado, van a depender de lo que analicemos con las facultades, cuáles son las necesidades. Por ejemplo, Ingeniería me está diciendo que se están instalando mineras en la zona de la Puna y empresas de energía solar y que a lo mejor harían falta técnicos de electromecánica. Ellos tienen que hacer el análisis académico, el análisis de factibilidad porque tiene una muy buena intención, que sean los jóvenes de ahí, todos los que no tienen futuro, sea los técnicos del mañana y tengan un buen trabajo.

Estamos atravesando un escenario económico complejo, ¿qué importancia le va a dar a las becas?
También está el tema económico donde muchos creen que van a poder desarrollar una carrera y trabajar, porque necesitan llevar unos pesos a la casa, y por ahí no les da el tiempo. Por eso cuando me tocó estar a mí de rector llevé al 25% del presupuesto el gasto para becas. Entonces, este problema hay que seguir debatiéndolo. En nuestra universidad, como en todas las universidades de la región, más que nunca se requieren de las becas. Nosotros tenemos muchos jóvenes que no comen, si no comen no estudian. Siempre fue bastante inclusiva la universidad, incluso antes de que yo llegue en la gestión 2010, ya era inclusiva. Ahí, yo ya tomo una decisión fuerte de llevar casi al 25% del presupuesto en funcionamiento todo lo que era becas. Es una de las universidades que mayor inclusión hace a nivel nacional con su presupuesto. Es muy importante la beca de estudio y la beca de comedor.

¿Por qué decidió postularse de nuevo después de dos mandatos consecutivos del 2010 al 2016?
Yo decidí salir (presentarse a las elecciones) para rector en marzo porque me pedía la gente de mi facultad que vaya con un nuevo período de tres años de decano, para ir formando los cuadros futuros y yo me iba a presentar como candidato en la facultad, donde quedó demostrado que tengo un alto porcentaje, más del 70%, en la facultad. Después vinieron distintos actores a pedirme, entonces me decidí, sobre todo cuando me dijeron que la doctora Graciela Morales estaba decidida a acompañarme. Ahí empezamos.

Si gana, ¿cuál sería su primera medida?
Hay laboratorios que están requiriendo las facultades, que están esperando. Por ejemplo, los chicos de Electromecánica ya están en quinto año y no tienen laboratorio. Estoy hablando de estructura, ese es uno de los puntos. El otro es que hay carreras que no han acreditado ante la Coneau y si no acreditan no tienen validez nacional los títulos. Entre esas están Recursos Naturales y Medio Ambiente de Orán. En Orán, tampoco acreditó la carrera de Enfermería, cuando si acreditó la de Tartagal y Santa Victoria. Ahí necesitamos un plan de mejora en los cargos docentes. Nosotros tenemos la carrera de contador en Salta y Tartagal y la Coneau nos está diciendo que hay muchos profesores de dedicación simple que hay que aumentar la dedicación. Entonces, vamos a darle prioridad a todas las carreras que acrediten para que tenga validez porque el alumno está preocupado porque no va a estudiar para que después no tenga validez su título.

¿Pudo analizar cómo viene el presupuesto este año?
En el presupuesto de 2018, el pago para los sueldos era 1.530 millones, y teníamos 240 millones para gastos de funcionamiento, eso hizo un presupuesto de 1.770 millones. ¿Cuánto recibimos de la Nación para eso? Recibimos 1.593 millones, tuvimos que buscar dinero nuestro. ¿Con qué nos vamos a encontrar nosotros ahora? Nos dieron 2.037 millones, si yo actualizo el presupuesto de acuerdo a una suba del 28% respecto al año pasado. El año pasado hemos tenido un 48% de inflación, ya hemos perdido 20 puntos. Yo ya hice los cálculos que van a ser los sueldos este año proyectando los del año pasado. Los sueldos nuestros van a estar por los 1.940 millones, a parte de lo que llamamos grilla salarial o sea el aumento de este año. Ya estamos ahí nomás y resulta que vamos a necesitar de gastos de funcionamiento más o menos 320 millones, solamente si le pongo el 30% de actualización con respecto a los gastos del año anterior. Quiere decir que nosotros vamos a tener que cerrar un presupuesto de 2.260 millones para este año y nos va a llegar 2.037. Ahí es donde hay que empezar a gestionar. Este año vamos a tener que poner cerca de 60 millones para becas de estudio, de formación, de comedor y el plan de salud.

¿Qué es el plan de salud que quiere llevar adelante?
Desde hace rato que vengo analizando el plan de salud, no es un tema de campaña. Hay muchos chicos que no tienen obra social, y al alumno que se quiera adherir le sale 200 pesos mensuales, pero al que no tenga la universidad le va a dar una beca o media beca. Estoy hablando de que podrán tener cobertura básica y de alta complejidad. 

Para finalizar: arancelamiento... ¿si o no?
Yo vengo de una niñez muy difícil. Llegué a ser lustrabotas, canillita en la plaza Alvarado. Con mi abuela vendíamos diarios en un kiosco de un señor Reinoso. Nací en un conventillo y no podría haber estado en la universidad, no hubiera tenido ninguna posibilidad si no hubiese sido gratuita e inclusiva. Entonces, ¿cómo podríamos hacer que en Santa Victoria Este que le lleve la carrera sea arancelada? Entonces, mientras a mí me toque ni se les ocurra que pueda pasar por la cabeza un arancelamiento. Lo que sí, siempre le digo a los alumnos, es que la universidad no es gratuita, es no arancelada, porque hay muchísima gente que a través de sus impuestos pone para que haya una universidad pública y gratuita. Inclusive gente que no ha podido llegar a la universidad está pagando impuestos para que haya una universidad pública. Entonces, siempre les digo que en primer lugar respondan a ese mandato de que hay que egresar, estudiar, preocuparse, ustedes pudieron estudiar en una universidad donde no pagaron nada, gracias a mucha gente que puso los fondos para que eso exista. Cuando ustedes salgan de profesionales, en cualquier esquina de la vida van a tener la posibilidad de devolver algo de lo mucho que les dio la universidad, sean solidarios sobre todos con los más vulnerables. Los mimados de la universidad son los estudiantes, porque si no hay estudiantes no hay universidad.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...