El canalla empató y también se despidió de la Sudamericana

Rosario Central empató este miércoles por la noche bajo la lluvia en un gol con Universidad Católica, de Chile, por la quinta fecha del grupo H de la Copa Libertadores de América, de la que había quedado eliminado anoche con la victoria de Gremio sobre Libertad, y ahora se quedó también sin chances de clasificarse a la Copa Sudamericana.
El gol trasandino fue convertido por César Fuentes, a los 22 minutos del primer tiempo, y Central empató con un tanto en contra de José Pedro Fuenzalida, a los 34 minutos del complemento.


Central sigue último en el grupo, con dos puntos, y Católica, que llegó a siete, igualó el puntaje de Gremio, de Brasil, al que visitará en la última fecha, en el partido que definirá al segundo equipo que pase a octavos de final, detrás del puntero Libertad, ya clasificado.
Central dispuso de mayor tiempo la pelota y le dio buena circulación por abajo, pero careció de desbordes y, sobre todo, de contundencia, al extremo de que no pateó un tiro al arco en el primer tiempo: los seis remates salieron desviados.
Central llegó tan poco en la etapa inicial que su ataque más claro lo produjo a los tres minutos tras un córner de Leonardo Gil desde la izquierda que no pudieron sacar Lanaro ni el arquero Dituro y que le cayó a Claudio Riaño en el área chica, pero la tiró muy alto.
Una muestra de la falta de ataques del local en el primer tiempo la dio Maxiiliano Lovera a los 13 minutos, cuando pasó a Rebolledo con un caño por la derecha del área, pero cuando llegó al fondo, en vez de tirar el centro atrás intentó otra gambeta y la perdió.
Y Católica, que jugó bien con la pelota con sus volantes y laterales, tuvo el 100 por ciento de efectividad en el primer tiempo, porque Fuentes convirtió en el único remate al arco de su equipo.
A los 22 minutos Linares y Puch tocaron un tiro libre por la izquierda y el centro fue rechazado a medias por Caruzzo cerca del borde del área y la pelota le cayó a Fuentes, quien metió un derechazo fuerte, abajo, que entró cerca del poste izquierdo de Ledesma.
Central mejoró en el complemento porque jugó mejor con la pelota y le sumó que además generó un puñado de llegadas claras con las que erigió al arquero argentino Matías Dituro en la figura del partido.
A los siete minutos Gil lo dejó solo a Molina por la derecha, pero su remate fue salvado por el arquero en el primer palo.
Central dispuso de una llegada clara a los 15 minutos, cuando Molina lanzó un buen centro a Zampedri, pero su cabezazo pasó cerca del poste derecho.
El local tuvo otra llegada clara a los 32 minutos cuando Caruzzo remató desde el borde del área y la pelota pegó en el brazo izquierdo de Kuscevic, en un claro penal que el juez uruguayo Esteban Ostovich no sancionó.
Hasta que a los 34 minutos Central logró algo de justicia cuando otro córner de Gil desde la derecha fue cabeceado por Zampedri y la pelota le rebotó en la cara a Fuenzalida y entró cerca del poste izquierdo.
Central mereció la victoria a los 40 minutos cuando un furibundo zurdazo del ingresado Joaquín Pereyra le venció las manos a Dituro, pero la pelota salió por arriba del travesaño.
Y después llegó el final, frustrante por donde se lo mire para el "canalla", que se quedó con las manos absolutamente vacías, siendo junto a Huracán el segundo equipo argentino eliminado antes de finalizar la fase de grupos.
A falta de una fecha entonces, el líder y primer clasificado del grupo H es Libertad con 12 puntos, seguido por Gremio (+2) y la Universidad Católica (-2), que se enfrentarán en la jornada final, con 7, y cierra Rosario Central con 2 y sin triunfos en su haber. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...