Rodolfo Urtubey,  Calletti y Simón Padrós suenan para acompañar a López Viñals en la Corte

Hace unas semanas, con un gesto casi de grandeza, el juez Abel Cornejo informaba públicamente su renuncia a la Corte de Justicia y explicaba esa medida en que creía en la renovación de las instituciones. Lo que omitía decir es que le quedaba menos de un año en el cargo y que, en caso de volver a ser propuesto, podía no aceptar y se cumpliría la ansiada alternancia.

Sin embargo, su buen gesto tuvo recompensa: ayer entró formalmente al Senado el pliego del gobernador Juan Manuel Urtubey en el que lo propone en reemplazo de Pablo López Viñals -cuyo acuerdo vencía también el año que viene- y quien, a su vez, es propuesto por el mandatario provincial para ocupar la silla que Cornejo dejó vacante en la Corte. En caso de ser aprobados los dos pliegos, ambos tendrán una duración en los cargos de seis años.

Más coincidencias: el puesto de procurador general tiene un rango similar al de juez de Corte, con igual remuneración y misma duración. Además, ambos son propuestos por el Ejecutivo y confirmados por la Cámara Alta, pese a ser órganos independientes e incluso de contralor.

En este contexto, si se hiciera una encuesta entre los empleados del Ministerio Público para definir la sensación que causó en el organismo la proposición de Urtubey para que Cornejo reemplace a López Viñals como procurador general, la opción "sorpresa" se llevaría el cero por ciento.

Es que desde el mismo momento en que el gobernador propuso a López Viñals, un alfil de su extrema confianza, para reemplazar a Cornejo en la Corte, en el Ministerio se empezaron a tejer especulaciones en torno al supuesto "enroque político" que se terminó confirmando ayer cuando ingresó formalmente al Senado el pliego con el que Urtubey propone al exjuez para ser el procurador general de la Provincia.

Si bien el Ministerio Público "es un órgano autónomo e independiente de los demás Poderes del Estado", según reza la web oficial del organismo, en la práctica el hecho de que sea el Ejecutivo el que propone a los titulares de cada ministerio le garantiza al gobernador de turno la posibilidad de dejar en el cargo a alguien de su confianza.

Pero las especulaciones van incluso un poco más allá: en Tribunales están convencidos de que se está empezando a gestar la nueva Corte. Ocurre que hasta fin de año tres jueces verán cumplir sus plazos en el cargo y el gobernador deberá proponerlos en un nuevo mandato o impulsar a sus reemplazantes.

Al presidente de la Corte, Guillermo Catalano, el acuerdo se le vence el 3 de diciembre, una semana antes del fin del mandato de Urtubey. A Ernesto Samsón, en tanto, el 19 de noviembre y, a Guillermo Posadas, el 28 de ese mes.

Suenan para reemplazarlos el actual secretario general de la Gobernación, Ramiro Simón Padrós; la exministra de Derechos Humanos y Justicia, y actual Fiscal de Estado, Pamela Calletti, y el senador nacional Rodolfo Urtubey. Todos de absoluta confianza del gobernador.

En diálogo con El Tribuno, Rodolfo Urtubey rechazó de plano la posibilidad de que el gobernador, su hermano, lo proponga, "por una cuestión de ética". "Es imposible que el gobernador me proponga porque el Poder Judicial es un órgano de contralor de la propia actividad gubernamental, entonces no me va a proponer en ningún caso", afirmó Rodolfo Urtubey.

Ante las vacantes que se producirán entre el 18 de noviembre y el 3 de diciembre, aseguró que "si el actual gobernador ejerce la facultad de proponer los tres (jueces de Corte), en ningún caso me va a proponer".

El actual senador nacional tiene una importante trayectoria en el ámbito judicial: se desempeñó como procurador general en la Ciudad de Buenos Aires y también fue juez de Cámara. "Me faltaría ser juez de Corte, creo que tengo las condiciones, pero solo se daría esa posibilidad si, el día de mañana, me propone otro gobernador", sentenció. "Yo podría ser un buen candidato si el gobernador no fuera mi hermano, tengo los méritos, pero en este caso no hay ninguna posibilidad", cerró.

Aunque se desistió, hasta hace días había un planteo de la Asociación de Jueces para declararar inconstitucional el período de seis años de los ministro de Corte. Era un intento de lograr que los cargos sean vitalicios con un fallo.

Propuestas con estado parlamentario

Las propuestas del Ejecutivo provincial para que el Senado de la Provincia dé acuerdo a las designaciones de Pablo López Viñals y Abel Cornejo en la Corte de Justicia y el Ministerio Público Fiscal, respectivamente, tomarán estado parlamentario hoy cuando la Cámara Alta realice su sesión ordinaria.
Las dos solicitudes ingresaron oficialmente ayer al boletín del cuerpo legislativo.
En el párrafo de Comunicaciones del Poder Ejecutivo, figura la “solicitud de acuerdo para la designación del Dr. Pablo López Viñals, en el cargo de Juez de la Corte de Justicia de Salta”.
Además dice: “En virtud de la solicitud de acuerdo mediante Nota Nº 20 para la designación del Dr. Pablo López Viñals, en el cargo de juez de la Corte de Justicia de Salta, en el supuesto de que el Senado prestase favorablemente el acuerdo del nombrado candidato, proponer al Dr. Abel Cornejo para el cargo de procurador general de la Provincia”. 
Ambas propuestas serán giradas a la Comisión de Justicia, Acuerdos y Designaciones para su tratamiento.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...