Lucas tendrá,  finalmente, un DNI que acredite su  identidad

 Lucas Ruiz un joven de 24 años que viene batallando desde hace cinco años con la Justicia para obtener una identidad, podrá contar con un DNI a partir de hoy.
Así lo anticipó el propio director del Registro Civil de la Provincia, Matías Assenatto, en comunicación con este medio.
Lucas, al momento de su nacimiento, no pudo ser anotado por sus padres en el registro civil correspondiente al lugar de nacimiento, fue recibido por los brazos de una partera en su propia casa ubicada en el campo, donde sus padres trabajaban entonces.
Los difíciles momentos por los cuales estaban atravesando les impidió cumplir con ese importante trámite, dado que debían cambiar constantemente de domicilio y cuando se alejaron demasiado del lugar donde debía ser anotado, nunca más pudieron regresar.
Para Lucas fue muy difícil vivir sin una identidad y sin un documento que lo acreditara como ciudadano.
Por esa razón se decidió en 2014 a iniciar su propia gestión. Como las cosas parecían ser mucho más difíciles de lo que él pensaba, tuvo que contratar los servicios de un abogado, pero se vio obligado a dejarlo porque no contaba con el dinero para continuar pagándole.
Todo cayó entonces en manos de un defensor oficial. Y hace unos días, cuando consideró que el trámite estaba estancado tomó la decisión de hacer público su caso.

 Todo salió a la luz

La nota fue publicada por este matutino el pasado 15 del corriente y las respuestas fueron inmediatas.
El propio Matías Assenatto, como director del Registro Civil, se comunico para explicar los motivos por los cuales el caso de Lucas tuvo que seguir una vía Judicial.
“Hasta el 2009 la ley que regula el trabajo de los Registros Civiles a nivel nacional, admitía o le daba la competencia a los Registros para realizar trámites de inscripciones tardías, pero solo hasta el año de edad.
A partir del 2009 un decreto nacional extendió ese plazo hasta los 12 años de edad para aquellos niños que no hayan sido anotados”, continuó.
Y agregó: “Y solo si pertenecían a alguna comunidad originaria no había límites de edad. Como en el 2009 Lucas ya había sobrepasado los 12 años de edad no podíamos tomarlo como inscripción tardía. Quedaba entonces la vía judicial: un juicio de inscripción tardía”.
Más adelante, dijo: “Lo que hacemos desde el Registro Civil es un acompañamiento en la búsqueda de la documentación y como esta persona ya presentó todo lo que debía presentar en la Justicia, estamos a la espera de la sentencia que nos autorice a realizar la inscripción de nacimiento y posteriormente el DNI”.
Assenatto recordó también que “para evitar estos casos estamos trabajando en la modificación de la ley para que todas las personas indocumentadas, sin importar la edad, puedan tener solución en el Registro Civil sin que se haga necesario la instancia judicial”.

Una solución rápida

Esa sentencia llegó a las oficinas del Registro Civil en tiempo récord, por lo que Lucas ya está en condiciones de recibir su DNI. “El martes 21 le hacemos el documento a Lucas, este viernes 17 apenas recibimos la sentencia, nos pusimos a trabajar en la confección de su partida de nacimiento, ya está confeccionada y ya se lo comunicamos a Lucas a quien esperamos el próximo martes 21 para confeccionar su DNI”, informó Matías Assenatto.
Lucas Ruiz aún no puede salir de su asombro por la rapidez con la que se hicieron las cosas, ya que su lucha de cinco años se resolvió en solo una semana.
“Yo pensaba este lunes acudir a mi defensor para saber si había novedades. Lo último que me dijeron es que esperaban la firma de un juez, pero hacía tiempo que estaba allí. Se comunicaron conmigo desde el Registro Civil para decirme que el martes me van a hacer el documento y que ya tengo una partida de nacimiento. Eso me sorprendió mucho, no sé lo que pasó en estos últimos días ni cómo se resolvió todo, pero lo importante es que estoy llegando al final de una lucha que me parecía interminable”.
El fin de esta etapa le genera nuevas incertidumbres relacionadas con su futuro, en especial el tema educativo.
“Yo realicé la primaria y la secundaria, pero no tengo ninguna documentación que lo acredite porque no tenía documento. No quisiera tener que volver a hacer todo de nuevo. Sé que si bien no estoy legalmente anotado, tanto en la escuela como en el colegio existe una constancia de asistencia a clases todos los años, sería como si estuvieran esperando por mi documento para completar los trámites. Espero que sea así”,  dijo.
 

Aclaración de la Defensoría Oficial

Sobre lo informado por este matutino en el caso de Lucas Ruiz, la defensora oficial que le fue asignada hizo envío de la siguiente aclaración:
“Al respecto informo que en la causa recayó sentencia en fecha 08/05/2019, sentencia de la cual fue notificado de forma fehaciente y de manera personal el Sr. Lucas Ruiz firmando en el mismo expediente el día 14 de mayo, como puede apreciarse en la última foja enviada”, dice la misiva oficial.
Y agrega: “Aclaro que el Sr. Ruiz recién recurrió a la Defensoría Oficial Civil 4, que dirijo, en agosto del 2018 y luego renuncié porque habiéndolo citado no se presentaba, cuando finalmente se presentó reasumí la representación del mismo en marzo/19 y el mismo ya cuenta con sentencia definitiva debidamente notificada. Saludos cordiales, Dra. Natalia Buira, Defensora Oficial Civil 4”.
De esta forma queda claro que el caso de Lucas no está estancado como él sospechaba, sino que se produjeron unos tiempo en blanco, por la imposibilidad de notificarlo en tiempo y forma de los avances que tuvo su causa en los últimos tiempos.
Aún así, el caso sirvió para que se activen mecanismos de defensa legal para otras personas que estén en la misma situación y que no pertenezcan a comunidades originarias, como prevé la ley nacional al respecto.
Sin dudas, un caso solucionado más, que hace que la función periodística recobre valor y credibilidad.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...