Rodrigo Moscoso: “Los salteños se van a reconocer mucho en esta película”

Rodrigo Moscoso, director de Badur Hogar, dialogó con El Tribuno a días del estreno de la película protagonizada por Bárbara Lombardo y Javier Flores. “Queremos que llegue a la mayor cantidad de espectadores posibles. Las películas están hechas para verse, no para que queden guardadas con premios”, aseguró.

- ¿Cómo fue trabajar en esta película después de tantos años, desde Modelo 73, del año 2000?

- Pasó tanto tiempo, un poco por miedos y por  otras cuestiones,  como que no quería filmar hasta no estar preparado, por situaciones que tienen que ver con no animarme del todo. Eso es algo que reconozco, pero -por otro lado- el hecho de que haya pasado tanto tiempo, de alguna manera muestra el resultado que se ve en la película como algo positivo. Es un proyecto que se fue formando muy de a poquito, se fue reescribiendo, abandonando y retomando. Y  todo ese tiempo, en vez de hacerle mal al proyecto, creo que le terminó haciendo bien. Lo pienso como una comida que se fue cocinando a fuego lento y fue ganando sabor y  complejidad.
Se hizo cuando se podía hacer, con los recursos que necesitábamos y la ayuda de un montón de gente, con técnicos preparados y con las situaciones que se tuvieron que dar para que se dé.



- En la película hay una conversación del padre y el hijo. ¿Tiene algo de autoreferencial? ¿Cómo fue para vos construir esa escena? no solo desde el rol de director sino también desde el de hijo.

- No es algo netamente autobiográfico , porque mi padre no es un comerciante, no es sirio-libanés, pero sí hay algo en las relaciones entre los padres y los hijos, sobre todo de la gente de mi edad, que es esta cosa de no hablar temas. Quizás también sea algo particular de mi familia y quizás también sea algo particular de Salta. Me parece que muchas veces se dan por sentadas cosas y eso genera muchas veces confusiones dentro de la familia y las historias personales de cada uno. Lo que no se habla o no se blanquea, da para malos entendidos. Me parecía que estaba bueno sumarle ese malentendido más a la película, que está llena de mentiras, omisiones, malos entendidos, etc.
Algo de autobiográfico hay, aunque no es directamente mi historia, es quizás un poco también la historia de Javier Flores o de amigos que conozco. Es una mezcla de cosas.

 



- Badur hogar ha ganado un premio del INCAA, pero contrariamente con lo que suele pasar con las películas de las provincias, el paisaje no es protagonista. Si bien es claramente salteña ¿por qué tomaste esta decisión de que no apareciera tanto  el entorno, digamos, rural?


- En realidad, no sé si funciona tan así. En ese pensamiento está un poco oculto un preconcepto me parece, y que es el de que las películas se producen desde productoras de Buenos Aires, que tienen que viajar al interior y que si no filman paisajes no rinde. ¿Para qué te vas a ir a Salta si vas a filmar un mercadito o una calle de una zona residencial? Y no es eso, porque la película está hecha desde una productora de allá, desde un director y actores de allá y con historias que son de Salta, y la película necesita mostrar lo que necesita mostrar para contar esa historia. Obviamente se ve el paisaje urbano, que es una ciudad linda y que está integrada al paisaje, que está rodeada de cerros, que salís y en 10 minutos estás en el campo. Muestra el paisaje que tiene que mostrar para contar esa historia, que a la vez es medio universal porque es una comedia de un personaje de mediana edad, en crisis de identidad y existencial. Y es una historia de amor básicamente.

-¿Cómo fue que hiciste este vuelco entre la historia de tres amigos deModelo 73 hasta  los diferentes grados del amor que se ven en la película, sin que sea la clásica comedia romántica?

- A mí me cuesta decir que es una comedia romántica, porque también es una comedia de enredos, también es un poco drama y es una película que tiene rasgos autorales, no es solo una Comedia romántica de fórmula y nada más. Obviamente que se acentúan ciertos clichés de comedia, homenajea otras películas que me gustan a mí.

- ¿Por ejemplo?

- Todas estas películas donde hay un personaje femenino fuerte que se lleva por delante a un atolondrado. Películas como “Bringing Up Baby”, “What's up doc”, hasta esta película tan oscura de Paul Thomas Anderson, “Embriagado de amor”, o las películas de William Wyller. Es como un tópico del cine clásico, romántico y de enredos o malos entendidos. Claramente el salteño que la ve, también te dice que es muy salteña.



- Eso se refuerza en los diálogos, muy salteños. Es un poco a la inversa a lo que se da  cuando  desde aquí tenemos que consumir el castellano neutro o el castellano rioplatense…

-
Claro, Argentina es mucho más grande que eso y hay una gran diversidad cultural en el país. En ese sentido creo que es un aporte bueno para la cinematografía nacional, es una película  un poco de género, amigable para el público y que sucede en otra ciudad que no es Buenos Aires, y en la que además el salteño se va reconocer mucho. Creo que es un aporte tanto para el salteño como espectador, como para el espectador que vive en Buenos Aires o en otras provincias.


- Pensándolo como un aporte para los salteños Tomaron la decisión de que se estrene no solo en Salta capital y en Buenos Aires, sino también en el interior provincial

- La decisión era la de estrenar la película en la mayor cantidad de lugares posibles. Estando nosotros en Salta, hicimos contacto directo con salas de Tartagal, de Orán y Metán, quizás de Güemes. Vamos a tratar de que en Jujuy, Tucumán, Catamarca también se estrene, porque más allá de que la película transcurre en Salta y de que se hable mucho de Salta, hay una cosa de identidad muy norteña. Queremos que llegue que llegue a la mayor cantidad de salas, porque queremos que llegue a la mayor cantidad de espectadores posibles. Las películas están hechas para verse, no para que queden guardadas con premios.

- Después de Badur Hogar, ¿Pensás que va a pasar tanto tiempo entre tu segunda y tu tercera película?

- Creo y siento que no. Hay una analogía que hago, un poco en chiste: dicen que las bandas, cuando sacan sus segundos discos,  están muy conflictuadas, ¡y quizás me pasó lo mismo! Me autoexigí no filmar hasta que estuviera súper seguro de lo que quería hacer y hoy creo que estoy muy conforme con eso.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...