El papa Francisco admitió que conocía las denuncias que pesaban sobre el exobispo Zanchetta

Por primera vez, el Papa Francisco abordó en una entrevista el tema del exobispo de Orán Gustavo Zanchetta y admitió que sabía de las acusaciones que pesaban sobre el religioso, tras lo que ordenó su traslado de Salta al Vaticano. "Lo hice venir y le pedí la renuncia. Bien clarito. Lo mandé a España a hacer un test psiquiátrico", aseguró en un reportaje con la televisión mexicana. Francisco relató así el tiempo que transcurrió entre la renuncia de Zanchetta al obispado de la ciudad de Orán (julio 2017) y su nombramiento el 17 de diciembre de 2017 como consejero en la Administración del Patrimonio de la Santa Sede Apostólica (APSA), la llamada la "inmobiliaria" del Vaticano, que tiene a cargo más de 5.000 propiedades.

La contradicción fue que en enero de este año el portavoz vaticano Alessandro Gisotti había subrayado que las acusaciones contra Zanchetta habían surgido en los últimos meses, casi un año después de que el Papa Francisco creó la nueva posición para él como asesor de la oficina que administra las propiedades de la Santa Sede (APSA), algo que había sido negado por el clero de Orán, cuyos integrantes le habían dicho a El Tribuno que el Papa sabía de las acusaciones, lo que finalmente fue confirmado en la entrevista que dio a la televisión mexicana. 

"Lo hice venir y le pedí la renuncia. Bien clarito. Lo mandé a España a hacer un test psiquiátrico"

Además, el Papa aseguró hoy que hace quince días leyó la investigación y vio que era necesario un juicio a raíz de las denuncias que recibió sobre abuso sexual y de poder. Antes no lo hizo porque tras la acusación él "inmediatamente" lo hizo ir junto a la persona que lo acusaba:  "Al final, la defensa de él es que se lo habían hackeado (el teléfono celular), y se defendió bien, entonces frente a lo obvio y una buena defensa queda la duda, pero, 'In dubio pro reo' entonces, bueno, volvé", detalló. 

A fines del año pasado, a raíz de una investigación de El Tribuno, se inició una causa judicial al exobispo por abusos sexuales y de poder contra seminaristas presuntamente cometidos entre 2014 y 2015.  La Iglesia también inició su propia investigación canónica y alejó a Zanchetta de su cargo. Francisco aseguró a Televisa que no sabe "en qué va a terminar" el juicio canónico que enfrenta Zanchetta.

La entrevista fue con la periodista Valentina Alazraki, con quien se explayó sobre el tema: "Evidentemente que él tenía un trato - algunos dicen déspota - mandón, y un manejo económico de las cosas no del todo claro parece - esto no está probado. Pero ciertamente que el clero no se sentía bien tratado por él. Se quejaron, se quejaron hasta que hicieron como clero una denuncia a la Nunciatura. Yo llamé a la Nunciatura, y el Nuncio me dijo: "Mire, la cosa de la denuncia es seria por maltrato, abuso de poder, podríamos decir, ¿no? Ellos no lo llamaban así pero vamos. Lo hice venir y le pedí la renuncia. Bien clarito. Lo mandé a España  a hacer un test psiquiátrico, algunos medios dijeron: "y el Papa le regaló un veraneo en España". Fue a hacer un test psiquiátrico, el resultado del test era dentro de lo normal, aconsejaban el tratamiento del viajero, una vez por mes. Viajar a Madrid a hacerse dos días de tratamiento, entonces no convenía que volviera a Argentina por eso. Entonces lo tuve acá y como el test decía que tenía capacidad de diagnóstico de gestión, bueno, asesor, asesor. Algunos lo interpretaron acá en Italia como un  'parcheggio' ('estacionamiento')". 

"Económicamente era desordenado pero mal manejo económico no tuvo por las obras que ha hecho"

Ante la pregunta de porqué lo puso en el APSA si había sido denunciado por mal manejo, respondió: "Económicamente era desordenado pero mal manejo económico no tuvo por las obras que ha hecho. Era desordenado pero la visión es buena. Y empecé a buscar la sucesión. Una vez que estuvo el obispo nuevo, en diciembre del año pasado decidí hacer la investigación previa de las acusaciones que había. Designé al arzobispo de Tucumán y la Congregación de Obispos me propuso varios nombres, yo llamé al presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, le hice elegir y dijo lo mejor es el arzobispo de Tucumán para esto. Claro, mitad de diciembre Argentina es como mitad de junio acá, o sea, las fiestas y después, enero y febrero es como julio-agosto acá. Pero algo hicieron. La cosa es que ahora hará quince días me llegó. Ya llegó oficialmente la investigación previa. La leí, y vi que era necesario hacer un juicio. Entonces lo pasé a la Congregación de la Doctrina de la Fe, están haciendo el juicio. Entonces, porqué le cuento todo esto: para decirle a la gente  impaciente 'no hizo nada', el Papa no tiene que andar publicando todos los días lo que está haciendo, pero no me quedé quieto desde el primer momento de este caso. Hay casos que son largos, que esperan más, como éste y explico el porqué, porque no tenía los elementos o por 'h' o por 'b', pero hoy está ya en juicio en la Congregación para la Doctrina de la Fe. O sea no he parado.

"Hay casos que son largos, que esperan más, como éste y explico el porqué, porque no tenía los elementos o por 'h' o por 'b', pero hoy está ya en juicio en la Congregación para la Doctrina de la Fe. O sea no he parado"

Y profundizó sobre su demora para hablar sobre el caso: "Ahora lo cuento. Pero no puedo a cada rato...pero no he parado. Ahora, en qué va a terminar el juicio... no sé lo dejo en manos de ellos. De hecho al ser obispo tengo que juzgarlo yo, pero en este caso dije no. Hagan un tribunal, dan la sentencia ustedes y la promulgo yo. Porque, en este caso argentino, vio... "

 

Sobre el femicidio, el narcotráfico y los abusos por parte de clérigos

Consultado sobre el muro que impulsa el presidente Donald Trump en la frontera con México, Francisco dijo: "Yo no sé qué sucede cuando entra esta nueva cultura de defender territorios haciendo muro. Ya conocimos uno, el de Berlín, que bastantes dolores de cabeza nos trajo y bastante sufrimiento". "El hombre es el único animal que cae dos veces en el mismo hoyo", "volvemos a lo mismo, el levantar muros como si esa fuera la defensa, cuando la defensa es el diálogo, el crecimiento, la acogida y la educación, la integración", observó Francisco.
"Separar a los chicos de los padres va contra el derecho natural", subrayó Francisco, afirmando que "se cae en la crueldad más grande. Para defender ¿qué? El territorio, o la economía del país o vaya a saber qué".  El papa recordó que "en el quehacer político mundial hay algo que no funciona y creo que la base es el maltrato ambiental y el maltrato económico". "Toda la fortuna está concentrada en grupos bastante pequeños en relación a los otros... Y los pobres son más. Entonces, claro: los pobres buscan fronteras, buscan salidas, horizontes nuevos", explicó el pontífice.

Con respecto a la violencia en México, frente a quienes dicen que "hay que pactar con los responsables del narcotráfico para encontrar una salida", "a mí me suena mal -observó Francisco-. Es como si yo para ayudar a la evangelización de un país, pactara con el diablo... o sea, hay pactos que no se pueden hacer". También instó a los jóvenes a no perder las raíces, "porque un árbol no puede crecer si le cortamos las raíces". "Los jóvenes no están corrompidos. Están debilitados. Por la falta de raíces. Por otro lado, hay un derecho del que nadie habla. El derecho de los viejos. El derecho de los viejos ¡es soñar!".

Durante la entrevista se abordó también el drama de los femicidios, ante lo cual Francisco dijo que "no sabría dar una explicación sociológica hoy", aunque "sí me atrevo a decir que todavía la mujer está en segundo lugar... en segundo lugar". "Si acaso la mujer logra puestos importantes, de influjos importantes, los conocemos, casos de mujeres geniales. Pero en el imaginario colectivo ¡uy mira vos una mujer llegó! ¡Llegó a ser un premio Nobel! Gran casualidad", apuntó el papa.

Hablando sobre la esclavitud, Francisco contó que acaba de leer el libro de Nadia Murad, "L'ultima ragazza": "Cuando estuvo acá me lo regaló en italiano. Si usted no lo leyó se lo aconsejo... Ahí está, en una cultura especial, pero está concentrado lo que todo el mundo piensa de la mujer". "El mundo sin la mujer no funciona. No por porque es la que trae los hijos, dejemos la procreación de lado... Una casa sin la mujer no funciona. Hay una palabra que está por caerse del diccionario, porque todo el mundo le tiene miedo: ternura. Es patrimonio de la mujer". Alazraki le preguntó también por su sexto año de pontificado, un año difícil en el que Francisco reconoció incluso la "ayuda de los medios" frente al escándalo de la pedofilia cometida por el clero en Chile. "Alguna pregunta me ha hecho pensar, ¿no? Sobre todo en el viaje de Chile que me di cuenta que la información que tenía no era lo que yo había visto. Y creo que en gran parte fue alguna de las preguntas hechas con mucha educación en el viaje de vuelta", comentó el papa.

Francisco admitió los errores en la gestión del caso pero aseguró que ahora "se está trabajando bien, incluso el diálogo con las personas abusadas en Chile funciona muy bien, a algunos los he recibido acá, o sea, se dieron cuenta que la Iglesia los quiere y que está dispuesta a poner punto final a ese asunto".

También se refirió al caso del cardenal George Pell, "que está preso y está condenado, bueno apeló, pero está condenado" por delitos de pedofilia, y defendió al cardenal Rodríguez Maradiaga, afirmando respecto de acusaciones formuladas que "nadie me pudo probar nada". "Por ahí se equivocó en alguna cosa, equivocaciones ha tenido algunas, pero no del nivel que le quieren colgar. Eso es importante así que en eso lo defiendo", dijo Francisco. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...