La salida del obispo  Zanchetta, de Orán,  se debió a denuncias de abusos

A un año y medio de la supuesta renuncia al Obispado de Orán, se conoció que Gustavo Zanchetta fue destituido por el papa Francisco. La remoción fue decidida a partir de denuncias que provinieron del mismo clero que lo acusó de diferentes tipos de abuso, entre ellos de abuso sexual dentro del seminario fundado por él mismo y que dejará de funcionar a partir del año próximo.

Las denuncias no solo dividieron al clero local, también calaron hondo entre los religiosos más allá de Orán. Además de poner bajo la lupa los motivos del cierre del seminario local, se ponen en duda los traslados de los sacerdotes que denunciaron a Zanchetta, e incluso la remoción del nuncio Emil Paul Tscherrig, quien elevó las denuncias. Se señala que todos estos cambios tienen una misma raíz: un pase de facturas por las denuncias contra Zanchetta que involucrarían incluso al arzobispo de Salta, Mario Cargnello.

Las remociones de los curas denunciantes son inesperadas para la comunidad de Orán. Algunos de ellos incluso tienen más de diez años frente a sus parroquias.

Detrás de estos movimientos que contrastan con la decisión de destituirlo, se interpreta que luego de la remoción, alguien "cercano al Papa" habría intercedido por Zanchetta, por lo que los denunciantes ahora sufren el peso de su acusación.

A pesar de su escandalosa salida, Zanchetta se encuentra ocupando un cargo administrativo dentro de la Agencia a cargo de las propiedades del Vaticano.

El seminario

"Los seminaristas están constantemente en las parroquias, son chicos muy buenos, te ceban mates, comparten. Y un día saltó que había habido una denuncia por este tema. Yo soy madre y me conmoví muchísimo y ahí comenzamos a atar cabos. Hubo abusos en el seminario, de alguna manera él era el jefe y sometía a algunos chicos. A mí me llamó la atención que se abriera un seminario en Orán", relató Mabel, una vecina que colabora con las parroquias de Orán y más precisamente en la catedral, quien pidió reservar su apellido. Los "cabos" que comenzó a atar Mabel fueron las situaciones de las que fue testigo sin entender del todo los motivos, como la difícil situación de salud que observó en uno de los curas denunciantes. "Cayó varias veces internado en terapia, todos nos comenzamos a preguntar qué pasaba", indicó.

Zanchetta se fue de Orán de forma inesperada, pero solo para la opinión pública. "La denuncia tardó años" en obtener alguna respuesta, aseguró una fuente que pidió reservar su nombre. Esta persona precisó además que las denuncias no solo fueron por abusos sexuales, sino además por abusos de poder y desmanejos económicos. La denuncia se realizó ante al Nunciatura. Fueron tres sacerdotes los denunciantes.

Con las mismas acusaciones, abusos de poder y desmanejos económicos, se fue de la Diócesis de Quilmes, antes de desembarcar en Orán. Por este motivo, varios laicos y religiosos se opusieron a su designación como obispo de Orán. Incluso en la página Change. org, el médico Santiago Gerardo Spadafora reunió firmas para rechazar su designación.

Protección

Sobre los extraños movimientos dentro del clero local, Mabel aseguró que "debe haber alguien detrás que aún lo protege a Zanchetta".

"Él tenía que irse luego de un mes, luego de las fiestas patronales, y se precipitó, él se fue antes de lo que debería. Se iba a dar tiempo para que no fuera un golpe duro para la comunidad", aseguró la fuente reservada. Zanchetta se fue sin siquiera despedirse de los fieles y se dirigió al Arzobispado de Corrientes, donde fue recibido por el obispo Andrés Stavnovnik, quien pertenece a la misma orden. Ambos pertenecen a la Orden Franciscana de los Frailes Menores Capuchinos. Stavnovnik lo reemplazó por algunos meses en el Arzobispado, y ahora es señalado como uno de los que habría intercedido por Zanchetta ante el Pontífice.

"Lo conozco de la época en que ambos éramos estudiantes, él terminaba sus estudios para el sacerdocio y yo estaba en los inicios; además, tuvimos muchas otras oportunidades de encontrarnos y de cultivar una relación más estrecha", comentó Stavnovnik sobre su relación con el Papa.

Según diferentes fuentes, Cargnello acompañó las denuncias. "Los apoyó y le pasaron factura por el apoyo que le dio a los sacerdotes que lo denunciaron", aseguró Mabel.

Mabel indicó que se habla de "entre 9 y 10" seminaristas abusados. El cierre del seminario que fue abierto por el destituido Zanchetta sería una muestra de las divisiones que dejó el caso dentro del clero: "Los curas jóvenes no entienden por qué se fue y muchos siguen comunicándose con Zanchetta, que les dijo que no era tan así la denuncia. Entonces ahora hay un poco de rechazo a los chicos que denunciaron. No hay clima para el seminario", indicó la fuente.

El proceso interno contra Zanchetta no está cerrado y una investigación podría derivar en juicio eclesiástico.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Cómo cree usted que será la situación económica del país dentro de un año?

Mejor
Igual
Peor
No sabe
ver resultados

Importante ahora

cargando...