Salinas Grandes está entre las siete maravillas naturales de la Argentina

Salinas Grandes consiguió un lugar en el listado de las siete maravillas naturales de la Argentina. También resultaron elegidos el Glaciar Perito Moreno, de Santa Cruz: el Parque Nacional Talampaya, de La Rioja; la selva Misionera; el río Mina Clavero de Córdoba, el Parque Nacional Nahuel Huapi (Neuquén/Río Negro) y el Bañado La Estrella, de Formosa.

Salinas Grandes fue el destino que postuló la vecina provincia de Jujuy y que cosechó miles de adhesiones en la votación, que era abierta al público. Esta nueva "maravilla natural" se conoce principalmente por su parte jujeña, si bien hay un sector que comparte con Salta.

Con su blanco de cristal, es el tercer salar más grande de Sudamérica con una extensión mayor a las 12 mil hectáreas. Este inmenso desierto de sal está ubicado a 4.000 metros de altura sobre el nivel del mar.

Su origen se remonta a más de 5 millones de años atrás, cuando la cuenca se cubrió por completo de aguas provenientes de un volcán.

La paulatina evaporación de este líquido y sus componentes, es lo que dio posterior forma a este salar, con una costra cuyo espesor promedio es de 30 centímetros y resiste el peso de vehículos.

La campaña para elegir las siete maravillas naturales comenzó en abril de 2018 con 417 lugares nominados, que dieron paso a la primera fase de votación. Luego participaron especialistas de distintas áreas de la ciencia, el turismo, la fotografía, el periodismo y el arte.

Entre los 28 finalistas habían quedado dos lugares de Salta representativos de su riqueza natural: el Cono de Arita y el Salar de Pocitos.

Conciencia

La campaña se realizó con el objetivo de inspirar y concientizar sobre la conservación de las bellezas de todo el país.

El evento de cierre se realizó ayer a la tarde en el Centro Cultural Borges y contó con la presencia de los responsables locales de la organización, además de Jean-Paul de la Fuente, responsable de Desarrollo de Valor de New 7 Wonders y director de la Fundación New 7 Wonders y autoridades nacionales y provinciales.

Carlos Vetere, CEO de 7 Maravillas Argentinas, destacó: "Este proyecto surgió con la idea de crear entre los argentinos una memoria nacional y global respecto a nuestro patrimonio. Estamos orgullosos de poder decir que la participación popular creció mes a mes desde que comenzamos la campaña en abril del año pasado, alcanzando más de un millón de votos y reafirmando la verdadera "argentinidad'. Felicito a los 7 elegidos e invito a que los visitemos y conozcamos los 28 lugares finalistas de nuestro maravilloso país".

Por su parte, Jean-Paul de la Fuente, director de la fundación New 7 Wonders, resaltó la importancia del proyecto para el turismo local. "El impacto que tiene este tipo de campaña como la de Siete Maravillas Naturales Argentinas, y en particular en los sitios ganadores, es el de crear una gran demanda turística porque obviamente, todos queremos conocer una Maravilla, y más aún si la hemos votado. Esto no es un concurso, sino que tiene un perfil social con impacto económico, turístico, y educativo", afirmó.

Entre los 28 finalistas estuvieron representadas 16 provincias con paisajes de diversos tipos como glaciares y lagos, desiertos, bosques y selvas, montañas y sierras y ríos y llanos.

"Cada uno de finalistas ya es ganador de por sí. Han pasado por procesos eleccionarios, filtros y selecciones muy rigurosas. Queremos dar nuestras más sinceras felicitaciones a quienes compitieron en la recta final. Los siete coronados no son los únicos campeones. La Argentina tiene paisajes hermosos, diversos e impactantes, es importante que entendamos la responsabilidad que tenemos de cuidarlos, potenciarlos y preservarlos", afirmó Daniel Weigandt, director editorial y de contenido de Siete Maravillas Argentinas.

Los dos finalistas de Salta

Dos lugares mágicos de Salta se habían ganado un lugar entre los 28 finalistas de la campaña para elegir las siete maravillas naturales de la Argentina: el Cono de Arita y el Salar de Pocitos.

El denominado Cono de Arita está en el majestuoso Salar de Arizaro, en plena Puna salteña, y es considerado la pirámide natural más perfecta del mundo,

Esta geoforma cónica surge, a la vista, como una isla en el imponente Salar de Arizaro, uno de los más grandes del mundo, que tiene una superficie de 1.600 kilómetros cuadrados y está a 3.460 metros de altura.

El Salar de Pocitos es otro de los atractivos que deslumbra a los visitantes, especialmente en verano cuando a la vera de la ruta provincial 27 se forma un enorme lago celeste. Para completar el sorprendente escenario natural, en el extremo oeste, se levanta el imponente Cerro Macón, de más de 5.600 metros. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...