Rolando Arnedo: “Mi objetivo fue subir la vara porque antes nos conformábamos con poco”

Los Diamondbacks de Phoenix, Arizona, llegaron a las Ligas Mayores de béisbol en 1997 y cuatro años después se convirtieron en el equipo que más rápido ganó una Serie Mundial, nada menos que ante los potentes New York Yankees. 
En esa época, con 21 años, Rolando “Rana” Arnedo se destacaba en la tercera base de Popeye y de outfielder en la Selección argentina. Su gran nivel lo llevó a la Liga de Novatos en los Washington Nationals, donde comenzó su sueño de llegar a las MLB, pero ninguno de los jugadores de su camada pudo pegar el gran salto. 
Arnedo no dejó de remar y en 2013 a través de un programa llegó a los Marlins, aunque decidió llamar a los Diamondbacks de Arizona y se quedó a trabajar como voluntario (sin goce de sueldo). Hoy, siete temporadas después, es el coordinador general de la Academia en República Dominicana y desde hace un año comanda el seleccionado argentino, Los Gauchos, que el próximo mes disputará los Juegos Panamericanos de Lima.
Desde el Caribe, el salteño dialogó con El Tribuno y más allá de su trabajo con los D’backs, hizo un análisis de lo que será la histórica participación de Argentina en Lima 2019 con la presencia de nueve peloteros de esta provincia y tres integrantes del staff técnico.

La Selección argentina es tu conexión directa con el béisbol de las Ligas Mayores, ¿cómo llegaste?
Llego a través de un programa de las MLB, por un contacto que hizo Sergio Martín, quien era presidente de la Federación Argentina. 
Después fui a los Marlins, pero llamé a la gente de Arizona, estuve una semana, me vieron trabajar y luego vine como voluntario a República Dominicana. No tenía goce de sueldo, era un aprendiz. Eso fue en 2013 y siete años después, es mi tercera temporada como coordinador de la Academia.
Esa experiencia te llevó, como si fuese un círculo, a la Selección y el próximo mes disputarán una de las competencias más importantes de la historia para Los Gauchos, ¿qué sensaciones tenés previo a los Juegos Panamericanos?
Es así. Asumí en septiembre del año pasado y si bien no tuve mucho tiempo de trabajo, estamos muy conformes con lo que venimos realizando. Tras las giras, definimos los 24 jugadores que van a estar en Lima.
Por los buenos resultados y el gran nivel que demostraron, ¿a los Panamericanos viajan los mismos jugadores que hicieron la última gira en Arizona?
Viajan quienes hicieron esa gira y jugaron contra los Diamondbacks y los Cincinnati Reds, además de la recuperación de Eduardo Zurbriggen quien estaba lesionado y es uno de los jugadores más importantes del equipo. 
¿Cómo definís al plantel de Los Gauchos?
Es un plantel que por falencias de estructura no teníamos una gran base, pero cada uno de ellos es una pieza importante.
Los mismos chicos se fueron dando cuenta que mi objetivo fue subir la vara en las competencias, porque antes nos conformábamos con muy poco.
Medirte con mejores, indudablemente te hacen mejor y mentalmente también lo sentís.
En Estados Unidos ganaron dos partidos, perdieron tres y empataron uno, ¿allí los jugadores te demostraron que medirse con los mejores, se hicieron mejores?
Sí, porque jugaron contra tipos que quizás ganan una fortuna. Por ejemplo, a las dos semanas de haber jugado contra nosotros los Cincinnati Reds subieron a Nick Senzel (fue convocado el 3 de mayo pasado y al otro día bateó un home run ante los Giants de San Francisco).
¿Cuál es el objetivo de Argentina en los Juegos Panamericanos?
Vamos a competir, todos los juegos salimos a ganar. Nosotros tenemos armas diferentes a las potencias y si ellos no están en su mejor día, podemos sorprender. No tenemos nada que perder y la presión es de ellos.
Clasificaron ocho equipos y se dividen en dos grupos. Los Gauchos jugarán contra Canadá, Cuba y Colombia, ¿qué podés detallar de estos seleccionados?
Las dos zonas muy parejas. Sabía que Perú y Argentina iban a ir a grupos opuestos. Nuestro grupo es complicado, pero es cierto que Cuba no es el “cuco”. Ellos tienen mucha fuga en la isla, cada vez son más jóvenes que se van, yo lo puedo ver en Dominicana, entonces no tienen el mismo roce. 
Canadá tiene un equipo fuerte, es similar a Estados Unidos (que no participa). Tiene un equipo competitivo, los pitchers te tiran 95 millas y si lo enfrentás 100 veces le podés ganar una vez y ese día puede ser en Lima. Hay que aprovechar nuestras armas, más allá de que ellos son los campeones de los Juegos Panamericanos pasados.
Colombia, en tanto, va a ir con un equipo semiprofesional con poco tiempo de trabajo, así que por la imagen que dejamos en Arizona estoy muy conforme.
¿Hay muchos veteranos en el plantel?
Hay en todas las posiciones. Llevamos a tres catchers y dos son veteranos. En el infield está Mauricio Costa, uno de los jugadores con más experiencia y que físicamente está impecable. En el outfield juega, por ejemplo, Lucas Montalbetti uno de los veteranos inamovibles por su bate y su trabajo en el campo. También contamos con Mauro Schiavoni, uno de los más talentosos del plantel.
En el picheo son varios como Ezequiel Cufré y Diego Echeverría.
Más allá de la tranquilidad que tenés, ¿te hubiese gustado sumar a algún otro jugador?
Estamos conformes, pero me hubiese gustado tener la opción de tener a otros jugadores en carpeta, como peloteros de Venezuela que están optando por vivir en el país. Eso no solo pasa en Argentina, sucede en todo el mundo, entonces a futuro debemos aprovechar la jerarquía de esos jugadores que piensan en nacionalizarse. 
¿Ya terminó la preparación o seguirán ajustando detalles?
Vamos a intentar realizar una última gira para culminar la preparación y de ahí ir directo a los Panamericanos, para llegar de la mejor forma a esta competencia que es tan importante para nosotros. 
Levantamos el picheo, recuperamos a lanzadores como (Federico) Tanco, (Diego) Echeverría o (Federico) Robles.

Durante estos días se habló mucho de la quita de becas que da el Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD), ¿cómo fue el trato del organismo con ustedes?
El apoyo de ENARD fue increíble. Nos cumplieron lo que quisimos, junto a la Federación Argentina de Béisbol.
Me consultaron qué es lo que me gustaría y les dije que ir a Brasil a jugar amistosos y lo cumplieron. Luego les comenté que sería un sueño ir a República Dominicana y nos brindaron el apoyo. Sucedió lo mismo con la gira en Arizona. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...