Primer detenido en el caso Luján y Yanina

Ayer los vientos de agosto anunciaron que se acercan los tiempos de una nueva primavera. Poco después de las 15 luego de un invierno cruel de siete años, la jueza de Transición Mónica Mudksi ordenó la detención de una mujer por el delito de falso testimonio, convirtiendo a este testigo en el primer detenido en la causa Luján Peñalva-Yanina Nuesch.

La medida se convirtió en el puntapié inicial de lo que puede venir, un anuncio sin precedente en una causa archivada en la figura de un supuesto doble suicidio, o muerte dudosa, desempolvada por la tenacidad de un padre indoblegable y una familia destrozada por una historia que amenaza implosionar sobre los autores, cómplices y encubridores.

En ese contexto, Gustavo Peñalva señaló ayer a El Tribuno que quedó extasiado al observar cómo los nuevos fiscales y la jueza de Transición definieron una jornada teñida de lo mismo que escuchó durante años.

"Jamás pensé que iban a hacerse eco. Pero no, las contradicciones, la negación y la mendacidad esta vez no pudieron", dijo.

Peñalva aseguró que hace siete años esa mujer llamó insistentemente al 911. Y sus llamadas quedaron grabadas.

Fueron a las pocas horas del hallazgo y dio precisiones y nombres.

Es una mujer mayor, que no tenía problemas económicos ni necesidad de mentir, entonces.

"Pero para más detalles les voy a informar que yo mismo, en persona, la entrevisté en aquellos tiempos. Cuando desesperado buscaba una hilo conductor de verdad. Ella entonces me juró por sus hijos que no mentía", señaló.

"Hoy, me siento más cerca de la verdad. Más aliviado. Más acompañado. Es la primavera quizá, no lo sé. Creo que de aquí en más vamos a ver otro cielo, tengo hoy más esperanzas que nunca", dijo exultante.

La testigo sin querer quizá se convirtió ayer en el primer paso de una causa que en siete años solo tuvo declaraciones del tipo informativa, nunca un imputado, jamás un sospechoso.

Fiscales informan

Los fiscales actuantes informaron de esta manera lo sucedido en la audiencia de ayer. "Hoy martes (por ayer) se cumplió con la ampliación de declaración testimonial de una mujer que llamó al Servicio de Emergencias 911, en 2012, pero que luego rectificó su declaración. La jueza de la Sala VI del Tribunal de Juicio, Mónica Mukdsi, ordenó la aprehensión de la testigo y la puso a disposición de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, ante la posible comisión del delito de falso testimonio".

La información aclara "al estar a disposición de UGAP, los fiscales deberán pedir su detención al Juzgado de Garantías 7, en turno. La jueza remitió a los fiscales copias del acta de aprehensión y de las actas testimoniales". El Ministerio Público Fiscal ya cuenta con el soporte digital de la audiencia de declaración testimonial filmada este martes.

Ayer, los fiscales María Luján Sodero Calvet y Pablo Rivero participaron de la audiencia en cuestión, en la que se escucharon los audios de la testigo, de las llamadas realizadas al Servicio de Emergencias 911 en 2012, y a raíz de las inconsistencias y rectificaciones de la testigo durante su declaración, es que Sodero pidió la detención, atento a la comisión del delito de falso testimonio. Al pedido adhirió el fiscal Rivero y también la querella.

El lunes 16 de julio de 2012, aparecieron sin vida Yanina Nesch y Luján Peñalva, de 16 y 19 años, respectivamente. Las encontraron colgadas con una misma soga en un árbol de un descampado de la zona sur de la ciudad. Habían desaparecido dos días antes.

En 2018, Mukdsi ordenó proseguir con la investigación en la causa, que había sido archivada el 6 de febrero de 2014 por el juez de Transición 2, Pablo Arancibia. El archivo fue confirmado el 7 de abril de 2014 por los jueces Abel Fleming y Adolfo Figueroa.

Todos los caminos conducen a lo mismo: doble crimen

Así lo afirmó el papá de Luján, hoy más convencido que nunca. 

Gustavo Peñalva.

“Con la reconstrucción del rastrillaje, la visión de los nuevos fiscales del lugar de la escena del delito y los nuevos videos que subimos a la web siento que estamos más cerca de la verdad. Hoy me di cuenta que hay vocación de justicia, que hay esperanzas.

Si hay un detenido, es porque habrá muchos más. Hoy más que nunca en todos estos siete años sé que alguien arrepentido colaborará con ese granito de arena de la verdad, que inclinará la balanza hacia la verdad de los hechos.

Espero esos gestos porque el silencio, el frío y mi noche de siete años se está convirtiendo en alba. 

Mucho hemos andado y casi todo lo que que fuimos reconstruyendo se está probando.

Aún falta mucho por recorrer, pero sé que estamos sobre el camino correcto, como hace siete años, pero hoy acompañado por la solidaridad de todos y por sobre todas las cosas con fundamentos científicos, derecho y verdad.

Estamos esperando un cambio de carátula, una investigación profunda y agresiva. 

La comparecencia de todos los actores y por supuesto la verdad de los hechos.

Alguien tiene la llave, está a tiempo quizá de ayudar a que la vida tenga sentido, y sobre todo mi vida.

Hoy fue otra jornada histórica dentro de esta causa”, dijo el papá.

Luego Gustavo Peñalva dijo: “Aún queda mucho por investigar y espero que la Justicia de alguna manera compense los años que la causa estuvo en archivo, con una respuesta adecauda a la segunda década del siglo XXI”. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...