Tensión entre aborígenes y  criollos por lotes de Villa San José

Un conflicto en el que tuvo que intervenir la Policía de la provincia, se generó entre criollos y aborígenes por la disputa de terrenos ubicados en la villa San José, a un costado de la Costanera del río Conchas, en la zona norte de San José de Metán. Ambos grupos se adjudicaron derechos sobre este predio que sería privado.

21 familias humildes criollas comenzaron a asentarse en el lote, que tiene 53 metros de ancho por 100 de largo y que pertenece a la familia Grané. Colocaron estacas, alambres, una carpa y hasta una casilla, en el sector que da hacia la calle Sarmiento.

"Estas familias están viviendo muy precariamente. Entre ellas muchos niños y muchas necesidades. Hay casas en las que viven tres familias juntas. Este espacio es un monte que nadie está utilizando y por eso decidieron asentarse en este lugar", dijo Beatriz Amaya, presidenta del centro vecinal de ese sector de la histórica villa San José.

"No quieren que les regalen nada, pretenden pagar, en la medida de sus posibilidades, por sus lotes. Todos tenemos derecho a tener un lugar para vivir dignamente. Esta gente está decidida a no moverse de estos terrenos y piden que nuestras autoridades les den una solución", destacó.

Amaya dijo que si es necesario pueden mandar un asistente social para comprobar la situación de pobreza de las 21 familias que se asentaron en los terrenos.

"El problema es que también vinieron los aborígenes, dijeron que estos terrenos les pertenecen y que ellos vienen haciendo las gestiones desde hace tiempo para obtenerlos. Todos tenemos los mismos derechos, a ellos la Nación les hizo casas y está muy bien, porque se lo merecen", dijo.

"Pero estas familias humildes también quieren una oportunidad para poder vivir mejor, porque no tienen nada", destacó Amaya.

Aborígenes, por calle Lavalle

Pero al terreno, que tiene unos 100 metros de largo, lo divide un alambrado con ramas secas de árboles, porque en el sector que da hacia la calle Lavalle, comenzaron a limpiar y a hacer demarcaciones miembros de la comunidad aborigen wichi de Metán.

"La Nación y la provincia han reconocido que desde el año 1980 venimos haciendo presentaciones para obtener terrenos en esta zona. Esta parte ya casi nos pertenece porque está a punto de salir una expropiación y a esto lo pueden confirmar las autoridades de los pueblos originarios", dijo a El Tribuno el cacique wichi, Marciano Monte de Oca.

"Hay más de 40 familias que son de nuestra comunidad que no tienen casas y por eso estamos haciendo un replanteo de la presentación de proyectos para la construcción de viviendas", dijo el cacique.

Agregó: "Hay mucha confusión de la gente, nosotros conocemos los derechos de nuestro pueblo indígena, no buscamos peleas ni conflictos, simplemente queremos que nuestra comunidad pueda vivir mejor y por eso vamos a seguir luchando".

Mucho nerviosismo

Pasadas las 14 horas de ayer, se vivieron momentos de tensión en el sector debido a que la Policía ingresó a esas tierras con personal de Infantería.

Los que comenzaron a asentarse dijeron que iban a resistir un posible desalojo. Hasta el cierre de esta edición no se habían producido incidentes y había tranquilidad en Villa San José.

"Estamos mediando entres los criollos y aborígenes para evitar conflictos, porque hay distintas versiones sobre estos terrenos", confirmó Torres.

Por otra parte, miembros de la familia Grané, propietaria de los terrenos, dijeron que iban a radicar una denuncia policial por la usurpación de los lotes.

El comisario mediador

El comisario, Adolfo Torres, quien es jefe de la comisaría 30 de Metán, estuvo trabajando toda la jornada de ayer en el lugar, debido al conflicto que se generó con la toma de los terrenos en la zona norte de Metán.
Incluso concurrió con uniforme de gala y no pudo estar presente en el acto oficial por el 43 aniversario de la creación de la dirección de la Unidad Regional 3, con asiento en la localidad, que se desarrolló en la mañana de ayer.
“Luego de tomar conocimiento del asentamiento de un grupo de personas en estos terrenos, ubicados al lado de la costanera, nos constituimos en el lugar. Viven en los alrededores y dicen que lo hicieron por una necesidad habitacional. Hablé con ellos y con los aborígenes. Luego hicimos una consulta a la Fiscalía que actúa en esta zona, que dispuso que nadie ocupará estos terrenos que son privados”, dijo Torres. “Efectivamente, estamos mediando entres los criollos y aborígenes para evitar conflictos, porque hay distintas versiones sobre estos terrenos y tenemos que priorizar la paz”, confirmó el comisario.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...