Un altar en un estudio de televisión, las alianzas donadas por Luis Mario Vitette Sellanes -la cara del llamado robo del siglo-, y la presencia de un falso Papa Francisco le dieron vida a uno de los eventos televisivos más desopilantes del año que recién empieza. Silvia Süller y Jacobo Winograd sellaron su amor en una divertida “boda” que tuvo lugar en El Precio Justo, el programa conducido por Lizy Tagliani por Telefe.

Previo a la ceremonia, los reconocidos personajes mediáticos contaron que acordaron ciertas “cláusulas” para su matrimonio: no dormirán juntos, no compartirán baño y no tendrán relaciones sexuales. “Vamos a compartir un chocolatín blanco, leer Borges y Neruda. Pero sexo no: somos muy pecadores los dos y Dios nos está esperando. Que sea algo espiritual. No me va a tocar nunca y yo no la voy a tocar en la vida. Ella tiene permitidos, y yo tengo permitidos”.

“Son 34 años de amistadà Nos peleamos, volvimos y nunca nos vamos a tocar un pelo. ¿Quedó claro? Como regalo quiero que ella diga por primera vez la verdad: yo sufrí mucho, no tengo un chizito”, aseguró Jacobo, de cierto modo anticipando el tono que tendría la boda.

    

Luego, ambos se retiraron del estudio. Regresaron sobre el final, vestidos para la ocasión: ella de blanco con una corona de flores, y él de impecable traje. La producción del programa montó un altar y Lizy Tagliani recibió a los novios. Los siguientes minutos estuvieron marcados por la alternancia entre risas y emoción.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...