Circular por la ruta provincial 23 es una verdadera odisea por estos tiempos, sin banquinas y con baches que se propagan como epidemia. El acceso principal a la ciudad de Rosario de Lerma es una pesadilla a la hora de tener que transitarlo. La desventura de Pablo Cornelio Palacios y su familia, cuando transitaban por esta ruta, es una de las tantas historias de los vecinos que vivieron en carne propia el padecimiento del paupérrimo estado de este camino de 15 kilómetros entre Cerrillos y Rosario de Lerma.

El martes, alrededor de las 13.30, estuvo a punto de volcar con su familia, producto de un bache de 40 centímetros de ancho por un metro de largo, erosionado en la cinta asfáltica y mostrando silenciosamente su peligrosidad las 24 horas del día.

Palacios apenas lo esquivó, el rodado hizo un brusco movimiento zigzagueante que por fortuna no terminó en un accidente con consecuencias lamentables para él y su familia. El daño fue importante en una de las llantas de su automóvil Volkswagen Suran.

El vecino viajaba junto a su esposa y sus dos hijas, Sofía y Paula, de 14 y 4 años, respectivamente. Viajaban de Salta a Rosario de Lerma. El desafortunado incidente ocurrió a tan solo 200 metros del Parque de la Salud, espacio de recreación de alta concurrencia.

"Así está la ruta: baches, sin banquinas y cinta asfáltica con grietas por todos lados. Ni hablar de zonas como paraje San Martín que con lluvia es sumamente peligroso circular. La saqué barata. Mi familia y yo estamos bien, pero si volcábamos, no sé si lo estaría contando", dijo Palacios a El Tribuno.

Palacios agregó: "Usamos esta ruta unas 6 a 8 veces por semana y transitamos con cuidado porque es una ruta peligrosa y la señalización es deficiente, hay muchos lugares sin banquina y falta la iluminación. Como si fuera poco, nunca dieron una solución definitiva a los cortes continuos por el agua que pasa en la ruta durante la época de lluvia, a la altura de finca San Martín".

El vecino hizo una exposición policial y se acercará a hacer el reclamo al municipio y a Vialidad de la Provincia con todas las pruebas pertinentes. "Por último quiero hacer dos pedidos: a todos los que transitan por la ruta 23 que lo hagan con cuidado para evitar cualquier tipo de accidentes. Y a las autoridades, que gestionen y comiencen de inmediato con el acondicionado de la ruta, que tengo entendido hay una partida presupuestaria aprobada".

Sin presupuesto por ahora

Dos veces fue presupuestada, pero no hay fondos para repavimentarla. Circulan a diario 7 mil vehículos por este tramo. Hace 13 años se registró la única repavimentación concretada desde la década del 50. Se pudo establecer como prioridad la repavimentación de toda la ruta en los últimos dos presupuestos provinciales. Sin embargo, por diferentes motivos la obra nunca se concretó.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...