El Rally Dakar, el primero que se corrió en Arabia Saudita, llegó ayer a su fin con buenas sensaciones para los pilotos salteños Luciano y Kevin Benavides tras completar la 12ª etapa entre Haradh y Qiddiya. El menor de los hermanos piloto del KTM Factory Racing Team fue el mejor de los pilotos argentinos ocupando el sexto puesto en la clasificación general. Por su parte, Kevin logró una gran remontada para terminar en el puesto 19 de la general y siendo parte del histórico triunfo que consiguió el Monster Energy Honda Team en la categoría de motos. 
El estadounidense Ricky Brabec le dio a Honda una victoria muy deseada. La marca japonesa volvió al Rally Dakar en 2013 tras 23 años de ausencia y en este 2020 llegó al éxito. De esta manera asume el primer puesto tras 18 años de victorias consecutivas de KTM.
“Fue un Dakar muy difícil con todas las situaciones que hemos vivido. La pérdida de Paulo ha sido sin duda la más dura. Después con la rotura de mi motor que me dejaba fuera de la lucha por ganar el Dakar. Pero aun así, no bajé la cabeza y lo di todo durante todos los días”, expresó Kevin en la meta.
El mayor de los Benavides luchó por el triunfo hasta la quinta etapa, en la sexta se le rompió el motor y quedó relegado al puesto 28 de la general. En los días siguientes fue escalando posiciones hasta terminar en el puesto 19 con un tiempo total de 44h5m7s. 
En tanto, Luciano volvió a instalarse en el top ten del Dakar por segundo año consecutivo. Debió abandonar en el 2018 por una fuerte caída; el año pasado completó todas las etapas y sorprendió siendo noveno. Ayer completó su mejor paso por el Dakar ocupando el sexto lugar y siendo el mejor piloto argentino de la general. 
“No puedo estar más contento en este momento. Pude estar todas las etapas entre los 10 mejores, excepto una. Más allá del resultado en posición, este año logré una constancia y velocidad que me hacen soñar a lo grande para un futuro próximo”, señaló Luciano tras su histórica participación. Su tiempo fue de 40h40m10s, a 37m34s de Brabec. 

Sainz, inagotable

El español Carlos Sainz (Mini) volvió a demostrar, a sus 57 años, porque es uno de los mejores pilotos en la historia del automovilismo. El español se proclamó vencedor del Dakar 2020, su tercer triunfo en categoría auto, después de los conseguidos en 2010 y 2018. 
Vencedor de cuatro etapas, Sainz superó al defensor del título, el catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota), por 6 minutos 21 segundos. El veterano corredor español tomó el mando de la prueba en la tercera etapa y la conservó desde entonces.
‘Sí, tengo 57 años, pero lo importante es el tiempo de carrera, no lo que está escrito en el pasaporte”, añadió Sainz justo antes de subir al podio. El español extendió su rico historial de títulos puesto que fue campeón español de rally (1987 y 1988), fue bicampeón mundial de rally (1990 y 1992) y ayer sumó su tercera victoria en Dakar.
Sainz, el ganador más veterano del Dakar, título honorífico que ya logró en 2018, no desveló si estará en la salida el próximo año.

Más campeones

Otro de los pilotos sudamericanos que celebró a la grande en el Dakar 2020 fue el chileno Ignacio Casale (Yamaha), quien se coronó en la categoría cuatriciclos. El flamante campeón completó las doce etapas en 52 horas 4 minutos 39 segundos; el segundo lugar fue para el francés Simon Vitse (Yamaha).
En tanto en camiones se impuso el equipo ruso liderado por Andrey Karginov al mando de un Kamaz. El escolta fue su compatriota Anton Shibalov, también con un Kamaz. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...