Rosario de la Frontera: Vecinos del barrio Santa Ana marcharon pidiendo justicia

El fin de semana pasado, en el barrio Santa Ana, ocurrió una gresca que dejó como saldo la muerte de un joven padre de dos hijos. A raíz del hecho, los vecinos, envueltos en cólera y miedo, aseguraron que no es la primera vez que los autores del crimen actúan de ese modo.

Cabe señalar, además, que pocas veces sucede alguna marcha en la Ciudad Termal. En este caso los vecinos del Santa Ana marcharon no tan solo pidiendo justicia, sino que piden que la familia de los autores involucrados se marche del barrio en el cual habitan. El viernes por la mañana, familiares y vecinos del joven Diego García, partieron desde la planta de gas, lugar de la entrada del Santa Ana, hasta la Fiscalía. Una vez concentrados en las afueras, los integrantes a viva voz manifestaron: "Justicia por Diego, justicia por nosotros que tenemos miedo".

La viuda de García, madre de dos hijos, de cinco años y una bebé de tres semanas de vida, desconsolada manifestó a El Tribuno: "El objetivo de esta marcha es para pedir justicia por mi marido. No quiero que su muerte quede impune y que los asesinos que están prófugos paguen, porque a mi esposo lo mataron sin piedad".

En cuanto a lo sucedido el fin de semana pasado, la viuda relató: "Eran como las siete y media de la mañana y yo estaba durmiendo. En eso llegó mi mamá corriendo para decirme que levante a mis hijos porque venían los Córdoba haciendo tiros en el barrio. Me levanté y agarré a mis hijos resguardándolos en la cama y salí a averiguar qué es lo que pasaba. En esos momentos vi a los Córdoba, eran cuatro".

Luego continuó: "Escuchamos tres tiros, y uno le dio en la pierna a una prima mía. En eso mi hijo lloraba salió a ver qué es lo que sucedía, pero inmediatamente lo hice entrar para protegerlo. Después no vi más nada y me fui al hospital. Mi esposo ya estaba muerto".

Por otra parte, el caso causó tanta conmoción entre los vecinos que conocían al muchacho, que manifestaron a los medios presentes: "Queremos justicia; esto no puede quedar así porque hay una familia devastada y los asesinos están prófugos. No dormimos en paz porque estamos con miedo por estos delincuentes".

"Por favor, tienen que atrapar a este gente, a todos nos tienen amenazados de muerte. A mi hijo lo amenazaron una hora antes del crimen de Diego. Fueron a mi casa con armas blancas y de fuego a matarnos a todos y no puede ser que estén libres. Son unos asesinos y no es la primera vez que lo hacen. Yo ya hice en varias ocasiones las denuncias correspondientes, pero al igual que las otras familias vivimos con miedo", manifestó llorando una madre en la marcha.

"Esta vez le pasó a Diego, pero la próxima le puede pasar a cualquiera. Soy madre por eso me pongo en lugar de esa mamá que le mataron su hijo, y no es justo", expresaron.

Un enfrentamiento ocurrió el sábado a la mañana

Un joven de 24 años perdió la vida el sábado a la mañana en el barrio Santa Ana de Rosario de la Frontera. El móvil del crimen se está investigando. La violencia entre dos facciones fue brutal según testigos, y el saldo de una persona fallecida fue el corolario de una gresca donde abundaron los disparos de armas de fuego y lesiones por arma blanca. Áreas operativas e investigativas trabajan para esclarecer el hecho de sangre en la ciudad. Fue el sábado pasado, a las 8.
El Sistema de Emergencias 911 fue alertado de un desorden sobre calle Alvarado, al final del barrio Santa Ana, de Rosario de la Frontera. 
Inmediatamente, el Centro de Coordinación Operativa desplazó patrullas al lugar y asistencia médica para personas, dos hombres de 35 y 24 años con heridas de arma blanca y uno de 35 años con una herida de arma de fuego. Tras recibir asistencia médica, los profesionales de la salud informaron el deceso del joven de 24 años, lesionado por arma blanca. Por el hecho hay una persona detenida. Los incidentes se habrían originado por la enemistad entre los las facciones involucradas en el episodio. La investigación del crimen número siete en lo que va del año en la provincia está dirigida por la Fiscalía Penal de Rosario de la Frontera.
Cabe señalar que a raíz del temor que siente la familia de la víctima, todos los días por seguridad, no duermen en el barrio, sino que se trasladan a otra casa. 
 
 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...