El Gobierno de Estados Unidos demanda a Google por monopolio 

El Departamento de Justicia de EE.UU., y once estados, han interpuesto una demanda contra Google por monopolio en los mercados de anuncios y búsqueda en internet, en lo que puede desembocar en una guerra legal y el mayor caso antimonopolio en las últimas décadas, adelantaron varios medios locales.

La demanda argumentará que Google sostiene su papel como "principal guardián de acceso" a Internet a través de "una red ilegal de acuerdos exclusivos para frenar a sus competidores", según The Wall Street Journal, que cita fuentes del Departamento de Justicia.


En concreto, se acusa a Google, subsidiara de Alphabet, de emplear miles de millones de dólares recolectados de anuncios en su plataforma para pagar a compañías de teléfonos y otros buscadores para que la mantengan como su motor de búsqueda básico.

El gigante tecnológico, con sede en Mountain View (California) controla cerca del 80 % de las búsquedas en Internet en EE.UU.

En los últimos años, los gigantes tecnológicos se han enfrentado a las críticas de diferentes Gobiernos y organismos como la Unión Europea (UE), debido a la gran cantidad de poder que acumulan, los desorbitados beneficios que obtienen y los bajos impuestos que tributan.

Con la transformación de Google en uno de los gigantes de la tecnología, la compañía ha sido vigilada de cerca por las autoridades de EE.UU., y la Comisión Federal de Comercio del país, que también tiene autoridad para investigar casos de monopolio, ya ha llevado a cabo pesquisas en torno a Google, aunque las finalizó en 2013 sin pruebas suficientes.

La respuesta de Google

La Búsqueda de Google ha puesto la información del mundo al alcance de más de mil millones de personas. Nuestros ingenieros trabajan para ofrecer el mejor motor de búsqueda posible, mejorándolo y afinándolo constantemente. Creemos que es por eso que una amplia muestra representativa de estadounidenses valora y a menudo ama nuestros productos gratuitos.

La demanda de hoy del Departamento de Justicia de los EE.UU. tiene muchos defectos. La gente usa Google porque así lo desea, no porque se vea obligada a hacerlo o porque no pueda encontrar alternativas.

Esta demanda no ayudaría en nada a los consumidores. Por el contrario, forzaría artificialmente alternativas de búsqueda de menor calidad, aumentaría los precios de los teléfonos y dificultaría que las personas obtengan los servicios de búsqueda que desean utilizar.

La dudosa queja del Departamento de Justicia
Hablemos de los detalles. La queja del Departamento de Justicia se basa en dudosos argumentos antimonopolio para criticar nuestros esfuerzos por hacer que la Búsqueda de Google esté fácilmente disponible para las personas.
Sí, como muchas otras empresas, pagamos para promocionar nuestros servicios, al igual que una marca de cereal pagaría a un supermercado para vender sus productos en la cabecera de un pasillo o en un estante a la altura de la vista. En el caso de los servicios digitales, cuando compras un dispositivo por primera vez, tiene una especie de ‘estante al nivel de la vista‘ en la pantalla de inicio. En los dispositivos móviles, ese estante está controlado por Apple, así como por empresas como AT&T, Verizon, Samsung y LG. En las computadoras de escritorio, ese espacio en los estantes lo controla Microsoft de manera abrumadora.
Por lo tanto, negociamos acuerdos con muchas de esas empresas para obtener espacio en esos estantes al nivel de la vista. Pero seamos claros: nuestros competidores también están fácilmente disponibles, si deseas utilizarlos.
Nuestros acuerdos con Apple y otros fabricantes y operadores de dispositivos no son diferentes de los acuerdos que muchas otras empresas han utilizado tradicionalmente para distribuir software. Otros motores de búsqueda, incluido Bing de Microsoft, compiten con nosotros por estos acuerdos. Y nuestros acuerdos han pasado repetidas revisiones antimonopolio.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...