Alimentación
La zanahoria y los beneficios que genera para mantenerse sano
Un fruto de estación, bajo en calorías y rico en nutrientes. 

Es conocido que la zanahoria es de las hortalizas más sabrosas de nuestra mesa y que es sencillo conseguirlas en todo el mundo, incluso, con la agricultura orgánica la podemos conseguir durante todo el año.

Su consumo puede ser tanto cocido como crudo y tienen grandes beneficios para nuestra salud. Unos de los principales motivos por el cual incluimos la zanahoria en nuestra dieta, es sus bajas calorías, carbohidratos y ser altas en nutrientes, por lo que el zumo de zanahoria es un complemento ideal para tu día a día.
Un vaso de este jugo tiene algo menos de 100 calorías y obtienen nutrientes importantes como las vitaminas A,C y K. Además de pigmentos carotenoides que actúan como antioxidantes en el cuerpo.

Su color naranja es debido al betacaroteno, su principal carotenoide. Lo que el cuerpo lo transforma en vitamina A antioxidante. El zumo de zanahoria puede estimular tu sistema inmunológico. Las vitaminas A y C que obtenemos a través de este zumo de zanahoria, actúan como antioxidantes y protegen a las células inmunitarias del daño de los radicales libres. Además, este jugo es una rica fuente de vitamina B6. La vitamina B6 no solo es necesaria para la mejor respuesta inmune, sino que la falta de vitamina B6 también está relacionada con una inmunidad debilitada. Según algunos estudios, el consumo de una zanahoria o de su zumo puede prevenir los agentes cancerígenos gracias a la presencia de una combinación eficaz de diversos nutrientes vitales que, en conjunto, pueden luchar contra los nocivos radicales libres.

También debido a la presencia de muchos antioxidantes, la vitamina A, la vitamina C y la vitamina B-6 colectivamente pueden ayudar a proteger el sistema del daño de los radicales

Siempre nos han dicho que comer zanahorias es sinónimo de salud en nuestros ojos y esto es debido a su alto valor en vitamina A. La vitamina A en los zumos de zanahoria es hasta 250% más y es vital para la salud ocular.  Estudios asocian la ingesta de verduras y frutas que contengan provitamina A con una reducción del riesgo de ceguera y enfermedades oculares por envejecimiento. No solo esto, sino que además podemos encontrar una gran fuente de luteína y zeaxantina, otros dos caratehoides que benefician a los ojos y los protegen de la luz dañina.

El potasio presente en el zumo de zanahoria puede ayudar a reducir el colesterol malo en el cuerpo. También ayuda a reducir la presión arterial alta y es muy recomendable para las personas con colesterol o tiroides. Por tanto, beber jugo de zanahoria puede prevenir enfermedades cardiovasculares.
El zumo de zanahoria tiene buenos factores para tu piel. Tomar un vaso de zumo de zanahoria no sólo prevendrá las líneas finas, arrugas y otros signos de envejecimiento, sino que también proporcionará un brillo saludable a su piel.

Los antioxidantes y la vitamina C juntos retrasarán el envejecimiento de su piel y también ayudarán a mantenerla sana durante mucho tiempo.