Buscan que chicos de la  secundaria cursen en la UNSa

Estudiantes y graduados de Franja Morada y docentes reformistas presentaron un proyecto ante el consejo directivo de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de Salta (UNSa) para que estudiantes de los dos últimos años del colegio secundario de la provincia comiencen a cursar materias como alumnos vocacionales, una figura prevista en el estatuto universitario.

La iniciativa, que fue presentada el Día del Estudiante, espera ser tratada en las próximas reuniones del máximo órgano de la facultad.

El proyecto busca que chicas y chicos que están en cuarto o quinto año del nivel secundario puedan inscribirse a partir del lunes próximo y hasta el viernes 6 de noviembre para cursar las materias del segundo cuatrimestre universitario, que comenzará el mes próximo, y las del año lectivo siguiente.

El programa "Facultad abierta: para que los estudiantes secundarios no pierdan el año" surgió a partir de la inquietud de integrantes de la comunidad universitaria por las dificultades que generó la pandemia de coronavirus para que muchos alumnos sostengan los procesos de aprendizaje durante este año.

Lourdes Gómez Cervera, quien forma parte de la comisión que redactó el proyecto, consideró que "el cierre indeterminado de los establecimientos educativos va a generar en el corto plazo una "catástrofe generacional'". Así, hizo propia una frase que dijo el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, cuando a principios de agosto hizo un llamado a todos los países a priorizar la reapertura de las escuelas en cuanto tengan controlada la transmisión local de coronavirus.

"Venimos haciendo una evaluación de lo terrible que implica esta pandemia para el sistema educativo. Creemos que la educación es esencial y entendemos que muchos estudiantes han dejado sus estudios", expresó la joven, quien lamentó que no se sepa oficialmente cuántos alumnos acceden a la escolaridad mediante la virtualidad.

"Este sistema es desigual desde el inicio", evaluó. "Solo accede quien tiene conexión y algunos no tienen siquiera electricidad", advirtió.

Contención y certezas

Quienes redactaron el proyecto tomaron el artículo 40 del estatuto universitario, que se refiere a los estudiantes vocacionales, que son personas que, con cualquier nivel de estudio, pueden inscribirse y cursar las materias que les interesen, con todos los derechos y obligaciones de los estudiantes regulares.

De acuerdo con el proyecto, una vez que estos alumnos cumplan con todos los requisitos de cada curso, recibirán un certificado como constancia de que han aprobado, con las notas correspondientes, y, cuando se inscriban como alumnos regulares, podrán solicitar que se les reconozcan las asignaturas aprobadas en calidad vocacional.

"Esto nos parece una oportunidad para los alumnos de cuarto y quinto año que aspiren a ingresar a la Facultad de Humanidades", expresó Gómez Cervera, quien consideró que, de esta forma, se les da a estos chicos un espacio de contención y de certezas "frente a la incertidumbre por la falta de políticas específicas".

Para poner en práctica este programa, los autores del proyecto consideran que la Facultad debe poner a disposición de estos estudiantes a todo su personal y, sobre todo, al Servicio de Atención Permanente del Ingresante (SAPI).

Esperan que esta iniciativa se replique en otras facultades de la universidad.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...