Alfredo Casero sostiene que “hay un plan para enfermar a la gente”. “Yo siento en el alma que no tengo mucho para decir porque es tanta la obviedad de lo que se ve que tiene un peso muy grande, donde ya sabemos quiénes nos mienten y tenemos que ver quién nos va a mentir”, señaló en Todo Noticias. El humorista fue, además, muy duro con la oposición, y dijo: “Si no tuvieran miedo esto no nos estaría pasando” y que “le tienen cagazo” a Cristina Kirchner.

También habló sobre la movilización del lunes, e insistió: “El 12 de octubre somos libres. No tenemos por qué estar avalando a la gente que cercena nuestros derechos. Por favor, te ruego que salgas a la calle con una bandera y te expreses con el corazón porque esto ya se terminó así”. Más adelante, subrayó: “No existe más la democracia. No existe la República. No pueden tenerte encerrado y que yo no pueda ir a Uruguay, Brasil o adonde se te antoje”.

“Hay que tener cuidado con esta especie de falsa oposición. No aquellos que tienen el corazón puesto en esto. Están haciéndolo exactamente como fue en Venezuela. Yo estuve en un programa dije: Estamos todos acá y tenemos los tanques de los nazis a 20 kilómetros. Discúlpenme si molesté a nadie, si quieren les ponemos stalinistas porque ahora la derecha es la izquierda y la izquierda es la derecha”, agregó irónico. 

“Yo voy a estar preocupado cuando vengan las primeras veinte tanquetas porque si siguen de esta manera, y con esta velocidad, van a caer en el peor de los errores: sacarnos totalmente la posibilidad de la República”.

Y retrucó: “Mientras todos estos payasos, montoneros y rey de basto hacían su guerrita particular matando gente y haciendo los quilombos que hicieron, que terminaron con el desastre en que terminó estábamos perdiendo una República que nos costó mucho tiempo recuperar. La mentira se metió en todos lados”.

En línea con esto, le pidió a la oposición que se una y se ponga “al frente de las marchas” para que no lo tenga que hacer, en su lugar, ‘”a señora con la cacerola”.

Para él, no se le da la importancia que se debería a la sociedad que sale a la calle. En ese sentido, recordó que “son votantes”, y señaló que “Juntos por el Cambio no tiene a la persona que la gente va a seguir”. Según dijo, tanto él como otro sector de la sociedad no sienten que haya “una presencia de la oposición que sea suficientemente concisa y clara”.

Luego, añadió: “Ya me tiene podrido la política de este país, realmente ya no le creo a nadie, porque no hay quien se detenga con la palma del buda para ponerse frente al carro, aunque se te vengan los palos encima. Yo sé lo que se pierde, pero estoy muy conforme de haberlo perdido”.

“Hoy gracias a Dios está Fernando Iglesias, Mario Negri y tipos que hablan y toman profundamente lo que tienen que hacer. Han tomado una responsabilidad con nosotros y nosotros los hemos votado, pero el asunto es: ¿Por qué tan quieto todo? Yo veo que la gente se convoca y que si no fuera por Patricia Bullrich, Fernando Iglesias y alguno que otro más que los ves en las marchas no hay nadie que diga: Nosotros estamos en frente de esto”, resaltó.

“¿Dónde está la oposición?‘, preguntó en otro tramo de la nota. “¿Quién nos va a ayudar? ¿A quién esperamos? ¿A la hormiga atómica?”.

“No vaya a ser que estén demasiado cómodos y que no quieran perder un montón de privilegios. Que la gente no quiera a ninguno es una pérdida más grande para la democracia, y no lo entienden”, dijo. Para él, “en la oposición están todos de lo más tranquilos, viendo qué pasa, con un cagazo terrible a la porota. Tienen terrible cagazo de esta gente. Si no tuvieran miedo esto no nos estaría pasando”. Y sentenció: “En la historia argentina, Macri fue el pedo de una mosca, fue algo muy pequeño”.

Trató de inútil puesta a dedo a Alcira Figueroa

Sobre esto, dijo que en la última marcha, “en los costados había un montón de políticos hablando entre ellos y haciendo rosca. Nunca vi una persona que se parara en el lugar en que se tiene que parar”. Según Casero “están sentados en un lugar comodísimo porque ninguno de los políticos pasan los problemas” que atraviesa la sociedad. Así, enumeró: “Ni tienen problemas de seguridad porque nosotros mismos les ponemos custodio; ni tienen problemas de salud porque van al Otamendi; no tienen problemas de guita porque ganan un montón. Y hay gente que es inútil puesta a dedo, como la mina esta jurando por Carlitos, José ... No podemos acostumbrarnos a toda esa mentira y esta basura”.

El actor dijo esto en relación a la reciente jura de la diputada salteña Alcira Figueroa, quien asumió en reemplazo de Juan Ameri, tras el escándalo sexual que protagonizó el exdirigente y por el que renunció a su banca. “Por los 30 mil desaparecidos, por mi hermanito Carlitos y toda la niñez muerta por desnutrición, por las mujeres y las disidencias, por los campesinos, criollos e indígenas, y juro por la madre tierra”, dijo Figueroa en su juramento.

Sumado a eso, el humorista cuestionó el lugar de los medios y contó que en aquella movilización vio a “una señora sola, desesperada, con una bandera, tocando la cacerola, que estaba alienada”. “Los noteros se divierten y hacen que abiertamente largue todo en el lugar equivocado porque sirve para mostrar lo loca que está la gente. Y sí, la gente está enferma. Y sí, creo que hay un plan para enfermar a la gente”, disparó. 

Resaltó que Alberto Fernández “actúa como un psicótico. Te dice una cosa y hace tres meses dijo todo lo contrario, y no con pequeñas cosas. Eso es mala praxis”.

Al decir eso apuntó contra las medidas del Gobierno: “En medio de esta pandemia y este dolor quisieron meter Vicentin, que al lado de todo esto no importa; está la posibilidad de que vaya presa esta mina (por Cristina Kirchner), que ya me tiene repodrido”.

Y yendo más allá lanzó: “Tenemos que hacer una gran autocrítica. El periodismo por bancarse periodistas que no son periodistas. Hay que decirle ’vos no’, porque sino dejamos que cualquiera diga lo quiera”. Y añadió: “Después no aparecen, como toda esta manga de científicos pedorros, perdón el eufemismo, como Pedro Cahn y Ginés González García”.

En relación a este punto, resaltó el dolor que siente la sociedad ante las casi 23 mil muertes por coronavirus que se produjeron en el país. “No solo la pandemia mata, sino también el estado de incertidumbre y dolor de sentirse totalmente indefenso porque las personas que tienen que decirte las cosas claramente están asociadas con la enfermedad”, reflexionó entonces y dijo que “la gente se va a enfermar” y que la Argentina “no le da bola ni a los viejos ni a los chicos y que no vale la pena como país”.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...