Queda una  consigna policial  para los dueños  de Salta Rafting

El día después que el Ejército recogiera y trasladara las partes del helicóptero en el que perdieron la vida Jorge Brito y su piloto Santiago Beauden, solo quedó una consigna policial en el lugar de la tragedia para acompañar a los propietarios del complejo de turismo aventura, que estaban aún consternados por el hecho fatal del que habló todo el país.

El viernes cayó al río Juramento el helicóptero en el que volaban Brito y Beauden tras chocar con el cable de una tirolesa. Salta Rafting, por cierto, tiene su base a nueve kilómetros (en línea recta) de la ruta 47. Desde allí salen los botes al río Juramento. Además, en el cerro en el que está apostado el predio cuelgan varias tirolesas que se conectan con los cerros de enfrente.

Los propietarios de la empresa prefirieron guardar silencio hasta luego de testificar. Se espera que en los próximos días el fiscal penal 3 a cargo de la causa, Gustavo Torres Rubelt, les tome declaración oficial. Luego de esto, se indicó que hablarían con la prensa y permitirían el ingreso al lugar del accidente que está a unos 300 metros del camping que funciona como base.

Por ahora no hay fecha confirmada para la declaración, solo se supo que el fiscal seguirá con algunas diligencias de la investigación. Los dueños, según relataron fuentes, pidieron ser acompañados por policías unos días más.

Los propietarios viven en el predio donde funciona la empresa, por lo que el día del accidente, según se supo, estaban en el lugar. Los transcendidos indican que los dueños estaban almorzando al momento del accidente y escucharon un ruido atípico de las cuerdas que suelen sonar con los fuertes vientos que se forman en el cañón. Al percibir el fuerte sonido, se habrían acercado a ver lo que sucedía y se dieron con el helicóptero siniestrado.

Las tirolesas están a baja altura, a la vista de cualquier transeúnte. También es visible el estado de la estructura de la que colgaba la tirolesa que se llevó por delante el helicóptero del banquero. Quedó dañada y con los cables colgando.

  El móvil policial que ayer estaba en la zona del siniestro. 

El domingo el ministro de Seguridad de la Provincia, Juan Manuel Pulleiro, había confirmado que las tirolesas estaban autorizadas por Aviación Civil desde el 2005 y que el cable con el que había impactado el helicóptero estaba señalizado con boyas naranjas.

Por un camino de tierra, el predio queda a 14 kilómetro de las compuertas del dique Cabra Corral. Desde el sábado la zona estaba fuertemente custodiada, panorama que cambió ayer.

Si bien el siniestro del banquero conmocionó a los habitantes del dique Cabra Corral, el fin de semana largo se vio un gran movimiento de turismo interno. Esto afirma las proyecciones de los empresarios turísticos que aseguraron que el hecho no desalentaría el turismo en la zona por tratarse de un "error human".

Restaurantes y hospedajes trabajaron con una gran demanda, al igual que los trabajadores de deportes acuáticos. La ruta registró un tránsito fluido de pescadores o familias que llegaron al dique para pasar el día soleado.

.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...