“Biden sabe cómo usar todo el poder que tiene la diplomacia estadounidense"

Mientras el proceso de transición continúa en Estados Unidos, pese a que el presidente Donald Trump aún no reconoce la victoria de Joe Biden, los primeros movimientos y nombramientos de los funcionarios que acompañarán a la próxima Administración de Estados Unidos indican cuál será el rumbo en las relaciones internacionales que adoptará el país.
Habrá un cambio significativo. Así lo explica el congresista Jim McGovern en una entrevista con la Agencia Anadolu desde Washington DC, en la que además señaló que la Administración Biden buscará mejorar las relaciones distantes que Estados Unidos ha tenido con los países de Suramérica en los últimos cuatro años.

Con respecto a las relaciones con Latinoamérica, McGovern -que ha participado en los procesos de paz de El Salvador y de Colombia-, siempre ha sido muy crítico de las posturas de Trump, ya que considera que han sido permisivas ante presidentes señalados de violaciones a derechos humanos.

Como parte del Comité de Asuntos Extranjeros de la Cámara de Representantes, McGovern también dijo que los cambios en la política exterior estadounidense serán palpables en las relaciones con los países de Medio Oriente, contrario al papel que jugó la Administración Trump en esta región.

 

¿Cuáles podrían ser los cambios que veremos con respecto a la política exterior hacia Latinoamérica?

Espero que sea una política que comprenda y respete los problemas de la gente en Latinoamérica. Estados Unidos se centrará más en temas como la impunidad y los derechos humanos. Realmente creo que la Administración Biden estará más enfocada en este tipo de asuntos; por el contrario, en la Administración Trump los temas de derechos humanos fueron parte secundaria, que no era excepcional de la política exterior.
Como congresista estadounidense, celebro con satisfacción estos cambios. Estados Unidos necesita estar más claramente del lado de los Derechos Humanos; ese es un cambio bienvenido. Los derechos humanos y la dignidad humana deben ser respetados y cuando no sea así Estados Unidos o cualquier otro país debe pronunciarse en contra de eso.

Sabemos que la posición de Biden en contra de la corrupción en Latinoamérica será más firme. ¿Qué acciones podría tomar Estados Unidos al respecto?
En la Cámara de Representantes hay una enorme atención a los problemas de corrupción e impunidad. Esta preocupación será también una preocupación de la Administración Biden. Sí habrá un cambio que se centre en los delitos de corrupción, impunidad y Derechos Humanos.
A la Administración Trump solo le han importado dos cosas: bloquear la inmigración. Ellos no quieren a nadie más llegando a Estados Unidos; ese es su punto de vista. Tienen un enfoque xenófobo de la inmigración e incluso violaron las leyes internacionales y las leyes estadounidenses; a los solicitantes de asilo se les negó el acceso a las cortes. La Administración Biden respetará las leyes internacionales.
En segundo lugar, a la administración Trump solo le importó el problema de las drogas en apariencia. Este es un problema grave, francamente, no solo aquí, sino en todo el mundo. Pero la forma de combatir a estos grupos ilegales es presentar y fomentar más oportunidades económicas, que la gente pueda vivir sin tener la necesidad de involucrarse en actividades ilegales.
Es posible que veamos un enfoque diferente y un enfoque más eficaz durante la Administración Biden. Una de las razones por las que los inmigrantes vienen a Estados Unidos es porque no es seguro permanecer en sus países. Debe haber un mejor enfoque, no solo de los Estados Unidos, también de la Comunidad Internacional, que tiene responsabilidad de apoyar.
A principios de la década de los 80, cuando El Salvador estaba en guerra, trabajé con el congresista de Boston, Joe Moakley, y trabajamos por un Estatus de Protección Temporal y en el tema de Derechos Humanos. Investigamos el asesinato de los seis sacerdotes jesuitas que ocurrió en 1989 y el congresista Moakley y yo fuimos muy críticos con la política exterior de Estados Unidos en ese momento, porque Estados Unidos le dio un cheque en blanco al Gobierno y al Ejército salvadoreño y no les enseñó sobre altos estándares en normas y materia de Derechos Humanos.
Mucha gente murió durante esa guerra y cuando la guerra terminó, Estados Unidos simplemente se retiró, como lo ha hecho en otros países, cuando lo que deberíamos haber hecho es habernos quedado para construir una estrecha relación con El Salvador y ayudar a reconstruir y construir un mejor futuro.

 

Usted fue parte de procesos de paz, no solo en El Salvador, también en Colombia. ¿Cuál será la postura de la Administración Biden en el proceso de paz de Colombia?
No he hablado personalmente con el presidente electo acerca de este tema, pero creo que será un firme partidario de implementar los acuerdos de paz en Colombia y la razón es que esa es la mejor manera de garantizar que Colombia tenga un mejor futuro.
Cuando estaba presionando para los acuerdos de paz en Colombia, recordé los acuerdos de paz en El Salvador. Desafortunadamente, nadie los implementó de la manera en la que debieron haberse implementado. No hubo suficiente apoyo de la Comunidad Internacional y tampoco hubo apoyo interno de la gente que estaba en el Gobierno para asegurarnos que todo estaba en el lugar en que debía estar.
Los acuerdos de paz son muy buenos, pero no significan nada si no se siguen. Espero que la Administración Biden apoye firmemente la implementación de los acuerdos paz en Colombia, para garantizar que Colombia tenga un mejor futuro.

 

¿Qué podemos esperar de la próxima Administración para Suramérica: Venezuela, Argentina, Bolivia, que acaba de realizar elecciones?
Sé que Biden sabe cómo usar todo el poder que tiene la diplomacia estadounidense, cuando Trump solo entiende cómo atacar a otros países por lo que estaban haciendo mal. Creo que habrá una actitud diferente sobre cómo resolver los problemas de Latinoamérica en los próximos años.
Debo decir esto: Estados Unidos no es perfecto y lo que está sucediendo ahora mismo con el presidente en funciones pone en duda la legitimidad de las elecciones. Es realmente problemático para mucha gente en el país. Que tengamos un proceso de transición pacífica podría dar un ejemplo a otros países del mundo sobre cómo deben funcionar los países democráticos.
Estamos desafiando a Estados Unidos y al presidente en funciones, que parece tener tendencias autoritarias. Nunca en mi vida presencié lo que estamos viviendo en este momento en el país.
Pero parece que el sistema se mantiene fuerte y que no importa cuánto se queje Trump ni cuán molesto esté por su abrumadora pérdida. Parece que habrá una transición pacífica de poder y que Joe Biden será el próximo presidente de los Estados Unidos.

 

¿Cómo va a afectar la política exterior a la región de Medio Oriente, con la que Estados Unidos ha mantenido una relación distante y a veces tensa?

Joe Biden va a enfatizar en su lucha contra de la impunidad, los violadores a Derechos Humanos, los violadores de la democracia y de la libertad de prensa. La política exterior será una prioridad y realmente creo que veremos una política más inteligente.
No tengo detalles específicos, pero depende de la nueva Administración. Por el otro lado, Trump ni siquiera ha tratado la política exterior. El enfoque de Biden estará en ayudar a la gente, mientras que el enfoque de Trump ha sido apoyar a cualquier dictador del mundo que le haya hecho un cumplido.
Biden se enfocará en apoyar a la gente tanto de Centroamérica como de Medio Oriente y el Congreso también decidirá sobre la política exterior, incluido el Medio Oriente.

 

El tema migratorio es importante. ¿Estados Unidos está preparado para una reforma migratoria en este momento?
Yo espero que sí. Necesitamos aprobar un proyecto de ley integral que refleje nuestros valores y que refleje que Estados Unidos es una nación de inmigrantes. Celebramos la diversidad en nuestro país.
Creo que sí. También tenemos que entender que tenemos un Congreso dividido, no sé si Mitch McConell va a ser el líder de la mayoría republicana o no, pero va a ser un camino difícil para darle legalidad o ciudadanía a los inmigrantes indocumentados que viven en el país. Va a ser muy difícil.
Creo que el presidente electo Biden está comprometido a intentarlo y para una reforma migratoria integral se requerirá que el Congreso actúe y, como dije, el Congreso está muy dividido, está polarizado.
Muchos de nuestros trabajadores indocumentados, trabajadores esenciales, trabajadores de servicio que continúan sosteniendo la economía, que ponen comida en nuestras mesas, se han ganado un lugar. Proteger a los beneficiarios del TPS, a los “dreamers”, así como a DACA, es algo que el próximo presidente podría hacer a través de una orden ejecutiva.
También creo que a Biden le gustaría arreglar nuestro sistema de asilo, al que la gente le gustaría tener acceso debido a la persecución que ha habido, para poder tener la tranquilidad de que encontrarán seguridad en Estados Unidos.
No estoy seguro de cómo se desarrollará todo o de la composición de nuestro Congreso, pero de una cosa sí estoy seguro: habrá un cambio importante en términos de actitud y enfoque de la migración que será muy bienvenido.

Fuente: Carmen Rodríguez, Agencia Anadolu

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...