Se unificó el  entierro del  carnaval con el  último corso

Sorpresivamente la famosa convocatoria de la carpa del entierro del carnaval no se realizará este año como marco provincial de la última actividad carnestolenda de la provincia. Solo tendrá lugar la quema del Pujllay, muñeco que simboliza el jolgorio, en la jornada del martes como cierre de los corsos en los que participan numerosas agrupaciones de toda Salta.

Años atrás Rosario de Lerma acaparaba la atención con el entierro provincial del carnaval con una multitudinaria jornada, similar al desentierro y en el mismo predio, para luego dar paso al desfile multicolor en la casi centenaria avenida Cecilio Rodríguez, en donde finalmente como broche de oro se procedía al ritual de la quema del diablo del carnaval.

"No vamos a hacer la carpa del entierro como teníamos estipulado por un tema de costos; tendremos solo el desfile del martes desde muy temprano, es decir que la competencia local terminará este sábado, y el martes el entierro provincial con las mejores agrupaciones de la provincia", adelantó Luciano Martínez, secretario de Gobierno municipal.

La organización del entierro a cargo del municipio de Rosario de Lerma está preparando todo para que la noche del martes, feriado nacional, además de agrupaciones se presente un espectáculo musical para todos los concurrentes.

"Vamos a tener artistas y un buen espectáculo sobre la Cecilio Rodríguez. Incluso se va a mantener el costo de la entrada. Para el entierro el martes se dará largada a las 2 y media de la tarde".

Según el funcionario, las entradas tienen un costo de $100 para adultos y $50 para los niños hasta las 22, y posterior a ese horario, se cobrará $150 a los adultos y $100 a los niños, inclusive la noche de la convocatoria provincial.

"Estamos preparando todo el entierro provincial. No podemos malgastar en otro espectáculo paralelo. Los precios son accesibles".

En otras oportunidades se desarrollaba la carpa gigante, similar al desentierro, días previos a la noche final de los carnavales. Siempre trajo pérdidas y el esfuerzo resultaba innecesario. Este año se optó por realizar la última noche de corsos locales el sábado 22 y el martes 25 el entierro provincial.

La polémica del desentierro

A fines de diciembre Rosario de Lerma y Cerrillos tomaron como una cuestión de Estado la organización del desentierro provincial para los primeros días de enero. Hasta el mismo nombre, hora y día se desarrollaron ambos eventos.

Los cruces entre los organizadores de los dos eventos del desentierro del carnaval llevaron a amenazas judiciales que en definitiva fueron solo eso. A la comuna rosarina se le advirtió de parte de la familia Hoyos, precursores en Rosario de Lerma del aquel evento popular, sobre el no uso de nombre de fantasía del espectáculo por estar registrado.

Sin embargo, el intendente de Rosario, Enrique Martínez, anunció que no echaría para atrás la realización del espectáculo porque se trataba de un evento popular y no una marca registrada. Ahora con el entierro se pretende lo mismo, focalizarse en permitir una organización de un corso que lleva décadas de realizaciones ininterrumpidas, dejando de lado otro tipo de espectáculos que acarreaban deudas y problemas.

"El objetivo de esta gestión municipal es procurar que estas convocatorias sean realmente populares y organizadas por el municipio, sin intervención de privados como años anteriores", acotó Martínez.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...