Valle de Lerma :cierre de  comercios y  crisis social

En medio de las medidas de aislamiento social comienza a notarse en la región el cierre de comercios ante la falta de stock para ofrecer en las góndolas. Verdulerías, despensas de barrios y hasta carnicerías. La mayoría aduce falta de financiamiento y escasez de productos. A esto se suma la recurrente remarcación de precios de algunos comercios que no tienen ni un mínino de vergenza para ofrecer productos con hasta un 200% de suba.

En Rosario de Lerma, Cerrillos, El Carril y Campo Quijano se observan comercios pequeños cerrados. Otros con mercadería aún a la venta, describen la situación cómo caótica "tenemos mercadería en depósito, pero no llegamos a 15 días. A nosotros también los proveedores nos advierten de subas y falta de algunos productos a nivela nacional", contó la dueña de un conocido comercio de la zona céntrica de Rosario de Lerma.

Otros no tienen ingreso en estos días y deben optar por cierres temporarios de sus negocios porque no tienen dinero para pagar deudas y contraer nuevos créditos con los proveedores.

"Todo sube, culpan a los comercios, pero nadie controla a los mayoristas y proveedores que también remarcan. Las ventas han caído considerablemente, yo no tengo Posnet para recibir la tarjeta alimentar, entonces vivo del día a día, y la gente no tiene dinero. Con el fiado estoy fundida", contó otra vecina propietaria de una despensa en un barrio periférico de Cerrillos.

Vía WhatsApp estos comerciantes se comunicaron con El Tribuno. Otros vecinos también envían información a este medio sobre los costos de algunos productos en la región. En Rosario de Lerma, a pesar de los controles, un kilo de azúcar se llega a vender a $80 el kilo. El alcohol en gel a $300.

"Compré este domingo una manzana a 60 pesos. La tuve que comprar por mi hija pequeña. Hay productos que se necesitan como prioridad, cuando en un hogar tenemos niños y adultos mayores", envió su reclamo Verónica de El Carril.

En Quijano las medidas restrictivas pusieron muy nerviosos a los vecinos. Ni siquiera se puede circular para ir a comprar a un súper céntrico. En esta localidad como en otras del interior no abundan los negocios en los barrios, por lo tanto es habitual salir a comprar al comercio que está alejado de casa. "No me dejaron pasar de un barrio al otro, en San Roque apenas hay despensas con lo básico. Quise comprar leche en otra zona cercana a mi casa y me paró la policía. Me tuve que devolver a mi hogar. Me cuentan otros vecinos que algunos productos como el aceite y el azúcar están escaseando", cuenta Patricia, de barrio San Roque.

Fuera de servicio

El cajero automático del Macro que funciona en la plaza Martín Fierro está fuera de servicio. Los vecinos tienen la única opción de un cajero instalado en las afueras de una empresa minera. Pero este también se quedó sin dinero.

"No puedo sacar dinero hace días. Los comercios en Quijano no están adheridos a tarjetas alimentar y no reciben la de débito. No me dejan circular de un barrio a otro. Se hace imposible. Entiendo las medidas restrictivas, pero no tuvieron en cuenta la realidad estructural de cada localidad", se quejó Federico.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...