Cuba ya desplegó brigadas sanitarias en 18 países para colaborar contra el coronavirus

El posible desembarco de médicos cubanos en la Argentina para reforzar el aparato sanitario en la lucha contra el coronavirus es ya una realidad en otras partes del mundo. 18 países, para ser específico, cuentan con brigadas de profesionales de la salud provenientes de la isla dedicados a esta pandemia sobre un total de 61 países donde Cuba presta servicios médicos más allá de esta emergencia.

En ese contexto marcado por la polemica, el gobierno porteño, a través del ministro de Salud Fernán Quirós, respaldó la determinación del Gobierno nacional de habilitar el arribo de especialistas extranjeros para hacer frente a la pandemia: “Me parece que si son médicos capacitados que cumplen la normativa de capacitación argentina, está muy bien. El lugar donde haya nacido un ser humano, y menos un profesional de la salud, no tiene nada que ver con su capacidad de dar un servicio”, señala Infobae.

Si bien Italia se convirtió en el caso más notorio, también hay otros 17 países que requirieron ayuda de Cuba en desigual número: Andorra, Francia (para sus territorios de ultramar en el Caribe), Jamaica, Barbados, Venezuela, Nicaragua, Antigua y Barbuda, Belice, Dominica, Granada, Haití, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, Surinam, Catar y Angola.  

Según números atribuidos a la Cancillería y al Ministerio de Salud de la isla a la par de reportes numéricos en la prensa de algunos de estos países, se trataría de poco más de 700 cooperantes, entre médicos, enfermeros y técnicos. Una decisión que forma parte de la diplomacia de la isla y cuyo apoyo se viralizó en las redes sociales bajo el hashtag #CubaSalva en respuesta a los cuestionamientos que se abren desde diversos sectores bajo todo tipo de argumentos, desde priorizar los recursos en médicos propios a las hipótesis de espionaje.

Su apoyo se viralizó en las redes sociales bajo el hashtag #CubaSalva en respuesta a los cuestionamientos que se abren desde algunos sectores

El gobierno de Emmanuel Macron fue uno de los que aceptó la participación de Cuba en las islas de Martinica, Guadalupe, Guyana y San Pedro y Miquelón, luego de ver el desempeño de los primeros brigadistas médicos en la región de Lombardía, en el norte de Italia. La senadora de Martinica, Catherine Conconne, presentó la moción para "fortalecer nuestros hospitales universitarios" ante la carencia de determinadas especialidades". "Que este decreto llegue en plena crisis de coronavirus es muy bueno", sostuvo Conconne.

En el pequeño Principado de Andorra, ubicado entre España y Francia, en los Pirineos, la canciller María Ubach Font tuiteó el 29 de marzo: "Acaban de aterrizar 39 médicos y enfermeros cubanos en el aeropuerto de Madrid y ya vienen hacia Andorra para apoyar a nuestros equipos médicos. Agradecemos a la Cancillería y al pueblo cubanos su generosidad en momentos tan difíciles". Con una población de unos 76 mil habitantes, Andorra mantiene vínculos oficiales con Cuba desde 1995. Allí hay todavía argentinos varados.

En Angola, la ministra de Salud local, Sílvia Lutucuta, se ocupó de informar el 23 de marzo sobre el pedido del gobierno a La Habana. Luego la televisión pública les puso un número: 256 sanitaristas. Al igual que Catar, fue de los últimos países en requerir la ayuda médica que Cuba exporta en calidad de servicios cuando no la ofrece como cooperación humanitaria. 

Allí no se especificó el número de miembros del equipo médico que se sumarían a la lucha contra el Covid-19 aunque en una entrevista con el Qatar Tribune News Network, Abdullatif Al Khal, co-presidente de la National Pandemic Preparedness, alabó su formación. "Tenemos una positiva experiencia con el Hospital Cubano. Los médicos cubanos son excelentes y Cuba es un país amigo que le extendió su mano a Catar", puntualizó.

Frente a las reacciones adversas de algunos gobiernos por el papel de Cuba en esta emergencia, el 31 de marzo, Rusia respaldó la cooperación internacional que ofrece la isla al recordar que solo ellos dieron una mano al crucero británico Braemar. La vocera de la Cancillería, María Zajárova, remarcó que aceptaron recibirlo, del 18 al 19 de marzo, con cinco casos confirmados de Covid-19 a bordo, y 52 personas sintomáticas, para que más de mil pasajeros y miembros de la tripulación pudieran ser enviados al Reino Unido, cuando nadie les daba puerto seguro.

"La Isla de la Libertad ofrece una mano de ayuda, mostrando ejemplos impresionantes de humanismo, pero también hay quienes no se sienten cómodos con estos esfuerzos. La reacción de Washington no tardó en llegar. Desde ahí, ni más ni menos, advierten sobre ciertos 'peligros' de la cooperación con Cuba en la lucha contra el coronavirus. Quiero decirles que esto es parte de una guerra informativa", indicó. "Qué hay detrás de esto? Política", señaló la funcionaria del gobierno de Vladimir Putin. 

Fuentes: Mariano Beldyk para Perfil e Infobae

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...