Cómo debería volver el fútbol y qué le queda a los torneos 

Solo existe un campo hipotético para el regreso del deporte más importante del país. El cómo sería está relacionado directamente con las fuertes medidas de seguridad sanitaria. Será primordial. Cuándo, es lo más difícil de predecir. Imposible. 
El tercer interrogante tiene que ver con la cantidad de fechas que le resta a cada campeonato y el tiempo que necesitarán para llegar al final de la temporada. Este domingo se cumplirá un mes de parate, cuatro fines de semana sin que la pelota rodara. ¿Es necesario realmente que vuelva el fútbol? No es prioritario en una emergencia de salud como la que atraviesa el país por la pandemia de coronavirus, pero un día volverá y será de una única manera: a puertas cerradas. 
Si las autoridades nacionales esperan que el pico de contagios de COVID-19 en Argentina sea a mediado del mes que viene, habría que esperar un mes más, como mínimo, para replantear si es conveniente que el deporte pasión regrese a escena. 
“Para mí no debería volver un mes después del pico de contagios, porque pasaríamos a otra fase de la pandemia. Sería cuestión de revisarlo y habría que ver cómo se comporta la pandemia en el país”, opinó el Dr. Bruno Molina, que trabaja en Central Norte. 
En un hipotético caso y en el mejor escenario, el fútbol podría volver en junio y los futbolistas deberán tener el aval de los expertos médicos y un tiempo prudencial, de al menos dos semanas, para recuperar sus estados físicos. 
Una cosa es clara: no es lo mismo que 50 o 70 personas se reúnan en espacios amplios y con la distancia social respetándose dentro de un estadio de fútbol, que miles de hinchas amontonados alentando. Esta posibilidad, incluso, la dejó picando el presidente Alberto Fernández. Un regreso sin gente, lo que solo podría ser soportado por la Primera División y Primera Nacional gracias al aporte de la TV. Y con el show asegurado en la pantalla chica, los gobiernos encontrarían una razón más para que la gente siga en casa. 
Pero este plan no resultará en el interior, como Salta, donde Central Norte, en el Federal A, y Juventud y Gimnasia, en el Regional, no pueden subsistir ni participar si no recaudan.
“Lo ideal sería que el fútbol comience sin hinchas, para evitar aglomeraciones. Un paciente sin síntoma que estornude en una tribuna sería una catástrofe. El tema es que los clubes del interior necesitan recaudar para generar dinero y así, sin gente, es inviable”, explicó por su parte el Dr. Ignacio Palma, que brinda sus servicios en Juventud Antoniana.
Ahora bien, si el fútbol volviera antes de que finalizara el semestre tampoco cerrarían los tiempos, ya que cada certamen necesitará entre dos y tres meses para un digno final.


En la Copa de la Superliga quedan por jugarse diez fechas, más las semifinales y la final, doce jornadas que podrían reducirse en dos meses y medio, con algunas fechas entresemana, siempre y cuando la Copa Libertadores y la Sudamericana lo permitan. Si el fútbol vuelve a mediado de junio habría un campeón en agosto, y si comienza en julio habrá en septiembre. 
A la Primera Nacional le quedan nueve fechas por disputar en la fase regular, más una final por el primer ascenso; un reducido que comenzaría en cuartos de final, una ronda de semifinales y la final por el segundo ascenso. En total, 12 jornadas.
Como los plazos no convencen, se evalúa dar por finalizada la Copa de la Superliga y reiniciar la “B” directamente en los cuartos de final.

Para los equipos salteños
Al Federal A, que tiene a Central Norte como único representante de Salta, le quedan por jugar doce fechas en total. Es decir, cada equipo todavía debe disputar 7 partidos de fase regular y los que clasifiquen jugarán luego un hexagonal, a una sola rueda, 5 juegos. Allí se definirán los dos campeones. 
El Regional Federal Amateur, que tiene a la mayoría de los clubes salteños, como Juventud Antoniana y Gimnasia y Tiro, se frenó en su segunda fase y con 5 partidos por jugar. Luego los que sigan en carrera deberán disputar 6 partidos más en la tercera fase, y el mejor pasaría a jugar la final por el ascenso. Unos 13 partidos para cerrar la temporada, en tan solo dos o tres meses de disputa. 
Los tiempos acá serían suficientes. Si este campeonato se retoma en junio y define sus ascendidos entre agosto y septiembre no habría problemas ya que el Federal A 2020-21 podría comenzar en octubre, un mes más tarde de lo habitual.
Pero, los equipos de esta categoría en el interior del país no podrán soportar jugar a puertas cerradas, sin gente y sin recaudación, por lo cual debería el Consejo Federal aportarles una solución económica y reducir lo que resta del campeonato decretando un play-off que defina lo más rápido posibles los ascensos.
Dar por finalizado el campeonato y repetirlo en 2021 con los mismos paticipantes de esta edición, perjudicaría a las ligas cuyos campeones no obtendrán plazas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...