Después de la tragedia  infantil regresó la calma

Respecto al aberrante incidente que tuvo lugar el pasado fin de semana en el barrio Nueva Esperanza II de la ciudad de General Güemes, desde la Secretaría de Desarrollo Social a cargo de Eleonora Garraffa expresaron: “No podemos dar demasiada información sobre el caso, pero sí decir que teníamos conocimiento de la situación de esta familia. Debido al estado de pobreza les estábamos brindando asistencia. Ya habíamos informado a la Secretaría de la Niñez y el Adolescente sobre el riesgo en el que se encontraban por la forma en que vivían, pero nunca imaginamos que podía ocurrir lo que ocurrió, que una madre que entregue a sus propios hijos es impensable. Nosotros en ese barrio, como son muchas las familias de escasos recursos, estamos colaborando con un merendero comunitario, de esa forma ayudamos a muchos niños a tener una mejor alimentación. Ahora sabemos que no solo los niños abusados están sufriendo, sino que esto afectó a sus amiguitos, por lo que estamos diagramando poder contenerlos también a ellos. Pero repito que por la situación judicial en la que se encuentra la causa no puedo dar más detalles”, informó la funcionaria. 

Intendente

Con respecto al barrio Nueva Esperanza II, al cual los vecinos denunciaron encontrarse en un estado de abandono, el intendente Sergio Salvatierra dijo ayer: “Ellos llevan asentados más de cinco años, nosotros llevamos solo meses de gestión. Visitamos este lugar durante la campaña y nos comprometimos en brindarles solución a sus principales problemas, ya están muy avanzadas las gestiones para que Edesa les ponga la luz, hemos enripiado las calles para que los autos puedan circular, vamos a ir dándoles las soluciones en la medida de nuestras posibilidades, no debemos olvidar que nos sorprendió una pandemia y todo se hace mucho más difícil”, explicó el intendente local. 

La Justicia

En tanto, el fiscal penal 2 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Rodrigo González Miralpeix, imputó preventivamente a seis personas, entre ellas cuatro menores de edad.
Luego de la que fiscalía investigara los hechos y recibiera la declaración de diversos testigos, la mujer y madre de los niños, de 29 años, fue imputada por los delitos de facilitación a la corrupción de menores agravada en concurso real con facilitación a la prostitución (cuatro hechos).

“Vamos mami, sacate la ropa que los changos ya se quieren ir”. Esta es quizá una de las declaraciones más sutiles que hicieron las vecinas sobre lo que escucharon momentos previos al ingreso de la policía. ¿Hubo que escuchar un abuso para dar respuestas?
 

En tanto, el hombre de 33 años y los cuatro menores, de entre 13 y 15 años, fueron imputados por el delito de abuso sexual con acceso carnal.
Por otra parte, la fiscal penal 3 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Cecilia Flores Toranzos, dispuso la prisión preventiva de los dos mayores. Los adolescentes quedaron a disposición del Juzgado de Menores.
.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...