Alerta por un fuerte aumento en  la venta de cigarrillos ilegales en Salta

La pandemia causada por el COVID-19 y el consecuente aislamiento social obligatorio conllevaron a una escasez de cigarrillos en el mercado ya que esta industria no está considerada entre las esenciales y, a su vez, a la proliferación de marcas cuyo origen no se conoce con certeza.

Esta situación favoreció, de acuerdo a información reunida por la Cámara del Tabaco de Salta, la circulación y comercialización de cigarrillos de origen ilegal que podrían haber ingresado a la provincia a través del contrabando o haber sido fabricados de manera clandestina, y sin los permisos correspondientes de las autoridades, en fábricas ubicadas en Salta.

El viernes último la institución que nuclea a los productores tabacaleros de la provincia de Salta se presentó ante la Fiscalía Penal Federal para radicar una denuncia por la "posible comisión de hechos delictivos en perjuicio de la ley 19.800; instituto denominado Fondo Especial del Tabaco y la ley de impuestos internos 24.674".

En la denuncia, la Cámara del Tabaco advierte que "se estarían produciendo y comercializando cigarrillos ilegales", y adjunta un acta notarial en la que consta una recorrida por distintas zonas de la capital provincial y localidades del área metropolitana en las que se constató la venta de cigarrillos de distintas marcas cuyo origen y etiquetas no pueden ser verificados.

Se está cobrando 350 pesos por una caja de 50 cigarrillos marca Achalay en el mercado informal.


 

Al respecto, el vicepresidente de la Cámara del Tabaco a cargo de la presidencia, Ariel Aprile, manifestó que se hizo "un trabajo de recorrida de quioscos en el área metropolitana de Salta, en la cual detectamos irregularidades de venta de cigarrillos de diversas marcas que no presentan pago de impuestos correspondientes y con estampillas falsificadas".

En la denuncia se deja constancia de que "resulta llamativo en la presente pandemia a consecuencia del COVID-19 en donde el Estado nacional desde el 20 de marzo hasta el 10 de mayo no autorizó la fabricación de cigarrillos"... "la venta al público de los cigarrillos Rodeo, CR7, Achalay y Carnival; como de otras marcas no reconocidas, sin la presencia del instrumento fiscal adherido en los atados de cigarrillos o la presencia de una estampilla fiscal de dudosa vigencia y legalidad que se presume de los años 90".

Reclaman que se investigue

El referente de los productores tabacaleros expuso además que se efectuaron "las denuncias correspondientes para que se controle esta situación, que nos afecta directamente a la producción, la cual se nutre con el 7% del precio del cigarrillo".

También agregó que "como parte interesada, pedimos que se investigue y se aclare qué está pasando porque no solo perjudica a los productores sino también al fisco nacional", como principal acreedor de la actividad tabacalera.

Golpe al FET y a la rentabilidad del sector

En la denuncia que presentó la Cámara del Tabaco se solicita “fiscalizar la comercialización de los cigarrillos, toda vez que el comercio ilegal desfinancia al sector tabacalero” y representa “un riesgo a la continuidad de miles de puestos de trabajo”. 
El vicepresidente de la institución, Ariel Aprile, señaló que “tanto los nacionales ilegales como los que vienen a través del contrabando afectan la rentabilidad de la producción”. 
“Desde hace tiempo hay fábricas que a toda costa evitan el pago de impuestos correspondientes; nosotros ponemos (la situación) en conocimiento para que la Justicia actúe y resuelva si es por contrabando o por fábricas locales que producen de manera clandestina”.
Aprile reconoció que el Fondo Especial del Tabaco (FET) está atrasado en los pagos”, pero dijo que el sector entiende “que hay complicaciones en el Gobierno y mantenemos los canales de diálogo abiertos para tratar de ir solucionando”.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...