Centurión prefiere jugar en Boca, pero aún debe hablar con Racing

Un nuevo capítulo. El mediocampista Ricardo Centurión anunció que preferiría jugar en Boca, club en el que actuó durante dos temporadas, aunque advirtió que se “debe una charla” con gente de Racing,que es dueño de su pase para ver dónde actuará durante la próxima temporada.
“Boca me tira un poco más. Fui muy feliz allí, pero afuera de la cancha estaba lleno de problemas” sostuvo el jugador, de 27 años, que actuó durante el semestre pasado en Vélez, en condición de cedido.
Centurión, quien tiene contrato con la institución de Liniers hasta el próximo 30 de junio, advirtió que se sentiría “cómodo en cualquiera de los tres lugares”, aunque reconoció que Boca “me tira un poco más”.
“Me debo una charla en Racing. Eso ya lo dije y lo considero así”, expresó a TyC Sports el también exfutbolista del San Pablo, en relación con una conversación que debería tener con Diego Milito, gerente deportivo de la entidad de Avellaneda con quien mantiene ciertas asperezas.
“Necesito entrenarme primero para pasar esto (la pandemia). Y después, sea donde sea, estar feliz y contento”, agregó Centurión, campeón con la Academia en el torneo Transición 2014. El jugador tampoco descartó la chance de continuar en Vélez, y aseguró que el presidente del club, Sergio Rapisarda, “me llama casi todos los días”.

Recuerdo imborrable

El mediocampista reconoció hoy que pensó en “terminar” con su vida, sino se levantaba rápidamente del golpe que significó la muerte de su novia Melanie Pisani en plena cuarentena.
“Lo mío fue muy rápido, los golpes míos fueron muy rápidos (también había perdido a su abuela poco antes de la muerte de su pareja) y si no me levantaba a los dos días, creo que yo terminaba con mi vida”, aseguró Centurión.
“No fue así, no era el momento para mí”, expresó el futbolista de Vélez, y contó que tenía que continuar para ser un orgullo para su abuela y su novia, que sufrió un paro cardíaco mientras manejaba en Lanús.
“Es algo inexplicable, estoy viviendo un sueño. Sé que la realidad es esta, me tengo que levantar y seguir. Cuando despedí a mi novia, al otro día ya está. Pero verla a mi vieja, a mi hermana, era poner un freno, mirarnos a la cara, estar unidos o se iba todo al carajo”, cerró.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...