Salta, inmersa en un contexto de suma violencia

De manera preocupante, la provincia sigue siendo escenario de crímenes. El jueves último dos personas perdieron la vida producto de la violencia extrema que se viene manifestando en sus distintos sectores en Salta. Esta vez los hechos de sangre tuvieron lugar en ciudades del interior, Orán y Morillo.

Los nuevos homicidios se produjeron en un contexto social atípico donde la pandemia del coronavirus provocó un cambio radical no solo en Argentina sino también en gran parte del mundo. A pesar de las restricciones que por decreto se vienen aplicando desde el 20 de marzo en el país y la provincia, los hechos delictivos lejos estuvieron de cesar y si bien en algunos casos el porcentaje puede ser menor comparado a períodos anteriores, la tendencia en cuanto a los homicidios no parecería ser la misma.

La fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Orán en feria extraordinaria, Claudia Carreras, imputó ayer a Ramón Salvador Paredes y a Moisés Alvarado Salomón, como coautores del delito de homicidio simple en perjuicio de Kevin Benítez de 22 años.

El hecho ocurrió el jueves por la noche en el barrio Libertad, cuando por motivos que se tratan de establecer, se originó un desorden en la vía pública y un grupo de personas agredió a la víctima con un machete, palos y con golpes de puño y patadas, dejándola herido en la vía pública. La víctima fue trasladada al hospital local donde falleció y en el lugar se logró el secuestro de un machete y otros elementos contundentes.

Del relevamiento de testigos y otras tareas investigativas, se logró la identificación y detención de los dos sospechosos y no se descarta que pueda haber otras personas involucradas.

En Morillo

Un hombre de 37 años fue asesinado de una puñalada en el abdomen tras una discusión con un vecino porque un cabrito fue mordido por uno de los perros de la víctima, en Morillo. El crimen ocurrió en la tarde del jueves en esa localidad, distante a 440 kilómetros al norte de la capital salteña, en el departamento Rivadavia. Un hombre, identificado como Vicente Pino (37), recibió una herida de arma blanca en la zona abdominal que le causó la muerte a los pocos minutos.

Según consta en las actuaciones, un sujeto de 58 años se entregó anoche ante la dependencia policial de Morillo y reveló que había discutido con su vecino por un cabrito que se cruzó a la propiedad contigua y fue mordido por el perro de la víctima. El acusado explicó que la discusión fue subiendo de tono hasta que extrajo un arma blanca tipo puñal con la que lesionó a su vecino en el estómago. Al presentarse en forma voluntaria a la Policía, el acusado entregó el arma que utilizó en el hecho.

Fue imputado ayer como autor del delito de homicidio simple, mientras se cumplen las diversas medidas probatorias solicitadas por el fiscal penal Gonzalo Vega, interino en la Fiscalía de la Unidad de Graves Atentados de Tartagal.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...