Lo que enseñaron y lo que dejaron en el recuerdo, vale decirles: “Feliz día papá”

 


El día del Padre, se vive este domingo de una manera diferente. Algunos los tienen cerca y tendrán la posibilidad de visitarlos, otros no se animan y temen llevarle algún contagio, así los llamarán o irán en grupos de reducidos verlos. Y otros los mantienen en el recuerdo. 
Durante esta semana desde el Facebook de El Tribuno, se buscó conocer las enseñanzas y recuerdos que dejan o dejaron los papás. La mayoría de nuestros lectores destacaron los valores que dejaron los “viejos”. 
Carmen Lucero recordó que su papá le enseñó buenos valores, pero que además le dio todo lo que pudo con sacrificio. 
“Respeto, educación, a salir siempre adelante. La lista es interminable”, expresó Javier Cardozo. 
Ro Ruski, fan destacada de la página de Facebook del diario expresó que sin dudas, la mejor enseñanza de su papá fue el ser humilde. “No hay que creerse más que nadie y respetar a los demás”, afirmó.
“A trabajar incansablemente”, contó Rocío Serapio, igual que Caro Zotelo que destacó el valor de la solidaridad y un dicho que resuena en su memoria: “todo lo que damos de corazón, nos vuelve de alguna forma”. 
Patricia Alvarado también es de la hijas que aprendió de su padre la responsabilidad con el trabajo, su valor y a ganar el pan dignamente.
Diego Pablo Ríos no pudo callar y expresó en mayúsculas que su viejo era su ídolo. “Me enseñó a laburar y a poner el pecho siempre”, expresó. 
El amor por la familia fue la guía de vida que recibieron Sergio Manzara y Ernesto Cendra de sus padres, mientras que Mar Castillo destacó ese amor por folclore y el gauchaje que le heredó su padre. “Teniendo tan solo tres año me enseñó a andar a caballo, a desfilar y para mí es lo más hermoso del mundo. Se lo agradezco de corazón a mi viejo”, dijo. 

En los recuerdos
En los memorias de nuestros lectores, las buenas experiencias con los papás, incluyen hasta comer pizzas en el mercado San Miguel, a escondidas de las mamis. 
Dario Carrique no dudó en contar los tiempos en que su papá lo llevaba junto a sus hermanos al mercado, y mientras charlaba con sus amigos, comían pizzas y empanadas sin control. 
“El mejor recuerdo de él es de las fiestas. Eran los momentos más lindos, verlo bailar, hacer monadas junto a mi mamá. Ahora recordarlo me lleva a las lágrimas porque se fue, pero lo llevo presente cada día de mi vida”, expresó Silvana Pastrana. 
Rommy Aleman destacó que su papá siempre les enseñó a ser súper independientes. “Impulsándonos estudiar como sea, mientras chismeábamos tomando mate”, agregó.
Sergio Quinteros también tiene sus recuerdos. Estos son en el río Bermejo, donde iba a pescar con su papá y se quedaba charlando hasta la madrugada, pendientes de la caña. Rosita Chacón, también recordó las charlas profundas con su papá, los cuentos de miedo, sus expresiones y la caligrafía cuando mandaba cartas. Sin olvidar su pasión por la lectura. 
Otro amigo de la lectura fue el papá de Elizabet Vázquez que le enseñó a leer con el diario. “En esa época tenía una sección de cine con fotos y yo intentaba leer las letras chicas deletreando, y le preguntaba cuando no me salía. Aprendí a leer de corrido gracias a mi papá”, recordó. 
Y entre los mejores cocineros, está el papá de Sergio Daniel Renfiges, que hace los mejores almuerzos junto a la familia todos los domingos. 
Sin duda, estos papás y muchos otros hicieron su siembra y hoy recogen los frutos que les da la vida. Para algunos, está solo el recuerdo, pero vivirán con raíces firmes este nuevo rol que decidieron tener, y lo mejor de todo con la experiencia y el valor de saber de qué se trata ser papá y cómo ser todavía mejores. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de vida-y-tendencia

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...